panorama

La ciudadanía europea considera que el cambio climático debe ser "la primera prioridad del EuroParlamento"

5
El último Eurobarómetro que ha publicado la Unión Europea revela que, por primera vez, la ciudadanía de la UE sitúa el cambio climático como su mayor preocupación. La encuesta fue realizada en octubre de 2019 por el Parlamento Europeo (PE). En el sondeo anterior a las elecciones europeas de mayo, el cambio climático ya era uno de los principales "motivos para votar", especialmente para los más jóvenes, pero esta vez es la primera en que los ciudadanos lo sitúan a la cabeza de la lista de prioridades. Otro de los hallazgos destacados es que "seis de cada diez europeos creen que las protestas juveniles tienen impacto en la política medioambiental".

La ciudadanía europea considera que el cambio climático debe ser "la primera prioridad del EuroParlamento"

"Combatir el cambio climático -informa el PE- y preservar nuestro medio ambiente, nuestros océanos y la biodiversidad debe ser la principal prioridad para el Parlamento Europeo". Es la gran conclusión que arroja el último Eurobarómetro que ha impulsado la UE. En el caso concreto de España, los ciudadanos priorizan la lucha contra la exclusión social y la pobreza (39% de los encuestados), mientras que el cambio climático se sitúa en tercera posición (36%), superado por el combate contra el desempleo juvenil y lograr el pleno empleo (38%). En el resto de Europa, una media del 32% sitúa la lucha contra el cambio climático como la "principal preocupación", con las cifras más altas en Suecia (62%), Dinamarca (50%) y Holanda (46%).

El Eurobarómetro también pregunta a los encuestados qué aspecto, dentro de los asuntos medioambientales, es "el más urgente". Pues bien, una mayoría de los encuestados (el 52%, que sube al 67% en España) considera que es el cambio climático, seguido por la contaminación atmosférica (35%), la contaminación marina (31%), la deforestación y el creciente aumento de los residuos (ambos con 28%).

David Sassoli, presidente del Parlamento Europeo: “la encuesta demuestra muy claramente que los europeos quieren que la UE actúe en la lucha contra el cambio climático. Justo la semana pasada, el Parlamento Europeo aprobó una resolución que declara una emergencia medioambiental y climática en Europa y a nivel global. Estamos escuchando a nuestros ciudadanos y destacando la necesidad de moverse de las palabras a los hechos” (Sassoli viajará a Madrid para asistir a la inauguración de la vigésima sesión de la Conferencia de las Partes de la Convención de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, CoP25)

Protestas juveniles
El Eurobarómetro también destaca las protestas juveniles que se han sucedido a lo largo de los últimos meses en todo el mundo, movilizaciones que están urgiendo a los poderes públicos para que aceleren en la lucha contra el cambio climático. En ese sentido, este nuevo Eurobarómetro muestra que seis de cada diez europeos creen que estas manifestaciones tienen un impacto directo sobre la política tanto a nivel europeo como en cada uno de los Estados miembros. En el caso de España, las cifras son similares: 60% creen que tiene efecto a nivel comunitario UE y 58% en nuestro país. Los irlandeses (74%), suecos (71%) y chipriotas (70%) son los más convencidos de que estas protestas dan paso a medidas políticas a nivel europeo, mientras que los que menos confían en ello son los checos (42%) y los británicos (47%).

Contexto
Desde 1973, el Eurobarómetro ha medido las percepciones de los ciudadanos europeos y sus expectativas sobre la UE. La empresa de investigación Kantar ha recopilado los datos para esta encuesta, cuyo trabajo de campo se desarrolló entre los días 8 y el 22 de octubre de 2019 en los 28 Estados miembros de la UE. La muestra consta de 27.607 encuestados de más de 15 años que fueron entrevistados cara a cara para este informe. Los datos y el informe completo se publicarán el 10 de diciembre de 2019.

Eurobarómetro: Focus on climate change (en inglés)

Añadir un comentario
Miguel
Estimado Alfredo, no he puesto en duda cientos de miles de registros acumulados durante las últimas décadas. Me parece flojo que uses esa argumentación de algo que ni siquiera he mencionado. Todos los registros, datos y análisis de científicos son realmente importantes, incluso hasta cuando los datos no sean del todo precisos y los análisis puedan estar equivocados. Para eso está el modelo científico, para demostrarles que están equivocados. Si que he mencionado unos registros modificados con muy mala fe desde dentro del IPCC hace más de una década para crear campañas de alarmismo en la gente, y que por desgracia, el propio IPCC en ningún momento ha dado la cara ni pedido disculpas por ello. Esa gráfica modificada apareció en el informe para políticos del IPCC, la usó Al Gore en campañas similares a las de ahora, y también los mismos partidos políticos que ahora vuelven a la carga con sus campañas de alarma la utilizaron en su momento. O es que ya nadie recuerda a Al Gore en España, la compra de Zapatero de los libros de Al Gore y su distribución por las escuelas de este país. Por cierto Teresa Ribera ya andaba en esa época alarmado. Los medios de comunicación se han callado ante este escándalo del Caso Mann. ¿Alguien le ha explicado a esos niños que leyeron ese libro que esa gráfica estaba manipulada? Eso sí, una cosa son los datos que toman los científicos y sus análisis, para los cuales hay que aplicar el sosegado modelo científico, y otra cosa son las continuas campañas políticas llenas de alarmismo. Porque precisamente, esos mismos datos científicos no indican que estemos en una emergencia climática, ni que el planeta vaya a entrar en un punto sin retorno en 11 años, ni siquiera con la previsión de que en Asia van a seguir aumentando las emisiones de CO2 la próxima década.
Alfredo
No sé, igual están equivocados los miles de científicos, del IPCC, de la Organización Meteorológica Mundial, de centros de investigación de todo el mundo que llevan registrando durante las últimas décadas incrementos de emisiones de CO2, subidas del nivel del mar, la desaparición de los glaciares y el permafrost, la subida de la temperatura media del planeta... igual están equivocados, pero me queda la duda. Igual no lo están, ¿o no? Por lo demás, echar mano de Lovelock, Mann o Gore para poner en duda los cientos de miles de registros acumulados durante las últimas décadas me parece un poco flojo, ¿no?
Miguel
Estimado Jaume, este alarmismo es un déjà vu. En los años 80 había un alarmismo, superior al de hoy, sobre el calentamiento del planeta. Uno de los máximos alarmistas fue James Lovelock que pronosticaba que por estas fechas el planeta estaría ardiendo, y era muy evidente. Era seguido por infinidad de ecologistas como un mesías. Bien, en 2012, a los 92 años de edad, reconoció que se había equivocado y dijo que \"no sabemos lo que en realidad el clima está haciendo\". Ahora, en 2019, a los 100 años de edad dice que el peligro del planeta viene por los impactos de los asteroides. Hace poco más de una década, el embustero Al Gore iba en avión a todos los lados dando conferencias alarmistas para decir lo dañino que era el CO2, que iba a provocar una subida de la temperatura del planeta de 6 grados, sequías, huracanes, etc, y en 2019 debería estar poco más que el planeta destruido. Para crear la alarma usaba una gráfica, el famoso \"palo de stick\" de otro embustero llamado Michael Mann, que modificó los datos para crear la gráfica que él quería generar. Esta gráfica fue publicada por el IPCC. Ante la petición de otros científicos de los datos que dieron lugar a esta gráfica, se negó en rotundo, sabedor del fraude, evitando así aplicar el modelo científico que exige ser verificado por otros científicos. A día de hoy sigue sin dar los datos, a pesar de tener sentencias judiciales que se lo exigen. En su lugar, el señor Mann se dedica a escribir mensajes alarmistas y apocalípticos en Twitter, y bloqueando a quien cuestione lo que dice. ¡Menudo ejemplo de científico!. Cuando se destapó el escándalo del señor Mann, el conocido como climategate, y al ver que todas las predicciones habían fallado estrepitosamente, cambiaron las predicciones, y de 6 grados pasó a 2. Muchos científicos abandonaron el IPCC al considerar que ya no había alarma climática. Pues bien, ahora de repente se vuelve con la alarma y el punto de no retorno que antes se consideraba en 6 grados, ahora lo han bajado a 2 grados. ¡Qué forma más científica de hacer las cosas oiga! En Asia, los próximos años van a emitir más CO2 de lo que se deje de emitir en Europa, así, que en el caso de que fuese cierto que el planeta va a entrar a un estado sin retorno por la subida del CO2 en 11 años, tómese dos tilas, porque ya estaría condenado a la destrucción, pues en Asia non van a hacer nada por evitarlo. Puede estar tranquilo hasta entonces o bien estar atacado de los nervios, usted mismo. Puede que como el ciudadano que le he comentado antes, entre en una profunda depresión
Jaume
Contrataque negacionista. Ahora a contar lo que passa le llaman alarmismo. Negar les evidencias... a estas alturas...
Miguel
Todos los días machacando en todos los medios de comunicación que el mundo se va a acabar en pocos años por el cambio climático, que al final la gente se lo acaba creyendo y se preocupa. De todos modos, esa preocupación tiene fácil solución: Dejar de ver información en los medios de comunicación y redes sociales, tomarse una tila y ya está, problema resuelto. El otro día vi como a un ciudadano, fanático de la nueva religión del cambio climático, le había pegado un bajonazo, llegando casi a la depresión. El motivo es que tuvo un baño de realidad. Se enteró de que en China están construyendo tantas centrales de carbón como centrales hay en toda Europa. Lógicamente esas centrales se hacen para funcionar de 20 a 50 años, sino no se instalan. China suma unos 1.000 GW de potencia térmica de carbón. Luego, tanta alarma, tanta prisa por cerrar las térmicas de carbón y dejar de emitir CO2 en Europa para salvar al planeta, y al mismo tiempo, en Asia montando nuevas centrales para emitir más.