panorama

Aragón aspira a contar con casi 13.000 MW renovables en 2020

0
El primer documento del Plan Energético de Aragón 2013-2020, que acaba de presentar la presidenta de la comunidad, Luisa Fernanda Rudí, duplica la generación con renovables, que pasarían de los 3.539 MW actuales a 8.840 MW en siete años. Algo más del doble que la potencia prevista en no renovables para 2020.
Aragón aspira a contar con casi 13.000 MW renovables en 2020

El Plan Energético 2013 – 2020 aglutina la planificación en materia de energías renovables, de ahorro y uso eficiente de la energía y de las infraestructuras energéticas, según se expone en el preámbulo del documento, presentado el pasado jueves por Rudí junto con Arturo Aliaga, consejero de Industria e Innovación.

La presidenta de la Comunidad resaltó que la  "iniciativa privada con determinados incentivos y fomento públicos, es básica para la consecución de los objetivos previstos", en el Plan. Su metas “son ambiciosas pero también posibilistas, de tal forma que al alcanzar los objetivos de seguridad de suministro con una energía competitiva y compatible con el medio ambiente, se impulsa la actividad económica, la creación de empleo y la vertebración territorial”, subraya el documento, que está siendo sometido a la evaluación ambiental de planes y programas ante el INAGA y comenzará después el camino de la información pública.

Para Arturo Aliaga, "es de sentido común" apostar por las energías renovables en Aragón, si bien preció que en el futuro "Habrá parques" de renovables en la Comunidad "que no precisarán de ayudas públicas porque serán suficientemente rentables" gracias al "avance tecnológico y al abaratamiento de los costes".

Ejes de actuación
El Plan plantea, en primer lugar, una estrategia de generación de energía eléctrica, cifrando el consumo final para dentro de siete años en 4.208,644 tep (toneladas equivalentes de petróleo), lo que supone 567,321 tep más que en 2011 (el consumo final ese año fue de 3.641.323 tep), con el acento puesto en la generación con renovables y una disminución de los productos petrolíferos.

La proyección es pasar de  los 7.185 megavatios actuales (3.539,37 renovables y 3.645,6 no renovables) a 12.882 en 2020, aportados como sigue: 8.840 con renovables y 4.042 con no renovables. Toda esa potencia generaría más de 35 millones de MW por hora en 2020, aumentando la capacidad exportadora de Aragón del 41% actual al 52% en 2020.

Los mayores crecimientos en potencia instalada se esperan en energía eólica, que crecería de los 1.800 megavatios actuales –a los que hay que añadir casi 1.200 en tramitación– a 5.000 MW en 2020. También se prevén incrementos en hidráulica y solar fotovoltaica. En total, los nuevos megavatios de potencia instalada de origen renovable serían 5.300.

Entre 2004 y 2011, es decir, durante el plan anterior, la potencia eléctrica instalada en Aragón de origen renovable se incrementó en más de 700 MW, destacando la solar fotovoltaica como la tecnología con mayor  crecimiento, ya que pasó de 0,91 MW instalados en 2004 a 147,88 MW en 2011. La eólica pasó de 1.168 MW instalados en 2004 a 1.793,97 MW en 2011.

El plan también alude al empleo de fuentes renovables para usos térmicos, indicando que su desarrollo ha sido muy desigual durante 2005-2012.

Destaca el crecimiento de la solar térmica, en especial a partir de 2008, que pasó de 261 m2 en 2004 a casi 53.092,56 m2 en 2011. Aunque más modesto, también es reseñable el incremento de la biomasa, en especial  en el último año, “configurándose como una alternativa real a los combustibles convencionales para usos térmicos”.

Ahorro y eficiencia
Según el documento, actualmente, Aragón tiene una dependencia energética del 70% (España más de un 80%). El objetivo es reducir esa dependencia de la comunidad en casi 20 puntos.

Para ello, el Plan apuesta por la I+D+i, ligada a la actividad económica en la región, con estas líneas prioritarias: desarrollo de redes inteligentes y generación distribuida asociada al consumo, renovables, movilidad sostenible, hidrógeno, cultivos energéticos, biocombustibles y uso limpio del carbón y captura de CO2.

Otro de los ejes contemplados es el desarrollo de infraestructuras, con una inversión total prevista estimada en 1.094 millones de euros, de los cuales 1.055 millones corresponden a infraestructura eléctrica y 39 millones a gas.

En cuanto a generación de empleo, el documento estima que el Plan permitiría crear 23.537 puestos de trabajo relacionados con la construcción de las infraestructuras e instalaciones de generación y 2.500 en la fase de explotación de las mismas.

 

Añadir un comentario