fotovoltaica

España instalará este año un 3.000% más fotovoltaica que en 2017

2
¿Potencia solar fotovoltaica instalada en España en 2019? Diversas estimaciones apuntan a que nuestro parque solar FV crecerá en más de 4.000 megavatios, lo que supone un incremento del 3.000% con respecto a la potencia instalada en 2017 (135 megas). ¿Potencia solar fotovoltaica instalada en el mundo en 2019? La asociación de la industria solar fotovoltaica europea, SolarPower Europe, estima que superará los 128.000 megavatios. Prevé pues un crecimiento de aproximadamente el 25% con respecto al registro 2018: 102.400 megas. La transición energética no es transición. Es revolución. Y es solar. Como el Sistema. [En la foto: el gran campo solar fotovoltaico de Don Rodrigo, en Alcalá de Guadaíra, Sevilla].
España instalará este año un 3.000% más fotovoltaica que en 2017

El año 2018 ha sido un año de récord. Por primera vez en la historia, el sector ha instalado (en solo doce meses) más de 100 gigavatios de nueva potencia solar fotovoltaica (FV). El parque FV global ha superado así los quinientos gigas (500 GW). Once países han sumado a sus respectivos parques solares nacionales más de mil megavatios (más de un giga). Así, cada vez son más las naciones embarcadas en la transición solar. Porque en 2017 solo fueron nueve los países que instalaron más de mil megas; y, sobre todo, porque en 2019 las previsiones apuntan a que serán 16 las naciones-giga, o sea, los países que cerrarán este ejercicio habiendo instalado más de mil megavatios de nueva potencia FV.

Todo ello ha sucedido, en 2018, a pesar de la caída del crecimiento solar en el primer mercado FV del mundo, China, que el año pasado instaló 44,4 gigas (frente a los 52,8 gigavatios del año anterior, es decir -16%). 2018 tampoco ha sido un gran año para la FV en otros tres de los puntos más calientes de la geografía fotovoltaica: los mercados indio y japonés han registrado caídas de potencia instalada, y el mercado estadounidense se ha estabilizado. Así las cosas, el mundo sumó al parque FV global el año pasado, según las más recientes estimaciones publicadas (mayo de 2019), 102,4 gigavatios de nueva potencia FV, un 4% más (+4%) que en 2017 (98,5 GW), y lejos, pues, de las tasas de crecimiento registradas en 2016 (+50%) y 2017 (+30%).

La relajación de los mercados clave, que siguen manifestándose muy dinámicos en todo caso, ha contrastado (en 2018) con el frenesí de los mercados emergentes y de la re-emergente Europa. En 2018, el Viejo Continente se ha apuntado 11,3 GW (frente a los 9,3 de 2017, o sea, crecimiento del +21%). Más aún: el informe Global Market Outlook 2019-2023, que acaba de presentar en la feria Intersolar la asociación de la industria fotovoltaica europea (SolarPower Europe), estima que, durante este quinquenio (2019-2023), el mundo añadirá al parque FV global entre 800 y 1.300 gigavatios de nueva potencia solar. Es decir, que estamos hablando de un crecimiento que oscila entre el +60% y el +160%.

El escenario medio que maneja ese informe para el año que nos lleva (2019) señala que el mundo sumará durante este ejercicio al parque FV global alrededor de 128 gigavatios de nueva potencia solar, lo que supone un crecimiento del 25% con respecto a la potencia instalada en 2018 (102,4 gigas). Ese mismo escenario (Medium Scenario 2019) señala un crecimiento de la potencia instalada en Europa del 80% (la asociación de la industria fotovoltaica europea estima que el Viejo Continente añadirá este año a su parque solar 20,4 gigavatios de nueva potencia). SolarPower Europe prevé en fin más de veinte gigas en 2019… y hasta 24,1 en 2020, guarismo que bate la mejor marca europea de todos los tiempos: 22,5 GW en 2011.

El largo invierno mariano
Puertas adentro, los números de la FV también han brillado en 2018, tras el largo invierno mariano. Según la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), asociación que representa al 85% del sector FV nacional, el año pasado se instalaron en España 261,7 megavatios de nueva potencia fotovoltaica, lo que supone un incremento del 94% con respecto a los 135 megas instalados en 2017 y de casi el 500% con respecto a la potencia fotovoltaica instalada en 2016 (55 megavatios). Los autoconsumos (235,7 megavatios) supusieron el 90% del total (los otros 26 megas corresponden a grandes instalaciones solares sobre suelo). Según UNEF, en el segmento del autoconsumo, el 25% del total fueron instalaciones para uso agrícola conectadas a la red. A pesar de esa reactivación del sector, congelado durante los siete años de Gobierno Rajoy (diciembre de 2011-junio de 2018), la nueva potencia instalada en esta España de sol y playa representa solo un 2,3% de la nueva potencia instalada en Europa en 2018.

El escenario en todo caso es ahora mismo uno completamente distinto. Por varias razones, según UNEF. Estas: (1) la inercia de crecimiento del sector a la vista de su competitividad, “dada la reducción de costes de producción de un 80% en los últimos 10 años”; (2) la capacidad del autoconsumo de incidir sobre la competitividad de las empresas –ahorro energético y optimización financiera de la eficiencia energética–; (3) el impulso que le ha dado al sector la aprobación de la directiva europea de Energías Renovables, “que aporta seguridad y estbilidad al marco regulatorio del autoconsumo”; (4) el cambio de tendencia en materia de renovables y apoyo al sector fotovoltaico que ha marcado el discurso oficial del Ejecutivo Sánchez y, sobre todo, la derogación del impuesto al Sol, decretada por el Gobierno apenas tres meses después de llegado Sánchez a La Moncloa, derogación que ha supuesto todo un acicate para el mercado; y (5), finalmente, el apoyo de las comunidades autónomas a la generación renovable a través de ayudas al autoconsumo, tanto industrial como residencial.

Habida cuenta de todo ello, las perspectivas 2019 puertas adentro son extraordinariamente brillantes, y el guarismo de nueva potencia instalada en España a finales de este año seguramente no tendrá nada que ver con los paupérrimos 261 megas de 2018. El «Informe de seguimiento de grandes plantas fotovoltaicas en España. Versión 2ª. Diciembre de 2018»
(Hernández Gonzálvez y Hernández Luna) prevé la instalación aquí, durante el bienio 2019-2020, de más de 7.300 megavatios de nueva potencia solar fotovoltaica (7,3 gigas solo en grandes parque solares, no incluye autoconsumo). UNEF estimaba el pasado mes de marzo que el autoconsumo instalará en España entre 450 y 600 megavatios de potencia cada año. Es decir, que España sumará a su parque FV nacional en este bienio más de (o bastante más de) 8.000 megas. Nada que ver, en fin, con los 135 de 2017, el último año mariano (la moción de censura desahució a Rajoy de La Moncloa en junio del 18).

El resultado de la parálisis del sector durante casi siete años ya está aquí, en todo caso. Alemania produjo el año pasado seis veces más energía solar que España. La locomotora de la Unión Europea no solo aventaja a la vieja piel de toro en grado de industrialización o Producto Interior Bruto. La república federal alemana también le lleva al Reino de España muchos enteros en materia de energía solar fotovoltaica (FV). 46.164 teravatios hora de electricidad produjo Alemania el año pasado, por solo 7.785 España, ese al que llaman país de sol y playa. Francia y el Reino Unido también generan más energía eléctrica que España con la luz del Sol. 

El observatorio europeo de las energías renovables (EurObserv’ER) también acaba de publicar su último informe anual solar fotovoltaico, documento en el que hace balance de lo sucedido en el Viejo Continente (en clave FV) a lo largo del año 2018. El informe repasa también algunos de los números clave del sector a escala global: China, 44.400 megavatios (como dijimos); India, 10.800 megas; Estados Unidos, 10.600; Japón, 6.500; Australia, 3.800. Según EurObserv’ER, Europa añadió en 2018 a su parque FV continental 7.606 megas, en lo que este observatorio financiado por las instituciones europeas califica de “revival” fotovoltaico, tras un 2017 mucho más moderado. La tendencia –apuntan desde el observatorio– está llamada a consolidarse en el bienio 2019-2020, sobre todo habida cuenta del relajo de ciertas restricciones antidumping que la Unión Europea había establecido respecto de la importación de paneles chinos, restricciones que en septiembre de 2018 la UE ha levantado parcialmente. EurObserv’ER también prevé buenos números el año que viene en Egipto y los Emiratos Árabes Unidos, territorios en los que está previsto sean conectados varios megaparques fotovoltaicos.

El Observatorio sitúa en 114.549 los megavatios que ya tiene el parque FV continental. Más de la mitad están en solo dos naciones: las muy soleadas Alemania y Reino Unido. En 2018, la locomotora del Viejo Continente ha conectado casi 3.000 megavatios FV. Muy activo ha estado también el mercado de los Países Bajos (1.400 megas). También ha funcionado a un buen ritmo Francia, que ha conectado 862. En total, como se dijo: 7.606 MW en 2018, frente a los 5.690 del año anterior. Según EurObserv’ER, esta recuperación demuestra que la transición que los grandes parques solares han experimentado hacia un modelo de mercado, sin ayudas, ya se ha completado. La caída de los precios de los módulos solares y la publicación regular de subastas en los principales mercados solares europeos (Alemania, Países Bajos, Francia) han sido responsables de ese “revival”, según EurObserv’ER, que también vislumbra un escenario brillante para el autoconsumo, dado el contexto de paridad de red en un número creciente de países europeos. Destacan en el informe, por fin, dos últimos datos: de entre los diez mayores fabricantes de módulos solares, ocho son chinos; de entre los diez principales promotores fotovoltaicos de Europa, ninguno es español.

Añadir un comentario
Jon Goikoetxea
Junto con Rajoy, propongo al premio \"primo del año\" a un tal J.L.Rodriguez Zapatero, un tipo que pagaba con dinero público (que no es de nadie...) a 0,44€/kWh por una tecnología inmadura, que se dedicó a pagar la curva de maduración tecnológica de la fotovoltaica a todo el planeta vía endeudamiento de los Españoles (todavía se escuchan las risas de los otros paises...). Que no favorecío ni el I+D ni la maduración tecnologica sino la picaresca, porque con tirar unos paneles sobre la hierba ya se ganaba dinero, que engañó a miles de pequeños inversores vía BOE haciendoles creer que era la panacea para ganar dinero, y que propició en última instancia que el que vino después metiera la tijera para cortar el incremento desmesurado del déficit que estas primas conllevaban. Así que ya tenemos dos candidatos a \"primos\", uno por exceso y el otro por defecto. Somos un pais de extremos...un pais de primos y cuñados.
ROBERTO Palacios Pablos
Creo que ocurrirá lo mismo con la permisividad de acceso de vehiculos a Madrid Central, que con el impuesto al Sol Mariano. Perdemos tiempo, hacemos el ridículo, vamos contra la ciencia y el progreso. Propongo crear unos Premios Internacionales similar a los Nobel, en idénticas categorias, denominados, PRIMO DE RAJOY