panorama

0
Lo ha dicho el jefe del departamento de Marco Regulatorio y Estrategia Corporativa para la Transición Energética del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, Hugo Lucas. Lo ha hecho durante la jornada «Energía colaborativa: una alternativa viable», que ha sido organizada por Madrid Foro Empresarial, en colaboración con el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat). El otro mensaje clave del día -íntimamente ligado al primero- lo ha enunciado la jefa de la División de Energías Renovables del Ciemat, Mercedes Ballesteros: la transición hacia una energía cien por cien "limpia, sostenible e inagotable" -ha dicho- va a necesitar de "una gran aportación de la ciudadanía".
La transición energética no será posible sin un consumidor bien informado

La ciudadanía como protagonista, sí, pero una ciudadanía informada. Es, quizá, la síntesis de la jornada «Energía colaborativa: una alternativa viable». Madrid Foro Empresarial organizó el jueves pasado, con la colaboración del Ciemat, la jornada en cuestión. La presentación de la misma ha corrido a cargo de la jefa de la división de Energías Renovables del Ciemat, Mercedes Ballesteros, cuya intervención ha servido para centrar el contenido de la sesión, en la que han participado también representantes de varios ayuntamientos, así como de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), Iberdrola y la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

La jefa de la División de Energías Renovables del Ciemat, Ballesteros, ha abierto la jornada. Lo ha hecho tras la bienvenida ofrecida por el presidente de Madrid Foro Empresarial, Hilario Alfaro, y el director de Madrid Deusto Business School, Iñaki Ortega. Ballesteros ha enmarcado el leit motiv de la jornada con dos pinceladas: (1) la transición hacia una energía cien por cien "limpia, sostenible e inagotable" va a necesitar de "una gran aportación de la ciudadanía"; y (2) "aunque el consumo colaborativo en general no es algo nuevo, la digitalización ha conseguido transformarlo”. Tras la introducción del tema, han ido sucediéndose los ponentes.

El jefe del departamento de Marco Regulatorio y Estrategia Corporativa para la Transición Energética del IDAE, Hugo Lucas, ha hablado sobre políticas y medidas en el marco del papel proactivo del ciudadano en la transición energética española. En este sentido, el responsable de Regulación del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía ha recordado una serie de datos que corroboran que “la transición energética ya ha llegado”, como indica el hecho -ha dicho- de que, en 2013, hubiera 4.000 vehículos eléctricos en el mundo, mientras que, en 2016, ya se contabilizaban dos millones. Lucas se ha aventurado a anticipar que “España podría alcanzar los 4,5 millones de vehículos eléctricos en 2030”.

Tres actores
El responsable del departamento de Estrategia Corporativa para la Transición Energética del IDAE ha admitido en todo caso que se trata de un proceso -el de la transición energética- en el que “los reguladores vamos por detrás de los desarrollos tecnológicos”, si bien ha insistido en que ahora mismo, desde las administraciones se trabaja por avanzar a buen ritmo. Eso sí: Lucas ha recalcado que “el papel del ciudadano en la transición energética sostenible se sustenta en tres actores: ayuntamientos, corporaciones y ciudadanos”.

Al final -ha señalado Lucas-, todos somos consumidores, porque “igual que 12 de las 35 empresas del IBEX tienen contratada energía 100% renovable, también los ciudadanos lo hacemos, yo mismo consumo energía 100% renovable”, ha dicho. Más aún: en Europa -ha añadido-, funcionan 1.250 cooperativas de energías renovables "que representan a un millón de personas". Eso sí -ha reconocido-, aunque la transición es algo "que ya está pasando hoy, se necesita más divulgación", porque el miedo del consumidor al cambio de modelo "se combate con información”. De hecho -ha concluido-, “el cambio no será posible sin un consumidor bien informado”.

Para ahondar en la participación de los municipios como motor del cambio energético, la Jornada ha contado con las intervenciones del concejal de Participación Ciudadana, Transparencia y Nuevas Tecnologías del Ayuntamiento de Alpedrete, José Antonio Alfonso, y del director del Servicio del Área de Ciudad Sostenible y Territorio, del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid, Rodrigo Irurzun.

El consistorio de Alpedrete, en la Sierra de Madrid, está aplicando herramientas para generar certidumbre -ha dicho Alfonso-, por ejemplo, “con bonificaciones - que oscilan entre el 5% y el 10%- a las instalaciones fotovoltaicas en el ámbito doméstico con una potencia inferior a diez kilovatios”. El edil del municipio serrano ha recalcado además que uno de los Consejos Ciudadanos más activos de la localidad (con 54 miembros) es el de Medio Ambiente. El mapa solar capaz de identificar los consumos de los edificios de la localidad y un programa específico para la promoción de la eficiencia energética en los centros educativos son otras de las herramientas puestas a disposición de los alpedreteños.

Transición energética ciudadana
El representante del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid Rodrigo Irurzun ha repasado los números más gruesos del sector energético nacional: “en España el sector energético factura entre el 15% y el 20% del PIB, y entre las 20 primeras empresas, alrededor de la mitad pertenecen a ese sector, petroleras, gasistas, o generadoras de electricidad". A continuación, Irurzun ha señalado que, "si queremos transitar hacia otro modelo energético y social, necesitamos reducir nuestro consumo de energía en un 25% ó 30%, y reducir drásticamente el consumo de energías de origen fósil. A nivel de ciudadanía -ha concluido- tenemos que empoderarnos: a la transición energética hay que ponerle de apellido ciudadana”.

Entre los temas tratados tampoco ha faltado la figura del consumidor como parte activa del mercado energético. Sobre ese papel ha disertado Cayetana Crespo, del departamento de Productos y Servicios de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Para Crespo, los ciudadanos “están todavía muy lejos de conocer que ellos pueden ser prosumidores (productores-consumidores)”. La representante de la OCU ha recordado las oportunidades que ofrecen las redes de calor en materia de energía colaborativa. Crespo ha mencionado las iniciativas de compra colectiva de biomasa que lleva a cabo la OCU, organización no gubernamental que también reclama "más información para los usuarios".

Los autoconsumidores generan valor para el sistema
Para la responsable de Política Energética de la Unión Española Fotovoltaica, Aída González, “la solar va a tener un papel esencial en la energía colaborativa”. González ha recordado que “otros países están muchísimo más avanzados en esta materia porque su legislación se lo permite”. Para ilustrar el nivel de desarrollo en otros territorios, la representante de UNEF se ha referido a proyectos de compra-venta de energía renovable entre pequeños productores; a la gestión activa de la demanda; las redes virtuales de autoconsumo compartido, o la financiación de proyectos renovables entre comunidades. Todas ellas actividades en las que “los autoconsumidores generan valor para ellos mismos y para el sistema”.

El director de Servicios Energéticos de Iberdrola, Luis Gutiérrez Ochoa, ha reivindicado el papel de las grandes eléctricas en la transición hacia ese modelo energético, “porque no se puede dejar de lado a las grandes compañías que tienen millones de clientes”. Para Gutiérrez Ochoa, la clave está en pensar en las 8.760 horas del año. Iberdrola trabaja en proyectos de autoconsumo colectivo “para bloques de viviendas, polígonos comerciales y urbanizaciones”, algo que supone “un reto” para la compañía, porque se trata de “instalaciones que incorporan diferentes curvas de carga y varias modalidades”, aunque todavía “estamos a la espera de la regulación definitiva”, ha dicho el directivo.

Sobre Madrid Foro Empresarial
Madrid Foro Empresarial se define como un espacio de reflexión intelectual de la comunidad empresarial sobre todas aquellas materias y asuntos que afectan, de forma directa o indirecta, a los intereses de los empresarios madrileños, articulando los resultados de dicha deliberación en propuestas concretas dirigidas a las administraciones públicas, partidos políticos, instituciones y otros grupos de interés, a fin de poder ser incorporadas en sus propios ámbitos de actuación y decisión. Madrid Foro Empresarial, que tiene su sede en Deusto Business School, es una organización que se financia exclusivamente de las cuotas de sus socios y en sus estatutos prohíbe aceptar subvenciones y fondos de formación. 

Añadir un comentario