panorama

Si la tendencia actual se mantiene, la UE no alcanzará el 20% de renovables en 2020

0
El consumo de energía renovable en la Unión Europea creció un 0,5% en 2017 respecto al año anterior, según un informe estimativo que acaba de dar a conocer EurObserv´ER. Si bien este porcentaje es superior al logrado en 2016, el consorcio advierte que la tendencia actual es insuficiente para que la Unión Europea logre su objetivo común de un 20% para 2020. Para lograrlo, haría falta que el consumo de renovables aumentara a un ritmo anual del 0,8%. 

Si la tendencia actual se mantiene, la UE no alcanzará el 20% de renovables en 2020

De acuerdo con EurObserv´ER, 11 Estados miembros han alcanzado ya sus metas para 2020. Son los mismos países citados en un informe similar del año pasado: Suecia, Finlandia, Dinamarca, Croacia, Estonia, Lituania, Rumania, Bulgaria, Italia, la República Checa y Hungría. Otros cuatro países han logrado más del 90%: Austria, Letonia, Portugal y Grecia. El resto, España incluida (86,3% actualmente), van retrasados en sus trayectorias; en algunos de ellos la aportación de las renovables incluso disminuyó en 2017, debido a un mayor aumento en su consumo final de energía. 



EurObserv´ER indica que esta tendencia muestra que a medida que la trayectoria se vuelve más empinada, los Estados miembros deben mantener sus esfuerzos para alcanzar el objetivo vinculante para 2020. 


Las cifras
La Directiva 2009/28 estipula que los Estados miembros deben alcanzar una participación global del 20% de energía renovable en el consumo final bruto de energía en Europa, y para lograrlo, cada país tiene unos objetivos individuales vinculantes. EurObserv’ER, que supervisa la trayectoria hacia estos objetivos, indica que la proporción de energía renovable en el consumo final  bruto de energía de la Unión Europea aumentó hasta el 17,5% en 2017 desde su nivel de 2016 del 17,0%. En concreto, se incrementó en 7,5 Mtep (millones de toneladas de petróleo equivalentes), pasando de 195,3 a 203 Mtep.



El aumento se debe, fundamentalmente, a una mayor contribución de la electricidad renovable, que aportó 4,1 Mtep más que en 2016 (energía hidroeléctrica incluída). Con 3,1 Mtep, la eólica fue la que más aportó,  seguida de la fotovoltaica (0,7 Mtep) y la bioenergía (0.3 Mtep). 



El calor renovable tuvo una menor contribución. En 2017 creció en 2,2 Mtep, con una contribución total de 101,5 Mtep. La biomasa sólida supuso la mitad de esta cifra (1.1 Mtep), mientras que las bombas de calor proporcionaron 560 ktep adicionales. Esto confirma la tendencia creciente hacia la electrificación de la climatización, subraya EurObserv´ER.



En el transporte, los biocombustibles que cumplen con los criterios de sostenibilidad también hicieron una aportación positiva, al agregar 1,2 Mtep, para un total de 15,2 Mtep. 



Sumadas renovables y convencionales, el consumo final bruto de energía en la Unión Europea continuó aumentando en 2017. Se incrementó en 14,3 Mtep (1,2%) sobre su nivel de 2016 para alcanzar 1.162,8 Mtep en 2017. 


Porcentaje de energía renovable en el consumo final total de energía





Añadir un comentario