panorama

Es la opción más barata incluso en zonas con conexión a red

El coste de las renovables sigue bajando

5
Día a día, y con la terquedad de un martillo pilón, el coste de las renovables sigue bajando. Hasta el punto de que, según IRENA, para cientos de millones de personas que no tienen acceso a la red es ya la forma más barata de disponer de electricidad. Incluso contando con la red de suministro, las renovables son más baratas en zonas con buenos recursos de sol y viento.
El coste de las renovables sigue bajando

Estos datos, dice la Agencia Internacional de las Energías Renovables (IRENA), “deberían ser una llamada de atención para los políticos”. Que atienden demasiado a otros intereses distintos a los de los ciudadanos, decimos nosotros. “La revolución renovable está en marcha” –apunta Dolf Gielen, director de Innovación de IRENA– En los últimos años se han visto caídas, incluso dramáticas, en el coste de la electricidad con fuentes renovables. Y ahora son la opción más barata para instalaciones aisladas y en zonas que, aún contando con conexión a red, disponen de buenos recursos de viento y sol”.

“El mensaje es claro: las renovables son la opción más barata para cubrir la creciente demanda de electricidad, incluso sin subsidios de ningún tipo. Es también la mejor opción para el medio ambiente. El futuro renovable se puede financiar ya, sin olvidar de que los costes seguirán descendiendo”.

El informe “Renewable Power Generation Costs” que acaba de publicar IRENA, y que se puede descargar en su web, incluye muchos titulares jugosos. Por ejemplo, la biomasa para producción de electricidad es ya competitiva en zonas donde existe disponibilidad de residuos agrícolas y forestales a bajo precio. Con proyectos que están produciendo electricidad por tan solo 0,06 dólares kWh.

Los costes de la termosolar han caído hasta los 0,14 dólares por kWh. Mientras que la energía hidráulica, la principal fuente renovable de producción de electricidad en la actualidad, ofrece los costes más bajos de todas las tecnologías.

La solar fotovoltaica, que ha vivido un desarrollo espectacular en los dos últimos años, está ya preparada para alcanzar la paridad de red con las tarifas eléctricas que paga el consumidor en muchas zonas del mundo. Ahora, sus costes van desde los 0,16 a los 0,36 dólares kWh. Y las zonas de buenos vientos permiten a la eólica terrestre entregar energía a 0,04 dólares kWh.

En comparación, la electricidad generada con combustibles fósiles cuesta hoy entre 0,06 y 0,012 dólares kWh en los países de la OCDE. Y eso sin contar el coste del transporte y la distribución.

En todo caso, el mensaje del último informe de IRENA es rotundo. Y conviene volver a recordar que los costes de las renovables seguirán bajando, mientras que los de las tecnologías convencionales seguirán subiendo. ¿Alguien tiene dudas sobre la apuesta que hay que hacer?

Añadir un comentario
eusebio
Lo que también nos interesa saber es el coste de los diferentes materiales por kwh, para hacernos idea de un posible preyecto de autoconsumo. Gracias.
Alfonso tobeñas
me gustaría, que los precios de las energías renovables pusierais los costes reales, la media de un año ya que creo que lo que ponéis no se acerca a la realidad entonces te hablare de las renobables
Angel
El presente es la combinación de varias fuentes renovables con un Sistema de Almacenamiento inteligente como la MicroRed POwerCenter de Exulans garantizará no solo que la energía sea más barata, sino de calidad y para poder seguir desarrollando una actividad industrial. http://www.ambientum.com/revista/2012/octubre/Micro-Redes-integracion-explotaciones-ganaderas-industriales.asp
Salvador Ferreiro
El patito feo al que tanto le han maltratado los antiguos patos, se está conviertiendo en un bello cisne.
I.Maule
No, no hay dudas: los oligopolios actuales, luchar por todos los medios contra las renovables -propaganda, presión a los gobiernos, amenazas, etc, vaya lo que ya están haciendo-; y los que apostamos por las renovables, olvidarnos de los políticos e ir por delante, pues al final ganaremos, pero no sin batalla, como decía H.Scheer, europarlamentario alemán. todosobreenergía.com