panorama

"Movimiento por una revolución de energía limpia"

La mayor ONG ecologista de Estados Unidos llama a la desobediencia civil

0
Medio centenar de líderes ecologistas y sociales de Estados Unidos se manifestarán hoy frente a la Casa Blanca, a riesgo de ser detenidos, con el propósito de pedirle al presidente Obama que actúe "inmediata y decisivamente contra el cambio climático". Por primera vez en sus 120 años de historia, el Sierra Club, la mayor oenegé ambientalista de EEUU, participará así en un acto de desobediencia civil cuyo objetivo no es otro –explica- que "resaltar la gravedad y urgencia de la crisis climática".
La mayor ONG ecologista de Estados Unidos llama a la desobediencia civil

El acto de desobediencia civil tendrá lugar en la avenida Pennsylvania, cerca de la Puerta Este de la Casa Blanca. Antes, en el parque Lafayette, los activistas pronunciarán una serie de discursos con los que informarán de los motivos de su acción. Según el Sierra Club, "la desobediencia civil es la respuesta de personas comunes a extraordinarias injusticias". En el comunicado que ha difundido hace unas horas, la oenegé estadounidense explica que, "con resistencia creativa y no violenta, nuestros compatriotas han corregido las injusticias de nuestra sociedad: esclavitud, trabajo infantil, sufragio, segregación e inequidad para los trabajadores migratorios; el cambio climático amenaza la salud y seguridad de todo el mundo, y la respuesta inmediata debe ser proporcional a la gravedad de la situación". La lista completa de los participantes, sus fotos y biografías están disponibles en Tarsandsaction.org Los activistas, que se arriesgan a ser arrestados, han emitido la siguiente carta para explicar su acto colectivo (reproducimos literalmente).

«Estamos hoy aquí para demostrar nuestra profunda determinación para que el Presidente Obama actúe inmediata y decisivamente contra el cambio climático, y para demostrar que, si el presidente lidera, la gran mayoría del público lo va a seguir. No estamos aquí para protestar contra el presidente. Estamos aquí para animarlo y apoyarlo. Ya hemos vivido los horrores de la Supertormenta Sandy, la terrible sequía, enormes incendios y el año más caluroso en los anales de la historia. Tenemos plena conciencia de que ha llegado el momento de hacer más de lo que hemos hecho, y todo lo que podamos hacer.

El presidente puede obrar casi milagros si se lo propone. Un Congreso obstruccionista se opone al progreso y a la innovación. Pero el Presidente Obama tiene la autoridad ejecutiva y el mandato del pueblo norteamericano de oponerse a la industria de combustibles fósiles, y rechazar el oleoducto Keystone XL de crudo bituminoso ahora mismo.

Y estamos aquí para demostrar algo más: que el movimiento por una revolución de energía limpia es amplio y poderoso. En 2011 nos conmovió que 1.253 valientes fueran arrestados por protestar contra el Keystone XL en el mayor acto de desobediencia civil en muchas décadas. Hoy, estamos 50 personas frente a la Casa Blanca representando a millones de conciudadanos de cada estado y cada comunidad. Hoy nos arriesgamos a ser arrestados porque se está desatando una crisis planetaria ante nuestros propios ojos. Tenemos las soluciones a esta crisis climática. Tenemos una obligación moral de exigir medidas inmediatas y valientes para resolver la disrupción climática. Podemos hacerlo y lo haremos». [En la imagen, explotación de arenas bituminosas en Canadá, foto tomada por WWF]

Sobre las arenas bituminosas de Canadá, primera potencia mundial en ese sub sector del petróleo
Las arenas bituminosas de Canadá, cuya apariencia, textura y aroma son similares a los del asfalto fresco que se usa para la construcción de caminos, parecen ser los restos de grasa de algas marinas y otras plantas acuáticas que quedaron enterradas por sedimentos hace millones de años. La materia orgánica grasa comienza a convertirse en cadenas de moléculas de hidrocarbono inmediatamente después de la sedimentación, con la ayuda de los microbios. Con el tiempo, y a través de procesos geológicos que aumentan la profundidad, la temperatura o la presión, el material orgánico se transforma en depósitos de petróleo, gas y bitumen. Los geólogos calculan que los depósitos de arena bituminosa de Canadá suponen aproximadamente el 85% de la reserva mundial total.

Procesamiento de la arena bituminosa
Mientras que el método principal de extracción de petróleo son las perforaciones en la corteza terrestre, la arena bituminosa, en la mayoría de los casos, se extrae con la ayuda de grandes excavadoras. El proceso de extracción de la arena bituminosa comienza con la remoción de la forestación original, la capa de suelo orgánico y el subsuelo. Las capas de suelo y subsuelo de arcilla y arena árida cargadas de agua se apartan y, en teoría, deben ser conservadas para su reposición en el lugar original y la recreación del contorno topográfico una vez que se extrae el depósito de bitumen. La arena bituminosa tiene un espesor de 40 a 60 metros, y se sitúa sobre una formación plana de piedra caliza.

Después de la excavación, se añaden agua y soda cáustica a la arena bituminosa, y este producto se traslada hasta el emplazamiento de extracción, donde se lo agita y se le inyectan burbujas de aire para que el petróleo negro suba hasta la superficie y pueda retirarse. Después, el bitumen se somete a procesos de refinamiento que producen un petróleo crudo sintético, el cual se vuelve a refinar y procesar mediante transformaciones químicas para obtener diferentes productos de petróleo. Se necesitan aproximadamente dos toneladas de arena bituminosa para producir un barril, alrededor de 1/8 de tonelada, de petróleo. [Texto extraído de P&H MinePro Services, empresa multinacional de prestación de servicios a compañías mineras].

Añadir un comentario