panorama

¿Las puertas giratorias de las renovables?

0
El gas (Naturgy, la compañía antes conocida como Gas Natural Fenosa) acaba de fichar a Jorge Barredo, el que ha sido durante ocho años presidente de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), asociación patronal que representa a unas 400 empresas (aproximadamente el 85%) del sector. El gas ha fichado a Barredo pues, y la patronal del automóvil, la todopoderosa Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), fichó hace apenas unas semanas al entonces presidente de la Asociación Empresarial Eólica (AEE), José López-Tafall.
¿Las puertas giratorias de las renovables?

Tafall, hoy director general de Anfac, ocupaba en febrero la presidencia rotatoria de la AEE (de la que ya fue presidente entre 2013 y 2015). La noticia llamó en su momento hasta cierto punto la atención, habida cuenta del perfil de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones, asociación que (1) se ha mostrado muy reacia a cualquier propuesta de transición hacia un modelo más sostenible de movilidad (Anfac criticó duramente a la ministra Ribera por la propuesta de creación de un impuesto al diésel que hizo el verano pasado la titular de la cartera de Transición Ecológica), y (2) ha llegado incluso a denunciar, lo hizo hace apenas unos meses, la Ley balear de Cambio Climático y Transición Energética, que proponía prohibir la venta de vehículos diésel a partir del año 2030 (Anfac finalmente desistió en su denuncia). “Estamos convencidos de que esta ley no es óptima para el medio ambiente, ni para la economía ni para la sociedad -dejó escrito entonces el vicepresidente de Anfac, Mario Armero-. Y no soy negacionista, creo en la lucha contra el cambio climático. No me malinterpreten”.

Negacionista o no -juzgue el lector-, Armero puso fin a su etapa como vicepresidente de Anfac el pasado mes de octubre. Y la asociación lo sustituyó en febrero por José López Tafall, un hombre del sector eólico al que la transición ecológica le suena más familiar que al vicepresidente que aseguraba no ser negacionista. Habrá que ver con qué fin ficha la patronal del automóvil a un experto en regulación, que ese es el cargo que ha desempeñado Tafall en Acciona -director de Asuntos Regulatorios- durante los últimos diez años.

Pues bien, a la llegada del presidente de la patronal eólica al sector del automóvil se suma ahora el desembarco en el sector del gas del hasta hace apenas unas semanas presidente de la patronal fotovoltaica, Jorge Barredo, un ingeniero naval que fundó en 2005 una empresa dedicada al mercado fotovoltaico. La empresa en cuestión hizo fortuna al calor del bum de la fotovoltaica en España, pasó a denominarse en 2008 Gestamp Solar y, tras la entrada de fondos de inversión, se rebautizó como X-Elio. Barredo fue nombrado CEO de X-Elio en 2015 y posteriormente, en 2019, presidente de dicha compañía. En el ínterin, concretamente en el año 2012, alcanzó la presidencia de la asociación empresarial UNEF, cargo que ocupó, durante ocho años, hasta el pasado 1 de abril. Barredo se ocupará en Naturgy de dirigir la recién creada Unidad de Renovables, Innovación y Nuevos Negocios.

En el breve lapso de dos meses, pues, los presidentes de dos de las asociaciones empresariales clave (AEE y UNEF) del sector renovable español (presidentes) han desembarcado en dos entidades íntimamente vinculadas a la economía de los combustibles fósiles y el CO2, la gran patronal nacional del automóvil (España es el segundo fabricante europeo, solo por detrás de Alemania) y la empresa emblema del gas natural en este país, la igualmente cuasi todopoderosa Naturgy, que, aunque está diversificando su cartera de activos (construyendo parques eólicos, por ejemplo, por aquello de no tener todos los huevos en la misma cesta) sigue apostando con fuerza por su producto marca, el gas (Naturgy cerró hace solo unos meses la adquisición del 34,05% de Medgaz, la compañía que gestiona el gasoducto que une Argelia con España).

¿Por qué el sector de los combustibles fósiles está fichando como lo está haciendo? ¿Con el fin de rebajar perfiles demasiado afilados quizá para los tiempos que corren (perfiles como el del "no negacionista" Armero)? ¿Con el fin de mejorar su imagen, de limar asperezas, de afinar su discurso, de aproximarse a una administración ahora muy lejos del negacionismo de sus antecesores? ¿En aras de una mejor comprensión del fenómeno de la transición energética? ¿Para avanzar en esa dirección, conscientes de que no hay otra salida? ¿...? Sea como fuere, no deja de ser llamativo el hecho de que, en apenas unas semanas, los dos presidentes de las dos patronales sectoriales más poderosas del sector renovable nacional hayan sido fichados por la empresa top 1 del gas en España y por la todopoderosa patronal nacional del automóvil. Crónica, en tiempos de transición y coronavirus.

Artículos relacionados
Naturgy produce más del 60% de su electricidad con combustibles fósiles

Añadir un comentario