movilidad

Airbus, Rolls-Royce y Siemens aceleran en la carrera de la aviación eléctrica

0
Las tres compañías han anunciado la formación de una asociación "con el objetivo de desarrollar un demostrador de vuelo a corto plazo que supondrá un paso significativo hacia adelante en cuanto a propulsión eléctrica híbrida para el avión comercial". El E-Fan X -véase su imagen virtual- volará en 2020 "después de una campaña exhaustiva de pruebas terrestres", según sus promotores. Los impulsores de esta iniciativa han elegido un BAe-146 y han sustituido una de las cuatro turbinas de gas del avión por un motor eléctrico de dos megavatios.
Airbus, Rolls-Royce y Siemens aceleran en la carrera de la aviación eléctrica

El demostrador de tecnología híbrida E-Fan X -informa Siemens- explorará los desafíos de los sistemas de propulsión de alta potencia "tales como efectos térmicos, gestión de empuje eléctrico, altitud y efectos dinámicos en sistemas eléctricos y problemas de compatibilidad electromagnética". El objetivo que se marcan las tres compañías es acelerar el progreso -en rendimiento, seguridad y fiabilidad- hacia la tecnología eléctrica híbrida. Según Siemens, este proyecto también quiere "establecer los requisitos para la certificación futura de aeronaves de propulsión eléctrica, a la vez que se capacita a una nueva generación de diseñadores e ingenieros llamada a llevar el avión comercial híbrido-eléctrico un paso más cerca de la realidad".

"El E-Fan X -ha explicado el ingeniero de Airbus Paul Emerenko- es el siguiente paso importante a dar en nuestro objetivo de hacer del vuelo eléctrico una realidad en un futuro previsible". Según Emerenko, "las lecciones que aprendimos tras una larga historia de demostradores de vuelo eléctrico, comenzando con el Cri-Cri, incluido el e-Genius, E-Star, y culminando recientemente con el E-Fan 1.2, así como los frutos de la colaboración de E-Aircraft Systems House con Siemens allanarán el camino hacia un avión comercial híbrido de un único pasillo que sea seguro, eficiente y rentable".

Informa Siemens
Airbus será responsable de integración total, así como de la arquitectura de control del sistema de propulsión híbrida-eléctrica y las baterías, y su integración con los controles de vuelo. Rolls-Royce será responsable del motor turboeje, del generador eléctrico de dos megavatios y de la potencia electrónica. Junto con Airbus, Rolls-Royce también trabajará en la adaptación del ventilador a la vaina existente y al motor eléctrico de Siemens. Siemens facilitará los dos motores eléctricos y su unidad de control electrónico de potencia, así como también el inversor, el convertidor y el sistema de distribución de energía. Esto se suma a la colaboración de E-Aircraft Systems House entre Airbus y Siemens, lanzada en 2016, que tiene como objetivo el desarrollo y la maduración de varios componentes del sistema de propulsión eléctrica y su demostración terrestre en varias clases de potencia.

Los tres socios de esta iniciativa se han comprometido a cumplir los objetivos técnicos medioambientales de la Comisión Europea de Flightpath 2050 Vision for Aviation. Esto implica -informa Siemens- la reducción de CO2 en un 60%, reducción de NOx en un 90% y la reducción de ruido en un 75%. Los impulsores de la tecnología híbrida E-Fan X consideran sin embargo que no se pueden lograr estos objetivos con las tecnologías actuales, por lo que "Airbus, Rolls-Royce y Siemens están invirtiendo y enfocando su trabajo de investigación en diferentes áreas tecnológicas incluyendo electrificación".

Añadir un comentario