panorama

2
El Gobierno de España difundió ayer un comunicado de prensa según el cual nuestro Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente organiza esta semana un taller en Uruguay para dar a conocer "las principales actividades que está realizando la Agencia Internacional de las Energías Renovables". Se da la paradójica circunstancia de que el Gobierno de España decidió retirarse del consejo que gestiona esa agencia hace ya más de un año. Energías Renovables aprovecha la recta final del curso para darle un repaso a la política energética. [En la imagen, una barrera flotante desplegada para frenar un vertido de hidrocarburos].
Repaso de fin de curso

En solo cien días -los cien primeros días de gobierno-, el Ejecutivo Rajoy suspendió la política de ayudas a las energías renovables, vigente en España durante una década y elogiada en varias ocasiones por la Comisión Europea, anunció una inversión multimillonaria (más de 700 millones de euros, M€) con destino a un cementerio (nuclear en Villar de Cañas), dijo que acabaría con el déficit de tarifa (el agujero ha crecido en 9.000 M€ en los años 2012 y 2013) y decidió abrir la espita del gas y del petróleo en las islas Canarias (donde están a punto de comenzar las prospecciones de Repsol). Desde entonces, desde aquel mes de abril de 2012 en el que hiciéramos balance de esos cien primeros días de Gobierno Rajoy, han transcurrido casi dos años y medio, período durante el cual el Ejecutivo le ha recortado los ingresos a todas las instalaciones de generación de energía renovable (a la par que incrementaba los pagos a las cinco grandes eléctricas -el oligopolio- por conceptos como la distribución), ha mantenido y mantiene secuestrado el autoconsumo (cuya regulación lleva más de dos años de retraso) y ha decidido salir, como se dijo, del Consejo de la Agencia Internacional de las Energías Renovables (Irena).

Un taller en Montevideo
Eso sí: el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) imparte hoy su magisterio -en materia de energías renovables- en un taller en Montevideo (Uruguay). El taller -informa el Ministerio- lo organizan concretamente la Oficina Española de Cambio Climático y el Centro de Formación de la Cooperación Española. Según la nota difundida por el Gobierno, este encuentro, en el que participan representantes de ministerios de energía y de medio ambiente de 19 países iberoamericanos, "permitirá conocer las principales actividades que [en materia de mitigación del cambio climático mediante energías renovables] está realizando la Agencia Internacional de las Energías Renovables (Irena)". Lo que no dice la nota del Gobierno es que el Ejecutivo que preside Rajoy decidió no renovar su puesto en el consejo que gestiona Irena hace ya más de un año, en enero de 2013, pese a que su pertenencia a ese órgano no implicaba desembolso económico alguno y sí podía, sin embargo, reforzar la presencia española en la escena renovable multinacional. Irena se constituyó en 2009 gracias al impulso de una serie de países, entre los que en ese momento figuraba España.

Sin rubor
Pero volvamos al curso: el objetivo del mismo -insiste sin rubor alguno la nota difundida por el Ministerio- "es apoyar la mitigación del cambio climático en la región a través de acciones en el sector de las energías renovables, con especial énfasis en el sector eólico y solar fotovoltaico" (FV). Y aquí llegamos a otra formidable paradoja: porque paradójico y mucho es que sea el Ejecutivo Rajoy el que viaje al Cono Sur a dar clases sobre cómo combatir el cambio climático con energía eólica o solar. Desde que llegara Mariano Rajoy a La Moncloa, en España solo se han enchufado 1.285 megavatios eólicos (años 2012 y 2013, según el último balance publicado por la patronal del sector, que explica que la mayoría de ellos ya venían de camino y que el horizonte eólico 2014 está próximo a cero). Es decir, que, en apenas treinta meses de gobierno, el Ejecutivo Rajoy ha paralizado casi por completo un sector que, hasta hace apenas un trienio, era emblema de la Marca España y motivo de comentarios de Barack Obama. En cuanto a la solar, tres cuartos de lo mismo. Según datos de la Unión Española Fotovoltaica, "mientras que en 2011 el sector superaba los 12.000 puestos de trabajo, a mediados de 2013 el sector ronda los 7.500 empleos", decía UNEF hace casi exactamente doce meses.

El Gran Hermano bicéfalo
Más aún: "hasta hace dos años -explicaba UNEF- había más de 50 empresas con fábricas en España de silicio de grado solar, obleas, células, módulos, inversores y seguidores, de modo que se cubrían todos los eslabones de la cadena de valor de la tecnología". Pues bien -concluía la patronal de la FV-, "en la actualidad, un 90% de los fabricantes de módulos y de sus componentes ha cerrado, está en concurso de acreedores o en procesos de ajuste laboral". ¿Motivo? La estrategia de estrangulamiento del sector: una estrategia que -según denunciaba y denuncia UNEF- no solo se ha materializado en la eliminación de las primas a las instalaciones nuevas (los kilovatios limpios FV deben competir ahora en el mercado con los kilovatios sucios -con los atómicos o los de gas natural y CO2- en igualdad de condiciones), sino que ha supuesto -para las instalaciones FV existentes- recortes en sus ingresos de hasta más del 40%. Es decir, que el Gran Hermano bicéfalo -Soria/Nadal- no solo ha intervenido pro futuro como cualquier legislador -que legisla hoy para que la ley entre en vigor a partir de mañana- sino que ha legislado también marcha atrás, reescribiendo la historia.

Del autoconsumo
La deriva totalitaria del Gran Hermano iluminado -ese que prometió abortar definitivamente el déficit de tarifa y ha acabado pariendo un agujero de 9.000 millones de euros en solo dos años- lleva treinta meses expresándose en toda su crudeza en el mercado, cada vez más tocado por una suerte de varita esquizofrénica liberal-estalinista de intervención total: pro futuro y marcha atrás. Deriva totalitaria, sí, que en dos años y medio de gobierno ha eliminado la prima a futuro, ha reescrito la historia pasada -con reales decretos, retroactivos, que violan principios que son fundamentales en cualquier Estado de Derecho, como la seguridad jurídica- y que, además, está intentando cegar la única salida que le quedaba al sector: el autoconsumo, secuestrado desde hace más de dos años. Porque da la sensación de que, una vez impuesto el nuevo "orden" puertas afuera, el bicéfalo -ese que ha parido en sus dos primeros años de ejercicio el peor déficit energético jamás registrado en España en un bienio- quiere ahora meterse en casa (en las instalaciones domésticas que son pensadas no más que para consumir puertas adentro los kilovatios que generan en la azotea). ¿La cuestión? Pues que, como no acaba de encontrar la clave, el Gran Hermano de la luz ha decidido mantener secuestrado en el útero al autoconsumo.

¿Cómo?
Pues de dos maneras. Uno: traicionando la letra de la ley, que decía que había un plazo para regularlo (el plazo expiraba en abril de 2012, por lo que llevamos acumulados más de dos años de retraso). Y dos: amenazando, por otra parte, con un proyecto de real decreto -que sigue perdido en algún cajón del ministerio-, pero que fue publicado a bombo y platillo -como aviso para navegantes- e incluye gravosos impuestos para las futuras instalaciones de autoconsumo, lo cual ha paralizado casi por completo el mercado. Más aún: el proyecto amenaza con sanciones multimillonarias a los que no revelen sus instalaciones de autoconsumo que, aunque hayan sido ejecutadas antes de la entrada en vigor de la norma, también se verán obligadas a pagar impuestos. ¿Conclusión? Efecto disuasorio que se está haciendo sentir sobremanera, y que está propiciando que las instalaciones de autoconsumo que están viendo la luz en estos meses sean muchas menos de las que podían ser. Eso sí: ayer el Gobierno de España difundía una nota de prensa que titulaba "El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente apoya las acciones de mitigación del cambio climático en el sector de las energías renovables... [eso sí, las apoya] en Iberoamérica"

Añadir un comentario
canefen canefen s.l
Hay que tener muy poca vergüenza para gastar dinero público en un viaje a Montevideo solo para hacer el paripé. Por cierto me gustaría saber quien son los expertos del gobierno que organiza este taller, porque no creo que sean los asesores de Soria (Endesa, Iberdrola, Gas natural, e.on, E.D.P), ya que estos están muy ocupados cargándose el País.
F.Ramirez
Despues de esta exposición tan clara y concreta de despropositos energeticos llevados a cabo por el desgobierno del sr. Rajoy, NO PASARA NADA. Llegaran dias de elecciones y cual corderillos y como atraidos por una fuerza hipnotica meteremos la papeleta de la gaviota azul en la urna. Por que en el fondo nos gusta sentir la piedrecita dentro del zapato. Recordad la cita, "Por sus hechos los reconocereis", pues bien aqui estan sus hechos y sus logros, de nosotros depende que sigan o no hipotecando nuestro pais. No se si Podemos o no Podemos, pero lo que queda claro es que DEBEMOS.