movilidad

La reforma de Madrid Central que preparan Almeida y Villacís constituye un "retroceso inadmisible"

3
La Plataforma en Defensa de Madrid Central califica de "retroceso inadmisible" los cambios previstos por el Ayuntamiento que preside el popular José Luis Martínez-Almeida. "El Ayuntamiento -denuncia la Plataforma- recorta parte del perímetro, permite que los camiones y furgonetas más contaminantes circulen un año más y amplía el horario nocturno a las motocicletas sin permiso, todo ello sin modificar la Ordenanza". Esas modificaciones -alertan los denunciantes- "permitirán acceder a muchos más vehículos contaminantes a Madrid Central a partir de enero". La Plataforma en Defensa de Madrid Central exige que se anteponga la defensa de la salud frente "a algunos intereses económicos". [En la imagen, de El País, un cartel de Almeida en las últimas elecciones municipales].
La reforma de Madrid Central que preparan Almeida y Villacís constituye un "retroceso inadmisible"

La Plataforma en Defensa de Madrid Central, a la que están adheridas cerca de cien organizaciones y colectivos (vecinales, ecologistas, asociaciones de consumidores, etcétera), ha difundido hoy un comunicado en el que manifiesta su "rechazo a dichos cambios, ya que suponen un paso más en la intención del Consistorio de desmontar la Zona de Bajas Emisiones, permitiendo un mayor número de vehículos contaminantes". La Plataforma señala además la paradoja de que "estas rebajas en las medidas anticontaminación llegan nada más finalizar la Cumbre del Clima (COP25), donde el Ayuntamiento de Madrid presumió de ser Green Capital". Según la Plataforma, entre los puntos que previsiblemente se aprobarán mañana en Junta de Gobierno, figura la exclusión de calles como Mártires de Alcalá, "una modificación que reduce de facto los límites de Madrid Central en 40.000 metros cuadrados y que incrementará el tráfico en Centro y Chamberí".

Medianoche
Otra de las rebajas previstas -explican desde la Plataforma- consiste en extender los horarios de acceso de motocicletas y ciclomotores no autorizados hasta las 12 de la noche, "ignorando la demanda de los vecinos del Centro que reclaman una reducción del ruido nocturno". El ejecutivo de Almeida también permitirá circular durante un año más a los camiones y furgonetas sin distintivo ambiental (los más contaminantes), una decisión que, a juicio de la Plataforma, "menoscaba a los transportistas que han renovado sus flotas a tiempo, de acuerdo con el calendario del Plan A de Calidad del Aire presentado en 2017". La Plataforma denuncia por otro lado que "Esta moratoria se hace extensiva a otros colectivos como los comercios de restauración, los trabajadores sin plaza de aparcamiento o los colegios, amenazando con convertir en permanentes unos derechos de acceso, a priori, excepcionales y temporales".

Madrid 360, menos ambicioso que el vigente Plan A
Varios de estos cambios ya fueron anunciados el pasado 30 de septiembre, cuando el Ayuntamiento de Madrid dio a conocer Madrid 360. Aunque los portavoces municipales insisten en que el nuevo plan es “más ambicioso” que el actual Plan A de Calidad del Aire, la realidad es que, según la Plataforma, "estas enmiendas tienen una característica común: son medidas para permitir entrar a más coches, más contaminantes y durante más tiempo". Es más -añaden-, "ninguna de las medidas anunciadas en Madrid 360 eleva la ambición del Plan A, tal y como analizó esta Plataforma tras conocer los planes municipales"

Cuestión de salud
Por otro lado, la Plataforma denuncia que al igual que sucedió durante la redacción de Madrid 360, el Ayuntamiento toma decisiones que afectan a la movilidad y a la salud de los madrileños "sin presentar los estudios técnicos que evalúen el impacto en los niveles de tráfico ni en la calidad del aire". En concreto -detallan desde la Plataforma-, las medidas que se aprobarán mañana "carecen del preceptivo estudio de tráfico de la Dirección General de Planificación de la Movilidad y tampoco han sido evaluadas por la Comisión de Calidad del Aire, pasos imprescindibles para conocer los efectos de estos cambios antes de su implantación".

A tenor de estos cambios, la Plataforma considera que "se demuestra que el Ayuntamiento está ignorando cualquier rigor técnico y actuando al dictado de los grupos interesados en reducir Madrid Central: ni presenta las evaluaciones necesarias ni permite que la ciudadanía acceda a dicha información, ya que los informes de tráfico llevan sin publicarse desde agosto, como ya denunció esta Plataforma hace unos días.

Artículos relacionados
Valoración de la Plataforma en Defensa de Madrid Central sobre las principales medidas de la Estrategia Madrid 360 y su relación con el Plan A. 01/10/2019

La Comisión remite a Bulgaria y España ante el Tribunal por no proteger a sus ciudadanos contra la mala calidad del aire

Añadir un comentario
Jaume
¿Opinión? En todo caso será la opinión de la Plataforma. Igual lo que sugiere Andrés de la Fuente es que no se informe sobre lo que plantea la Plataforma. Y eso sí que es sesgar. Bueno, más que sesgar yo diría que es censurar. Censura previa. Directamente no contamos lo que dice uno de los protagonistas de la película y punto. Porque aquí hay como mínimo dos partes: el Ayuntamiento, que ha hecho lo que ha hecho; y la Plataforma que critica lo que el Ayuntamiento ha hecho y/o lo que ha dejado de hacer. No sé. Pero yo sí que creo que está bien hacerse eco de los discursos de quienes piensan de otra manera. Aunque no nos guste lo que piensan. Así es la democracia. Es lo que tiene de grande. Opino
Andres de la fuente
Llevo siguiendo la revista energía renovables y esta web desde hace ya 18 años y me preocupa el posicionamiento político que estáis adoptando en los últimos años. esto que publicáis no es una noticia es una opinión y políticamente muy sesgada. Os pido que reflexioneis sobre el tema
Miguel
A pesar de que ser le da mucho bombo a Madrid Central, en el fondo no tiene un efecto significativo en la contaminación de la ciudad. La medida que sí tendrá un efecto trascendental es que a partir del 1 de enero de 2020 no van a poder estacionar los coches diesel anteriores a 2006 en toda la almendra central. La otra medida trascendental es la sustitución de las calderas de carbón y de algunas calderas antiguas de gasoil. Finalmente ,y de manera inmediata, deberían eliminarse o adaptarse a normativa euro6 todos los autobuses urbanos y los taxis. A partir de ahí hay que evaluar los registros de contaminación de la ciudad, que muy probablemente pasarán a ser de buena calidad.