panorama

El ministro Cañete se reúne con el Consejo Nacional del Clima

Los presupuestos generales del estado destinan un 0,08% a la lucha contra el cambio climático

0
El Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, presidió ayer el plenario del Consejo Nacional del Clima (CNC), órgano "consultivo" integrado por representantes de todas las comunidades autónomas, organizaciones no gubernamentales (ONGs), sindicatos, patronales empresariales, asociaciones de consumidores y usuarios y expertos. Según los ecologistas, el cambio climático es la partida que más recorte soporta en el proyecto de presupuestos generales del estado: un 48% menos.
Los presupuestos generales del estado destinan un 0,08% a la lucha contra el cambio climático

El ministro Arias Cañete se ha comprometido a convocar el Consejo Nacional del Clima (CNC) dos veces al año y a crear un "grupo de trabajo específico a nivel técnico" con representantes de las comunidades autónomas y de la Oficina Española de Cambio Climático para "territorializar los objetivos de reducción" de emisiones. En ese sentido, el ministro ha invitado a los representantes del CNC a que presenten sus observaciones respecto a esa "posible territorialización de objetivos de reducción de emisiones y, en su caso, el modo o criterios para hacerlo, para que podamos seguir avanzando en el objetivo de España de conseguir una reducción del 10% de sus emisiones e respecto de las de 2005". El ministerio considera que el reparto de objetivos entre las comunidades autónomas puede basarse en diferentes factores: población, renta per capita, potencial o costes de abatimiento, etc.

Territorializar el humo. O sectorializarlo
Según los datos del ministerio, las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) ascendieron en 2010 a 355.879,71 kilotoneladas de CO2 equivalente (355,9 Mt CO2eq), lo que supone un descenso del 2,8% con respecto al año anterior. Los sectores más emisores son el trasporte, que emite el 25,69% del total de GEI; seguido por las industrias del sector energético, con un 20,35%; la combustión en industrias manufactureras y la construcción, con el 17,82%; la agricultura, con un 11,24%; los procesos industriales, con el 7,87%; el sector residencial comercial e institucional, con el 7,1%; y los residuos, con el 4,24%. Según el ministerio, "la territorialización de objetivos que se pudiera plantear debería limitarse a estos sectores". Naciones Unidas ha decidido que en 2013 se inicie un segundo periodo de compromiso del Protocolo de Kioto, "lo que comportará el establecimiento de un objetivo nacional global que incluye todos los sectores para España", según el ministerio.

El 2,7% del total de los presupuestos
Por otro lado, las cinco grandes organizaciones ecologistas de España –Amigos de la Tierra, Greenpeace, SEO/BirdLife, WWF y Ecologistas en Acción– acaban de difundir un comunicado conjunto en el que denuncian que la protección del medio ambiente es "una vez más la gran olvidada en los presupuestos generales del estado". Según los ecologistas, "las partidas directamente relacionadas con la preservación ambiental previstas por el gobierno sufren un recorte del 21%, pasando de 2.258 millones de euros en 2011 a 1.789 millones este año" (el recorte medio del gasto de los ministerios es del 16,9%). Así las cuentas, las cinco oenegés señalan que solo el 2,7% del gasto previsto de los ministerios va a medio ambiente.

Ladrillo y más cemento no, por favor
En su comunicado conjunto, los ecologistas consideran que "esta marginación de la actuación ambiental por parte del estado entra en grave contradicción con los importantes desafíos del cambio climático". Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF señalan no obstante que esperan una "mejora sustancial" de los presupuestos generales del estado (PGE) durante su trámite parlamentario e instan al ejecutivo a gastar "estos muy pocos recursos económicos en inversiones realmente beneficiosas para el medio ambiente, investigación y proyectos piloto (...) y no en infraestructuras y obras muy a menudo dañinas para el entorno". El apunte no parece baladí: según el gobierno, las inversiones del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente alcanzan los 739,68 millones de euros, que serán "destinadas mayoritariamente a infraestructuras hidráulicas". Arias Cañete es autor de la famosa frase "esto sale por cojones", pronunciada en el año 2000 y referida al trasvase del Ebro que incluía el entonces Plan Hidrológico Nacional del Partido Popular, faraónica obra que consistía en construir una infraestructura de más de mil kilómetros de tuberías y canales hormigonados entre la desembocadura del Ebro y las estribaciones de la provincia de Almería (escúchese la famosa parrafada aquí). 

Cambio climático
Las cinco organizaciones ecologistas denuncian que es precisamente la prevención de la contaminación y el cambio climático la partida que más recorte soporta en el proyecto, "pasando de 101 millones de euros en 2011 a 53 millones en 2012, ¡un 48% menos!". Según los cinco firmantes, "esto representa un ridículo 0,08% del gasto de los ministerios: parece que, cuanto mayor es el problema, menos recursos económicos se le dedica". Y es que los ecologistas consideran que la lucha contra el cambio climático "es el reto más importante que tiene la humanidad frente a sí". En España, concretamente –apuntan–, "los impactos del calentamiento global ya son evidentes e irán incrementándose, provocando graves pérdidas económicas a sectores como el turismo o la agricultura. Los recientes incendios forestales, así como la actual sequía, son una muestra de la repercusión económica que tiene y tendrá el cambio climático sobre nuestro país".

Los ecologistas señalan además que "tampoco se entiende un recorte del 38% a la protección y mejora del medio ambiente, de la que dependen asuntos tan importantes como la calidad del aire o la gestión de los residuos". En España se producen –señalan las cinco ONGs– 16.000 muertes prematuras al año por contaminación atmosférica, "por lo que apostar por una mejor calidad del aire repercute en un evidente ahorro en el gasto sanitario del país". Los ecologistas critican por fin las grandes inversiones, "muy negativas para el entorno", que propone el gobierno en los PGE, "en particular en materia energética, de transporte y de defensa". Así –concluye el comunicado– se anuncian por ejemplo inversiones en infraestructuras por valor de 11.368 millones de euros, mientras que las partidas de lucha contra el cambio climático o de protección de la biodiversidad, dos de los mayores impactos ambientales de estas infraestructuras, son "insignificantes a su lado".

Más información
www.magrama.es
www.ecologistasenaccion.org

Añadir un comentario