fotovoltaica

Dos empresas holandesas instalan en el Mar del Norte la primera granja solar de algas marinas

0
Dos empresas holandesas respaldadas por la UE han instalado en el Mar del Norte la primera granja solar y de algas marinas, haciendo posible la producción de energía solar fotovoltaica y el cultivo de algas en el mismo espacio. Además de demostrar el potencial de este cultivo, utilizado en la alimentación y en otras actividades, el proyecto busca probar el interés de utilizar los espacios existentes entre las turbinas eólicas marinas para ubicar estas granjas.
Dos empresas holandesas instalan en el Mar del Norte la primera granja solar de algas marinas

Las dos empresas en cuestión, Oceans of Energy, desarrollador de energía solar en alta mar,  y The Seaweed Company, dedicada al cultivo de algas marinas, son socios en el proyecto UNITED, financiado por la Unión Europea, que tiene por objeto promover el uso más sostenible y eficiente de los recursos oceánicos.

El portal europeo Cordis indica que la granja offshore se ha instalado en el centro de pruebas North Sea Farmers, situado a 12 km de la costa de Scheveningen (un distrito de La Haya), capaz de soportar olas de hasta 13 metros. En 2019, Oceans of Energy ya instaló una de las primeras plantas solares flotantes del mundo en el Mar del Norte, frente a la costa holandesa. Según la publicación Energy Global, la planta generó energía limpia durante un año, resistió el clima del mar y sobrevivió a olas de hasta cuatro metros, así como a las tormentas Ciara y Dennis en el invierno de 2019.

El equipo del proyecto ha decidido ahora probar los paneles solares en condiciones más desafiantes, al ubicar la nueva instalación en este centro de pruebas, capaz de hacer frente no solo a las peores condiciones climáticas sino de albergar muchos megavatios combinados de energía solar y eólica en alta mar. De acuerdo con la publicación citada, utilizando sólo un 5% de las aguas holandesas del Mar del Norte, se podría generar la mitad de la demanda de energía de los Países Bajos; y esto se puede conseguir usando el espacio entre los aerogeneradores eólicos.

"Después de haber experimentado con el primer sistema solar marino en el Mar del Norte estoy encantado de combinar la producción de alimentos con la generación de energía limpia, dos necesidades muy importantes", ha declarado el fundador y director general de Oceans of Energy, Allard van Hoeken, al portal de noticias holandés dutchnews.


El cultivo de algas marinas para la producción de alimentos, muy habitual en Asia, tiene el potencial de reducir la presión sobre las poblaciones de peces de nuestros océanos. Sin embargo, no sólo es una valiosa fuente de alimentos. También se puede utilizar para producir cosméticos, combustible y materiales de construcción. Además, la combinación de esta actividad con la generación eólica podría reducir los costos y aumentar la eficiencia de este sector.

La iniciativa UNITED (Multi-Use offshore platforms demoNstrators for boosting cost-effecTive and Eco-friendly proDuction in sustainable marine activities) está llevando a cabo otros cuatro proyectos de demostración en aguas de Bélgica, Dinamarca, Alemania y Grecia, en donde también se están ensayanaod actividades de acuicutura de mejillones azules, peces y ostras. El proyecto termina en junio de 2023.

Añadir un comentario