panorama

0
La Asociación de Energías Renovables de Andalucía (Claner) ha lamentado el “pobrísimo y lamentable” resultado del reciente reparto de los 3.000 megavatios adjudicados en la segunda subasta de renovables, celebrada en mayo del pasado año, al haberse localizado en Andalucía tan sólo 9 de los 165 proyectos adjudicados en España, lo que representa tan sólo el 5% del total nacional, con alrededor de 150 megavatios.
Andalucía califica de "lamentable" el resultado de la última subasta renovable

Claner considera que esta situación se ha producido "tanto por las dificultades y trabas burocráticas en la tramitación de los proyectos que se producen en la Administración andaluza como por la escasez de infraestructuras eléctricas con que cuenta la región, como ocurre con el eje de Baza, no incluido en la planificación del Ministerio de Industria". La Asociación explica en el comunicado que ha difundido hoy que "llevamos años advirtiendo que estos problemas, cuyas competencias afectan tanto al Gobierno regional como al estatal, iban a lastrar el desarrollo de inversión y empleo renovable en la región y vemos que así ha sido, a pesar de la riqueza de recursos eólicos y fotovoltaicos de la comunidad” (la mayoría de los proyectos se han repartido entre Aragón (80), Galicia (25), Castilla y León (20) y Castilla-La Mancha, con 13.

En su comunicado, la asociación del sector renovable andaluz envía por otra parte un mensaje a la Junta de Andalucía para “ponernos a trabajar conjuntamente -como venimos reclamando desde hace tiempo- en la resolución de las trabas de tipo administrativo que están perjudicando y mucho a la región”. Simultáneamente, Claner adelanta que espera "que la localización de proyectos asociados a la subasta de 5.000 megavatios, que se resolverá en abril próximo, sea más positiva para Andalucía".

Entre las reclamaciones históricas de Claner está la del Eje Caparacena-Baza-La Ribina para evacuación de electricidad renovable
La historia viene de muy atrás: Red Eléctrica de España (REE) reconoce, allá por el mes de marzo de 2011 (gobierna el PSOE), la importancia del eje andaluz denominado Caparacena-Baza-La Ribina (Granada-Almería): "la subestación de Baza -explica en 2011 Red Eléctrica- será clave para incrementar la capacidad de evacuación de energías renovables en la zona y la subestación de La Ribina jugará un papel destacado en el desarrollo de las infraestructuras ferroviarias de alta velocidad". A pesar de la claridad de lo susodicho, en enero de 2015, el ministro de Industria José Manuel Soria (PP) borra de su planificación esa infraestructura, algo que critica entonces con mucha dureza la Asociación de Promotores y Productores de Energías Renovables de Andalucía. Pues bien, tres años después de aquel borrado y seis después de que Red Eléctrica de España calificase como "fundamental" el eje (calificación ninguneada luego por Soria), la Asociación de Energías Renovables de Andalucía (Claner) vuelve a reclamar esa infraestructura, ahora al nuevo ministro del ramo, Álvaro Nadal.

Pero añadamos algo más de contexto
Porque la historia comienza antes incluso. La infraestructura en cuestión ya es incluida, en el año 2008, por el propio Ministerio de Industria en un documento estratégico: la «Planificación de los sectores de electricidad y gas 2008-2016». Tres años después -tal y como apuntamos ahí arriba- es calificada como infraestructura "clave" por Red Eléctrica de España, que es el transportista único y operador del sistema eléctrico nacional. A escala local, la Junta también considera "clave y estratégico" el Eje Caparacena-Baza-La Ribina de cara al despliegue de nueva potencia renovable en la zona.

Según el Gobierno andaluz, la zona afectada por el eje, que aglutina una población de más de medio millón de habitantes, sufre un agudo envejecimiento de la población y una tasa de desempleo superior a la media andaluza y española, y esta escasez de infraestructuras energéticas "redunda en carencias importantes para el desarrollo socioeconómico en el noreste de la provincia de Granada y norte de la de Almería".

En ese sentido, el consejero andaluz de Empleo, Javier Carnero, denunciaba hace unas semanas que, "en una zona con una tasa de desempleo tan elevada, es inaceptable que el 62% de los municipios admita que en algún momento ha abandonado proyectos empresariales por no disponer de acceso y conexión a la red de suministro eléctrico". Carnero citaba varios ejemplos, "del sector turístico, el de la transformación del sector agrícola, de embotelladoras de agua, almazaras, granjas para productos lácteos de cabras o balnearios, entre otros".

En ese marco, el Gobierno andaluz remitió hace unas semanas al Ministerio un informe "sobre la necesidad de ejecutar" el eje Caparacena-Baza-La Ribina
Con respecto a los aspectos puramente técnicos -aseguraba en el informe la Junta-, el desarrollo del eje "incrementaría la seguridad del suministro en Andalucía Oriental, mejoraría notablemente los parámetros de la red de transporte y daría un apoyo muy necesario a la red eléctrica de distribución que redundaría en una mejora de la calidad del suministro a los habitantes y permitiría la implantación de proyectos empresariales". Además, permitiría el aprovechamiento del elevado recurso renovable existente en la zona, "que actualmente cuenta con multitud de proyectos con un alto grado de madurez técnica y avance administrativo, y cuya ejecución depende de esta infraestructura".

La Junta envió pues al Ministerio ese documento, "que detalla los graves efectos sufridos por la ausencia de esta infraestructura". El envío del documento lo hizo -informa el Gobierno regional- con el fin de "dar respuesta a la solicitud realizada por el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, tras su compromiso, el pasado 8 de mayo, de incluir el eje en el Plan de la Red de Transporte de Energía Eléctrica 2015-2020". Sin embargo, a finales del pasado mes de noviembre, el ministerio de Álvaro Nadal anunció que eliminaba de la Planificación del Sistema Eléctrico la subestación Baza, y la línea eléctrica asociada, el denominado eje Caparacena-Baza-La Ribina, lo cual contradice los informes de la última década (el primero de ellos data de 2008) y ha causado por otra parte la repulsa del sector andaluz de las renovables y, particularmente, de la zona más directamente afectada.

El Claner se define
Promovido por la Asociación de Promotores y Productores de Energías Renovables de Andalucía (Aprean), el Claner fue constituido en febrero de 2012 como agrupación de empresas, organismos oficiales, centros tecnológicos y de investigación, universidades y fundaciones públicas, entre otros agentes. Sus fines son "la representación y defensa del sector andaluz de las energías renovables y la eficiencia energética; y el impulso y fomento de la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación de productos, procesos y servicios asociados a dicho campo". ¿El medio? "La colaboración y cooperación entre los miembros del clúster". ¿El fin último? "Fortalecer la competitividad de las empresas andaluzas del sector energético limpio".

Entre los miembros del clúster, que actualmente declara casi un centenar de entidades adheridas, se encuentran Andalucía Tech, el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat), dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad, la Universidad de Jaén, la Universidad Pablo Olavide, de Sevilla, la Fundación Habitec, la Fundación Descubre, agencias municipales y provinciales de la energía (Málaga y Córdoba), además de las principales empresas de renovables de España y la compañía eléctrica Endesa Distribución.

El Ejecutivo que preside en España el conservador Mariano Rajoy (Partido Popular) gobierna, desde octubre de 2016, en minoría. Rajoy fue investido presidente con los votos de los 137 diputados del PP, los 32 de Ciudadanos y 1 de Coalición Canaria (Ana Oramas). 68 diputados del Partido Socialista (PSOE) se abstuvieron (solo así fue posible la investidura, que Rajoy obtuvo pues por mayoría simple). Hubo 111 votos en contra (15 de ellos de diputados socialistas que no obedecieron a la disciplina de voto). Nunca antes -desde que España vive en democracia- ha gobernado el país un partido con tan exigua minoría. 217 de los 350 diputados que componen el Congreso no son del PP.

Artículos relacionados
• Señor ministro, esto es lo que dicen los que saben de subastas... sobre las subastas

• La European Wind Energy Association califica la primera subasta eólica celebrada por el Gobierno Rajoy como un ejemplo de malas prácticas

• La cooperativa Som Energia valora la subasta eólica de enero de 2016

• ¿Qué ha sido de los 500 megavatios eólicos subastados en 2016? Reportaje de Pepa Mosquera publicado en la edición de febrero de 2017 (ER 158)

• Las subastas son un obstáculo para el despliegue de la energía eólica de propiedad compartida, según la World Wind Energy Association

• La Asociación Empresarial Eólica denuncia que Energía no ha contado con el sector eólico para diseñar la subasta de los 3.000 MW

• ¿Subastas? Quizá sí, pero no así, artículo de Alberto Ceña

• 13 asociaciones reclaman un sistema de subastas “anual, objetivo y competitivo”

• Las subastas: ¿una declaración de guerra contra la democratización de la energía?, por Pep Puig

Añadir un comentario