panorama

EEUU: se desbloquea en el Senado un importante proyecto de ley con financiación récord para las energías limpias

0
Un acuerdo sorpresa anunciado el miércoles por la noche cuenta con 370.000 millones de dólares en nuevos gastos para hacer frente en Estados Unidos al cambio climático. El proyecto de ley incluye numerosos créditos fiscales y otras ayudas que podrían abaratar los gastos de aquellas personas que quieran apostar por las energías limpias, los vehículos eléctricos y/o hacer más eficientes sus viviendas.
EEUU: se desbloquea en el Senado un importante proyecto de ley con financiación récord para las energías limpias

"Este proyecto de ley va a abrir muchas vías para que los estadounidenses contribuyan a la lucha contra el cambio climático a nivel individual", dijo el senador Sheldon Whitehouse, demócrata de Rhode Island, en una declaración enviada por correo electrónico y de la que informe Bloomberg Green. "A través de una mezcla de reembolsos para electrodomésticos eficientes o créditos fiscales para tecnologías como bombas de calor ... va a ser mucho más asequible que cada persona pueda hacer su contribución". 

La denominada Inflation Reduction Act for 2022 (Ley de Reducción de la Inflación de 2022) entra de lleno en aspectos relacionados con la salud y el clima y ha sido negociada por el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, y el senador Joe Manchin, de Virgina Occidental. Hace apenas dos semanas, este proyecto parecía abocado al fracaso cuando Manchin dijo que no apoyaría las disposiciones sobre el clima en medio de la creciente inflación. Pero los dos senadores volvieron a negociar y por fin la ley va a ver la luz.

Tal y como está redactado, el proyecto de ley supondría un gran paso hacia el cumplimiento de los objetivos del acuerdo climático de París por parte de EEUU, según el análisis de Bloomberg Green, y canalizaría una financiación récord para las tecnologías de energía limpia y los programas de lucha contra el cambio climático. Parte de este dinero iría directamente a los bolsillos de los consumidores, para incentivar la adopción de vehículos eléctricos, bombas de calor y mejoras en la eficiencia energética de los hogares.

No obstante, el paquete de gastos está aún lejos de ser definitivo. El Senado tiene que votar la ley,  lo que por pronto podría ocurrir la próxima semana y la Cámara de Representantes tiene que dar su visto bueno al proyecto antes de que el presidente Joe Biden pueda firmarlo como ley.  

Subvenciones para los coches eléctricos sí, pero no para las bicis
Respecto a los vehículos eléctricos, el proyecto de ley incluye créditos fiscales para los consumidores que se decanten por  "coches limpios", tanto nuevos como usados, definidos como vehículos con una batería fabricada o ensamblada, al menos en parte, en Norteamérica y construida con materiales extraídos o procesados en un país que tenga un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos.

Eso significa que una persona podría llegar a recibir 7.500 dólares por la adquisición de un vehículo eléctrico nuevo  si gana menos de 150.000 dólares al año o tiene unos ingresos familiares combinados inferiores a 300.000 dólares y declara los impuestos conjuntamente. Lo más importante es que el dinero se aplicaría por primera vez en el punto de venta, reduciendo los pagos mensuales en lugar de reducir los impuestos meses después. 

La actual desgravación fiscal federal para los vehículos eléctricos excluye a los modelos de los fabricantes que ya han vendido al menos 200.000 unidades, un límite que Tesla, GM y Toyota ya han alcanzado. Este proyecto de ley lo elimina. En su lugar, impondría un umbral de precio por vehículo. Así, los más grandes (SUV, camionetas y furgonetas eléctricas) deben costar menos de 80.000 dólares para poder optar a los créditos, mientras que el límite para los vehículos más pequeños se fija en 55.000 dólares.

Además, se puede optar a una ayuda de 4.000 dólares por la compra de un vehículo eléctrico usado con un precio igual o inferior a 25.000 dólares y vendido por un concesionario. Este crédito es sólo para las personas que ganan individualmente hasta 75.000 dólares anuales o 150.000 dólares al año declarados conjuntamente. Esta medida gusta especialmente ya que en EEUU casi tres de cada cuatro coches que se compran son de segunda mano.

Menos entusiasmados están los fabricantes de bicicletas eléctricas, que se sintieron decepcionados al ver que el proyecto de ley no incluye créditos fiscales ni otros incentivos para las bicicletas eléctricas, una posibilidad que se planteó en el proyecto de ley de gastos Build Back Better del año pasado. Las ventas de bicicletas eléctricas se han disparado en el país sin la ayuda de los incentivos federales, pero muchos opinan que centrar los incentivos de transporte exclusivamente en los coches eléctricos es una forma ineficiente de alcanzar los objetivos climáticos.

"Sigue apoyando el autocentrismo y no ayuda a cambiar de modo de transporte", dice Noa Banayan, directora de asuntos federales de People for Bikes, una asociación comercial que presiona en nombre de los fabricantes de bicicletas. Banayan reconoce, no obstante, que el proyecto de ley incluye beneficios potenciales para los ciclistas, al contar con 3.000 millones de dólares en fondos para el acceso a los barrios y subvenciones que pueden ser utilizados para construir y reparar carriles bici, senderos y aceras.   

Electrificación del hogar
La legislación ofrece importantes incentivos para que los hogares de ingresos bajos y moderados electrifiquen sus casas, sustituyendo los hornos, calderas, calentadores de agua y estufas a base de combustibles fósiles por dispositivos eléctricos de alta eficiencia que puedan funcionar con energía renovable. 

El  High-Efficiency Electric Home Rebate Program (Programa de Reembolso para Hogares Eléctricos de Alta Eficiencia), dotado con 4.280 millones de dólares, ofrecería un reembolso de hasta 8.000 dólares para instalar bombas de calor que puedan calentar y enfriar las viviendas, y un reembolso de hasta 1.750 dólares para un calentador de agua con bomba de calor. Los propietarios de viviendas también pueden obtener hasta 840 dólares para compensar el coste de una secadora de ropa con bomba de calor o de una cocina eléctrica, como una cocina de inducción de alta eficiencia. 

Como muchas casas necesitarán que se actualicen sus sistemas eléctricos antes de poder instalar estos aparatos, el programa ofrece hasta 4.000 dólares de reembolso por estas mejoras. Asimismo, para que las casas sean más eficientes energéticamente, se ofrecerá un reembolso de hasta 1.600 dólares para aislar y sellar una casa, y un reembolso de hasta 2.500 dólares para mejorar el cableado eléctrico. 

El programa, que será administrado por los estados, estará vigente hasta el 30 de septiembre de 2031, y los propietarios de viviendas podrán cobrar un máximo de 14.000 dólares en reembolsos. Para poder optar a ellos, los ingresos de los hogares no pueden superar el 150% de la renta media de la zona. 

"El impacto de este programa es enorme, ya que ayudará a más de un millón de hogares con ingresos bajos y moderados a pasarse a la electricidad", dijo en un correo electrónico Sam Calisch, jefe de proyectos especiales de Rewiring America, una organización nacional sin ánimo de lucro que promueve la electrificación de los hogares. "Esto parece una victoria rotunda para la electrificación".

"Calculamos que, a los precios actuales, los hogares que adquieran bombas de calor para climatizar sus casas, un vehículo eléctrico e instalen energía solar en su tejado se ahorrarán 1.800 dólares al año en la factura de la luz", añadió. "Y no sólo eso, sino que estos hogares saldrán de la montaña rusa de la inflación provocada por los combustibles fósiles, con facturas estables en el futuro".

Otras medidas de eficiencia energética, como la instalación de nuevas ventanas y puertas, pueden recibir créditos fiscales de hasta 1.200 dólares al año.

La mitad de emisiones para 2030
El acuerdo destina, asimismo, miles de millones de dólares a subvenciones para la captura de carbono, y también hay subvenciones para el hidrógeno.

Según los expertos, las disposiciones climáticas y energéticas recogidas en esta legislación son suficientes para reducir las emisiones de dióxido de carbono de EEUU en un 40% para 2030. En el terreno económico, se trata, con diferencia, del mayor esfuerzo climático del país hasta la fecha. Y con las políticas adicionales impulsadas por la Casa Blanca, los estados y

Añadir un comentario
¡Suscríbete!
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).