panorama

España logra superar el objetivo europeo en energías renovables para 2020

0
En 2020, la cuota de energía renovables se incrementó un 20,9 % con respecto al 2019, lo que supone superar en un 0,9% el objetivo marcado por la Unión Europea (UE) para ese año. España también cumplió la meta planteada para eficiencia energética en 2020, un año marcado por una participación récord de las tecnologías limpias en el mix de generación, la mayor de la historia.
España logra superar el objetivo europeo en energías renovables para 2020

Los datos han sido aportados esta mañana en el encuentro virtual organizado por Enerclub para presentar el Balance Energética 2020 y Perspectivas para 2021, que fue inaugurado por la Secretaria de Estado de Energía, Sara Aagasen, quien resaltó "la robustez y resiliencia" del sector energético "en momentos de gran dificultad" y la "participación histórica" de las tecnologías renovables en el mix de generación. "Hemos cumplido los objetivos marcados por la Unión Europea en el año 2020, tanto en renovables como en materia de eficiencia energética”, resaltó Aagasen.



La presentación del Balance corrió a cargo de Miriam Bueno, subdirectora general de Prospectiva, Estrategia y Normativa del Miteco. Bueno destacó que la demanda energética primaria disminuyó en 2020 un -13,3% respecto a 2019, el dato más bajo desde 1997. Esta reducción, explicó, se ha debido fundamentalmente a la menor actividad económica derivada del Covid-19, junto al incremento de la mayor participación renovable en el mix. 


La demanda energética final en 2020 se redujo un -13,6% respecto al año anterior, motivada también por la ralentización económica y la disminución del consumo de productos petrolíferos, entre otros, si bien subió un 9,5% en los usos no energético, debido, principalmente a la industria petroquímica. La intensidad energética primaria y final (sin incluir usos no energéticos) descendió en un -2,6% y en un -4,5% respectivamente, influenciada por la variación del PIB (-11%) y la reducción del consumo energético. 



Liderazgo de las energías limpias

Respecto a la energía primaria, las energías renovables representaron el 16,8% del mix (un 1,8% más que en 2019). El gas natural se redujo en un 9,7% respecto al año anterior, con una participación del 25,5%. Los productos petrolíferos cayeron un 19,3%, representando el 41,5% del mix, la energía nuclear se mantuvo estable, con un 13,9% de participación, y el carbón cayo un 59,1%, suponiendo el 1,8% del mix energético.

En conjunto, las renovables suministran el 43,1% de la electricidad, que se redujo en un 4%, con caídas del gas natural, el petróleo, el carbón y la nuclear. Gracias a ello, las emisiones der CO2 asociadas a la generación eléctrica disminuyeron un  27,9%. En la cesta renovalbes, la que mayor aportó fue la eólica, con el 49,8%, seguida por la hidroeléctrica (26,8%), y la solar fotovoltaica (13,8%), siendo esta última la que más ha incrementado la potencia instalada (+65% vs 2019).


Sobre el grado de cumplimiento del objetivo de renovables de la UE, Miriam Bueno señaló que en 2020 alcanzó el 20,9%, superando el objetivo para 2020. Se ha cumplido también el objetivo de eficiencia energética 20-20-20 respecto al consumo final de energía. 



Marina Serrano, presidenta de la Asociación de Emrpesas de Energía Eléctrica (Aeléc), explicó que los efectos de la pandemia han tenido un impacto desigual en los principales sectores de consumo eléctrico. Mientras que la demanda aumentó un 2% en el segmento doméstico, en servicios e industria cayó un 13% y un 9% respectivamente. Sin embargo, la potencia contratada aumentó en 2020, gracias a las contrataciones en el segmento doméstico e industrial, muy superiores a las caídas de los servicios. 



De acuerdo con Serrano, ahora "es el momento de incidir en medidas que permitan avanzar en el proceso de electrificación, especialmente en la movilidad y en los edificios, y potenciar el papel facilitador de las redes de distribución para integrar renovables y activar al consumidor".



Planificar bien para el futuro

Santiago Gómez, presidente de APPA Renovables, recalcó que el sector se encuentra en un “magnífico momento”, tras alcanzar la cifra récord del 43,6% de electricidad en España en 2020, y superar a la electricidad generada con los hidrocarburos a nivel europeo. Sin embargo, añadió, “es necesario contar con una planificación global de la Transición Energética, que impulse la adopción de renovables también en climatización y transporte, para alcanzar los objetivos a 2030”.



"La fuerte implantación de renovables debe anticiparse a los retos futuros", dijo Gómez, y advirtió que “habría que evitar desequilibrios entre el volumen de permisos de acceso y conexión y los objetivos de potencia, y adelantarse a posibles amenazas a la sostenibilidad económica, buscando la eficiencia de las inversiones”.

Juan Diego Díaz, presidente de la Asociación Empresarial Eólica (AEE), destacó que 2020 se instalaron 1.720 MW eólicos, un año "excelente" para la energía del viento, que produjo de 53.645 GWh, el 21,9% de la cobertura de demanda, posicionándose como la segunda tecnología del mix energético. Entre los retos del sector eólico para 2021, incidió en la necesidad de establecer las palancas adecuadas para reindustrializar la economía española y velar por los sectores industriales estratégicos con cadena de suministro propia, junto con la creación de la nueva industria (hibridación, almacenamiento, hidrógeno). 


En cuanto a la solar fotovoltaica, Rafael Benjumea, presidente de UNEF, subrayó la resiliencia mostrada por esta tecnología en 2020, el segundo mejor año histórico en potencia fotovoltaica instalada en suelo. Bejumea recordó que, "en ausencia de subastas, la nueva capacidad se desarrolló por iniciativa privada a través de PPAs". Para 2022-2023, se esperan los 2.034 MW adjudicados a la fotovoltaica en las últimas subastas. 



Respecto al autoconsumo,  indicó que éste creció un 30%, a pesar del Covid-19, y alcanzó su máximo histórico. El segmento doméstico representó un 19% de la nueva capacidad añadida en autoconsumo, frente al 10% en 2019. De acuerdo con Benjumea, ahora es imprescindible continuar avanzando en la futura estrategia nacional de autoconsumo.  



Otras tecnologías
En la presentación del Balance Energética 2020 y Perspectivas para 2021 también participaron Valentín González, vicepresidente de Acogen (cogeneración);  Ignacio Araluce, presidente del Foro Nuclear; Juan Antonio Carrillo, presidente de la asociación petrolera AOP; y Joan Batalla, presidente de Sedigas.

Valentín González dijo que "las subastas de cogeneración determinarán la evolución de la industria calorintensiva” y abogó por la descarbonización con gas renovable e hidrógeno para una industria competitiva. Ignacio Araluce subrayó que las centrales nucleares fueron la fuente que más electricidad aportaron al sistema eléctrico español en 2020, tras generar más de 22% de la electricidad consumida, y mostró su preocupación por el futuro y “la excesiva carga fiscal que sufre el parque nuclear”.



Juan Antonio Carrillo resaltó que la pandemia ha afectado de manera muy importante a la industria del refino y la distribución de productos petrolíferos y defendió que, cara al futuro, "la descarbonización del refino español es una oportunidad para salir más fuertes de la crisis a través del desarrollo de los ecocombustibles". Por su parte, Joan Batalla, aplaudió el avance regulatorio para la implementación de los gases renovables y el hidrógeno, así como la hoja de ruta del biometano y el biogás.

La clausura de la jornada estuvo a cargo de Cani Fernández, presidenta de la CNMC, quien aseguró que "este organismo tiene un papel fundamental en la transición energética hacia una economía competitiva y sostenible, con la configuración de un marco regulatorio adecuado que conjugue flexibilidad y seguridad". Durante 2021, añadió, se seguirán publicando circulares relativas a la actividad energética que “serán cruciales para atraer inversiones”. 


La presidenta de la CNMC concluyó señalando que la transformación energética será muy exigente en cuanto a cambios regulatorios, derivados del Green Deal y otras estrategias, como los nuevos marcos energéticos europeos. Estos cambios normativos afectarán a todos los actores, pero “confío que entre todos conseguiremos avanzar en esta enorme tarea de transición que supone una gran oportunidad para todos”.


Añadir un comentario