panorama

Alemania incrementó en un 100% su inversión en renovables en 2010

0
Who's Winning the Clean Energy Race? 2010 Edition (¿Quién está ganando la carrera de la energía limpia? Edición 2010). Ese es el título de un informe que estudia cómo compiten "por atraer inversión hacia el sector de las energías renovables" las economías del G-20, grupo de países que se lleva más del 90% del total mundial de esa inversión. Pues bien, el año pasado, esa carrera (race) la ganó China. En segundo lugar quedó Alemania. Estados Unidos e Italia ocupan los puestos siguientes. España, que en 2009 fue sexta, pierde dos posiciones.
Alemania incrementó en un 100% su inversión en renovables en 2010

La financiación e inversión global en energía limpia creció "significativamente" en 2010 hasta alcanzar los 243.000 millones de dólares, lo cual supone un aumento del 30% con respecto al año anterior. China, Alemania, Italia e India estuvieron entre los países que han tenido más éxito en atraer inversiones privadas, según un informe que acaba de publicar The Pew Charitable Trusts, entidad creada por los herederos del fundador de Sun Oil Company (Sunoco) que se define como organización independiente sin ánimo de lucro y que se financia con fondos públicos y privados. Bloomberg New Energy Finance, empresa que se definde como proveedora de información y análisis sobre financiación e inversión en energía limpia y mercado de carbono, fue socio de Pew en la investigación.

La directora del Programa de Energía Limpia de Pew, Phyllis Cuttino (foto), lo tiene muy claro: "el sector de la energía limpia está emergiendo como uno de los más dinámicos y competitivos del mundo", hasta el punto de que ha experimentado "un crecimiento del 630% en financiación e inversiones desde 2004". Cuttino señala dos motivos del atractivo de países como China, Alemania e India: "cuentan con políticas nacionales que respaldan las normas sobre energía renovable y con objetivos de reducción de carbono y/o incentivos para la inversión y la producción". Eso sí, la clave, según Cuttino, es la "certeza a largo plazo entre los inversores". O, dicho de otro modo: el informe de Pew sugiere que "la incertidumbre que rodea a las políticas sobre energía limpia en determinados países está haciendo que los inversores busquen oportunidades en otros lugares".

Reino Unido se derrumba
Así las cosas, el escalafón Pew queda tal y como sigue. En cabeza, China, con 54.400 millones de dólares en inversiones en 2010, lo cual representa un aumento del 39% con respecto a 2009. A continuación, Alemania, que gana un puesto dentro del G-20, tras haber experimentado en 2010 un aumento del 100% en las inversiones, que alcanzaron los 41.200 millones de dólares. En tercer lugar, Estados Unidos, que se había mantenido en la vanguardia hasta 2008, pero que ha vuelto a descender un puesto en 2010, hasta quedar en tercer lugar, con 34.000 millones de dólares. En las antípodas, el Reino Unido ha sido el país que ha experimentado la mayor caída, de entre los miembros del G-20, al pasar del quinto al decimotercer puesto. España ocupa el octavo lugar, con 4.900 millones de dólares en inversión (10.500 en 2009, cuando ocupó el sexto puesto).

La eólica, primera tecnología en inversión
Italia atrajo 13.900 millones de dólares en financiación para energía limpia en 2010, lo que mejoró su posición global, llevándola al cuarto puesto (octavo en 2009). Según Pew, Italia es el primer país que logra "paridad en la red, o competitividad en términos de costo, para la energía solar". Por primera vez, India entró en el Top 10, atrayendo 4.000 millones de euros, un aumento del 25%. La energía eólica siguió siendo la tecnología favorecida por los inversores, con 95.000 millones de dólares. No obstante –y siempre según el informe Pew–, el sector solar tuvo un crecimiento significativo en 2010, con un incremento de las inversiones del 53%, hasta alcanzar los 79.000 millones de dólares, y más de 17 GW de nueva capacidad de generación a nivel global. Alemania representó el 45% de las inversiones globales en energía solar.

Según Michael Liebreich, director ejecutivo de Bloomberg New Energy Finance –socio de Pew en la investigación–, "si se observan las tendencias mundiales, el sector solar tuvo el crecimiento más sólido entre las diversas tecnologías, liderado por los proyectos residenciales de pequeña escala" (Bloomberg New Energy Finance se define como empresa proveedora de información y análisis sobre financiación e inversión en energía limpia y mercado de carbono). Pues bien, según Liebreich, "la bajada de costes y el importante apoyo gubernamental ayudaron al sector solar a lograr un 40% del total de la inversión total en energía limpia en 2010".

Edición 2010: "resultados cruciales"
Who's Winning the Clean Energy Race? 2010 Edition (¿Quién está ganando la carrera de la energía limpia? Edición 2010) es un informe que estudia cómo compiten por la inversión en renovables las economías del
G-20, grupo de países en los que la inversión supera el 90% del total mundial.

Entre los "resultados cruciales del informe", destaca los siguientes:

Por regiones, Europa sigue siendo el principal receptor de capitales, con 94.400 millones de dólares. Alemania e Italia son los líderes en el Viejo Continente, con 41.200 y 13.900 millones de dólares, respectivamente.

La región de Asia/Oceanía, con China a la cabeza, continúa registrando un "pronunciado ascenso", pues atrajo en 2010 inversiones por valor de 82.800 millones de dólares, lo que supuso un aumento del 33% con respecto al año anterior.

América registró asimismo un aumento de la inversión del 35%, si bien como región se sitúa, según Pew, "en un alejado tercer puesto, con 65.800 millones de dólares.

Con inversiones a pequeña escala, la energía solar residencial creció un 100%, hasta los 56.400 millones de dólares en el G-20. Alemania representa casi la mitad del total, seguido por Japón, Francia, Italia y los Estados Unidos.

La capacidad instalada de generación llegó a 388 GW a partir de la energía eólica, minihidráulica, biomasa, solar, geotérmica y marina. China representa más del 25% del total global.

Excluyendo los fondos para inversión y desarrollo (35.000 millones de dólares), la inversión alcanzó un total del 198.000 millones de dólares.

Con un aumento del 15%, hasta alcanzar los 118.000 millones de dólares, la financiación de activos representó la mayor parte de la inversión privada en los países del G-20.

La financiación en el mercado público aumentó un 27% y alcanzó los 15.900 millones de dólares, ya que las compañías lanzaron ofertas públicas de acciones a fin de obtener capital para su expansión.

Las inversiones en energía limpia por parte de capitales de riesgo/capitales privados aumentaron un 26%, hasta los 8.100 millones de dólares. Estados Unidos se ubicó a la cabeza con 6.000 millones de dólares, tres cuartas partes del total del G-20.

Más información
www.pewenvironment.org

Añadir un comentario