fotovoltaica

El mayor parque solar de Castilla y León estará en Palencia

1
El cierre de la central térmica carbonera de Velilla, autorizado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia el pasado mes de noviembre, dará paso en esa comarca palentina a la puesta en marcha del mayor complejo solar fotovoltaico de toda Castilla y León. Velilla, que comenzó a operar en 1964, ha trabajado durante estos últimos años con dos grupos térmicos, de 154,94 y 360,70 megavatios de potencia nominal, respectivamente. La central ha empleado carbón (como combustible principal) y gasóleo y fuelóil (como combustibles auxiliares, en los arranques de los grupos).
El mayor parque solar de Castilla y León estará en Palencia

Las emisiones de la central térmica de Velilla del Río Carrión alcanzaron, en el periodo 2000-2009, una media anual de 2.381.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2), 17.674 kilogramos de dióxido de azufre (SO2), 12.384 de óxidos de nitrógeno (NOx) y 1.297 de partículas, lo que hizo de la generación en esta instalación "la actividad con mayores emisiones a la atmósfera en la provincia de Palencia", según el informe Diagnóstico Ambiental de la Provincia de Palencia (Diputación de Palencia). Todavía en 2017, y pese a la caída de horas de producción, la central, propiedad de Iberdrola, emitió casi un millón de toneladas equivalentes de CO2. La compañía, a la luz de las exigencias ambientales más estrictas aprobadas en Bruselas, solicitaría por fin el cierre en 2017 (cierre que le fue autorizado el pasado mes de noviembre) y ahora anuncia un "plan de transformación de la comarca" que incluye un parque solar de 400 megavatios, "inversiones en redes inteligentes y movilidad sostenible", proyectos de economía circular (instalación de una planta de valorización de residuos para el tratamiento y reciclaje de las cenizas, escorias y yesos, con el fin de transformarlos en nuevos materiales para el sector de la construcción) y la creación de una Plataforma de Innovación Ciudadana para incentivar el emprendimiento. El proyecto estrella es, en todo caso, el parque solar, que, según la compañía, representará una inversión de 300 millones de euros y creará más de 4.000 empleos (Iberdrola en todo caso aclara en su nota de prensa que hace esa estimación -creación de más de 4.000 empleos- atendiendo al criterio establecido por el Gobierno en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, documento en el que el Ejecutivo calcula que se crearán entre 12 y 14 empleos/año por cada millón de euros invertido). Por lo demás, la compañía explica en su nota que los trabajos de desmantelamiento de la central térmica de Velilla (que se prolongarán durante hasta el año 2025) servirán para dar continuidad a la colaboración con proveedores locales, "cuya involucración en estas tareas asociadas -asegura la empresa- representará un volumen superior al que mantienen en la actualidad".

Plataforma de innovación ciudadana
El plan de transformación de Iberdrola para la comarca de Velilla contempla la puesta en marcha de una Plataforma de Innovación Ciudadana "para canalizar iniciativas de emprendimiento, en clave de innovación para la transición energética, que actúen como instrumento acelerador de procesos de colaboración entre la ciudadanía, las entidades públicas y las empresas". La compañía asegura que "incentivará" a los emprendedores y startups que valoren instalarse en la comarca y "estudiará" opciones de financiación de iniciativas de I+D+i de proveedores locales. Iberdrola ha anunciado además que pondrá a disposición de la comunidad "un equipo formado por académicos de la Universidad Politécnica de Madrid, agrupados en el EIT Climate-KIC, una red de conocimiento e innovación, dependiente del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología, dedicada a acelerar la transición hacia una economía descarbonizada".

Las iniciativas en este ámbito incluyen también la promoción de programas formativos y divulgativos, dirigidos tanto a Formación Profesional Dual, como a institutos y universidades de la región, con el objetivo de mejorar la empleabilidad. A través de diferentes fórmulas -convenios con instituciones locales, programa Iberdrola U de emprendimiento joven y actividades de formación en el Campus Iberdrola en soluciones smart, relacionadas con la movilidad eléctrica, el autoconsumo y la climatización-, la compañía promoverá la empleabilidad de jóvenes y profesionales locales con el objetivo de convertirlos en actores activos de la transición energética.

Velilla y Lada
A finales de 2017, Iberdrola solicitó la autorización de cierre de sus últimas centrales térmicas en el mundo, situadas en Velilla (Palencia) y Lada (Asturias). Desde 2001, Iberdrola ha clausurado 15 centrales térmicas de carbón y fuel oil en el mundo, que suman casi 8.500 MW.

Sobre Iberdrola
Iberdrola, compañía multinacional que produce, distribuye y comercializa electricidad, declara 34.000 empleados en todo el mundo. Los principales accionistas de esta empresa son el fondo soberano de Catar (Qatar Investment Authority), el fondo estadounidense Black Rock Inc y el banco público noruego Norges Bank. La compañía asegura suministra energía a cerca de 100 millones de personas, principalmente en España, Reino Unido (ScottishPower), Estados Unidos (Avangrid), Brasil (Neoenergia) y México. Iberdrola presume de ser "el primer productor eólico y una de las mayores compañías eléctricas por capitalización bursátil del mundo". Este es su parque global de generación de electricidad.

Artículos relacionados
El carbón causó en España 1.529 muertes prematuras durante el bienio 2015-2016

Los costes sanitarios derivados de la contaminación atmosférica suponen un 3,5% del PIB español

El Gobierno Rajoy permite a las térmicas de carbón emitir hasta 7 veces más que la legislación europea

Un oscuro panorama, IIDMA

 

Añadir un comentario
Miguel
Muy buena la aclaración de los 4.000 empleos en base a las previsiones calculadas por gobierno, que están totalmente infladas, y eso Iberdrola lo sabe. El empleo en la fase de construcción de esta planta, que durará será poco más de un año, rondará los 1.000, y una vez construido quedarán los empleados de control, vigilancia y mantenimiento de la planta, que serán muchísimos menos. Si todas las previsiones que ha hecho el gobierno en el PNIEC distan tanto de la realidad como en la generación de puestos de trabajo, vamos dados.