los editoriales de er

¿Soria o Cañete?

0

Es un kamikaze que vuela en sentido contrario por una autopista (imaginaria) de veintitantos carriles. La política energética que está haciendo España es como uno de esos locos al volante. Pero es que, además, nuestro kamikaze va haciendo aspavientos con las manos y gritando al resto de coches:
– ¡Estáis confundidos, vais todos en dirección contraria!

Todos menos él.

José Manuel Soria, el ministro de Industria, Energía y Turismo, debería bajarse del coche y pararse un momento a pensar si no se habrá metido por el sitio equivocado. Su compañero de ejecutiva, Miguel Arias Cañete, colgó la cartera de Agricultura y Medio Ambiente, se fue a Bruselas y allí, el ahora comisario de Clima y Energía ha visto la luz. La luz del Sol. La de las renovables.

Había que oírle el 17 de marzo. Como nos contaba en su crónica Pep Puig, que participó en un debate organizado por la Comisión Europea, Cañete dijo que “es una de sus máximas prioridades hacer avanzar las energías renovables en el contexto europeo”. O que “las buenas intenciones [con las renovables] no cuentan si no se dispone de las políticas adecuadas”.

Cañete es un “converso” de última hora. Probablemente solo ha tenido que ver de primera mano hacia donde caminan nuestros socios europeos. Hacia donde va el mundo. Pero nos da la impresión de que, entre quienes van a hacer oídos sordos a sus propuestas, están sus correligionarios del Gobierno de Rajoy. Muy especialmente el ministro Soria.

El día que haya que recordar su paso por el Ministerio –esperemos que llegue pronto– bastará decir que el kamikaze era él. Que Soria fue ministro para hacer prospecciones petrolíferas donde no había petróleo; para mantener abiertas centrales nucleares como Garoña que no se tienen en pie; para indemnizar almacenes de gas como el Castor que no han servido para nada, pero que nos han costado 1.300 millones a los españoles; para aprobar un nuevo plan que obligue al sector eléctrico a quemar carbón, lo que supone un despilfarro económico y un desastre ambiental; para que la luz no pare de subir aunque él defienda que no para de bajar.

Y sobre todo, recordaremos que fue ministro para hundir las renovables. Aunque esto no le va a salir gratis. Soria, el gobierno del PP y, para desgracia de todos, España entera, está perdiendo tiempo y dinero por la arbitrariedad insoportable con la que este hombre maneja su operación de acoso y derribo a las energías limpias. Los abogados renovables, los de España y los de otros países con intereses en nuestro sector, están cercándole jurídicamente. Como refleja uno de nuestros reportajes este mes.

Soria se irá y nos habrá dejado un legado nefasto que, no nos olvidemos, es el que interesa a algunos poderosos. Pero con el que vamos a acabar. Como bien sabe Cañete.

Hasta el mes que viene.

Luis Merino
lmerino@energias-renovables.com

Pepa Mosquera
pmosquera@energias-renovables.com

Añadir un comentario