los editoriales de er

2021, un año complejo e intenso

1
2021, un año complejo e intenso

Si este año de 2021 nos ha mostrado algo, no es que nos dirijamos a un clima más extremo, es que ya  lo estamos viviendo. A lo largo de estos doce meses hemos visto como el mundo se veía sacudido por sequías extremas, inundaciones devastadoras e incendios imposibles de controlar. Solo tres ejemplos: en Brasil, hacía 91 años que no llovía tan poco en el sur y el sudeste del país, lo que ha tenido un grave impacto en la producción agrícola; en Alemania, en julio caían lluvias torrenciales, provocando graves inundaciones que causaron la muerte de más de un centenar de personas; en España, el fuego que arrasó Sierra Bermeja (Málaga) en septiembre, alcanzó la categoría de incendio de sexta generación, caracterizados por una gran intensidad y un comportamiento errático, lo que dificulta al máximo combatirlos.

El IPCC publicó en agosto un informe, de 4.000 páginas, que recoge el conocimiento científico más reciente de lo que está sucediendo en el sistema climático, borrando cualquier duda acerca de la conexión entre las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y el agravamiento de los fenómenos meteorológicos extremos. Y al sector de la energía le corresponde nada menos que el 73% de todas las emisiones GEI a nivel mundial.

Afortunadamente, las tecnologías renovables, junto con la eficiencia energética, nos permiten avanzar rápido hacia la descarbonización; y su fortaleza resulta indiscutible. Pese a la crisis derivada del coronavirus, las energías verdes siguieron creciendo en 2020, marcando hitos, y han seguido haciéndolo en 2021. Las estimaciones son que este año han crecido un 3% respecto al año anterior, hasta alcanzar los 290.000 megavatios instalados en el mundo. El centro de investigación CREA ha hecho números y calcula que, solo en la Unión Europea, la generación combinada de la eólica y la solar entre julio y septiembre (19% del total), junto con la de la hidráulica (13%), ahorró a la
UE más de 15.000 millones de euros en la factura de gas en el periodo citado.
En España, las renovables han aportado el 46,7% de la electricidad durante los
11 primeros meses del año; una cifra que deja claro que la recuperación económica
cimentada sobre la descarbonización de la energía parece muy capaz de cumplir las expectativas. Lo cual no equivale a decir que sea fácil. La energía solar, que se está desplegando como nunca (aquí y en todo el mundo), tiene que hacer frente ahora al aumento de los precios de una materia prima crucial, el polisilicio, lo que ha paralizado el descenso de sus costes. Lo mismo podría ocurrir con las baterías, ya que los metales clave se encarecen, con el consiguiente impacto en el coste del almacenamiento o el de los vehículos eléctricos. El incremento de los costes energéticos es otro factor que afecta a los proyectos de energías renovables.

La necesaria expansión de estas fuentes se ha topado, además, este año con otro freno inesperado: el nacimiento de un movimiento social contrario a las grandes instalaciones solares y eólicas, por su impacto potencial en la biodiversidad y en el territorio; y porque, según sus integrantes, no aportan beneficios reales a los lugares donde se despliegan. ¿Es posible darle la vuelta a la situación? La inmensa mayoría de los participantes en el sector –empresas, administraciones, ONGs…– así lo creen y dicen que una de las claves está en contar cuanto antes con una zonificación ambiental y socioeconómica del territorio, vinculante para los promotores, y darle el protagonismo que merecen las instalaciones centralizadas y distribuidas.

En Energías Renovables hemos dedicado muchas líneas a informar de otro acontecimiento de máxima relevancia acontecido en 2021: la Cumbre del Clima de Glasgow, que nos ha dejado un sabor más agrio que dulce. Por poner el foco en lo positivo, a destacar los acuerdos para reducir las emisiones de metano, el freno al carbón y a las subvenciones a los combustibles fósiles.  La gran pregunta es en dónde quedarán estas promesas. Si las naciones cumplen lo acordado, la proyección es que el planeta se calentaría unos 1,8ºC. Supera el objetivo de 1,5ºC consagrado en París, pero no deja de ser una mejora.

Es seguro que en Energías Renovables seguiremos informado de todo ello el próximo año. En mi caso, a partir de ahora, desde una posición mucho más cómoda, porque a finales de enero me jubilo. Y sí, para qué decir lo contrario, ¡estoy encantada!  Pero asomaré la patita de vez en cuando: imposible dejar al cien por cien este relato, que aunque consume infinidad de tiempo y energía, resulta a-pa-sio-nan-te.

Felices  fiestas…. y ¡feliz 2022!

Pepa Mosquera
[email protected]

Añadir un comentario
GRUPO PROMETEO
Tenemos una noticia esperanzadora para solucionar la Transición Energética. https://www.youtube.com/watch?v=D5EGMJiim9k
¡Suscríbete!
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).