fotovoltaica

Autoconsumo: el Ayuntamiento de Viladamat se hace un hueco en la historia

3
Viladamat es un pequeño y tranquilo pueblo de 440 habitantes, de la comarca del Alt Empordà, en Girona, que raramente atrae el interés del mundo exterior. Pero esto está a punto de cambiar: el municipio está llevando a cabo un proyecto histórico de autoconsumo fotovoltaico en la sede del propio Ayuntamiento, financiado colectivamente por los vecinos. El primer crowdlending de kilómetro cero en España.
Autoconsumo: el Ayuntamiento de Viladamat se hace un hueco en la historia
Vecinos de Viladamat en las fiestas del pueblo

Robert Sabater, alcalde de Viladamat, había estado buscando la forma de fomentar las energías renovables, siempre mediante la participación de los vecinos, para que fueran implantadas en los edificios municipales. Finalmente, a finales de 2016 decidió pasar a la acción y se puso en contacto con la cooperativa de ingenieros SUNO para que estudiaran las posibilidades que ofrecía el municipio a la instalación de estas tecnologías.

Poco después, SUNO presentaba su primera propuesta: instalar energía solar para autoconsumo en el tejado del propio edificio del Ayuntamiento. La propuesta de la cooperativa consistía, en concreto, en instalar 12 módulos fotovoltaicos que aportasen 3,4 kW de potencia, una cantidad suficiente para el autoconsumo del edificio pero sin verter energía a la red.



Con esta instalación, el Ayuntamiento podría ahorrarse hasta 1.000 € al año en la factura de la luz y a su vez reducir sus emisiones de CO2 en 2,5 toneladas anualmente. Y, quizá todavía más importante, era la mejor manera de fomentar el desarrollo de las energías renovables mediante participación popular y a la vez abrir un nuevo camino para otros ayuntamientos.



Pasos para reunir el capital

La instalación solar propuesta se presupuestó en cerca de 15.000€, de los cuales 6.000€ serían sufragados mediante una subvención de la Diputació de Girona. Se requería pues, una fórmula legal para vehicular la financiación de los casi 9.000€ restantes mediante un préstamo colectivo de los vecinos que voluntariamente quisieran participar.

SUNO propuso recurrir a ECrowd!, una plataforma especializada en la financiación colectiva de proyectos con impacto positivo, y las tres partes –vecinos, ECrowd! y SUNO– mantuvieron una reunión en el Ayuntamiento, que se saldó con la propuesta de abrir una vía inédita en la financiación de este tipo de proyectos municipales: por primera vez en España, un ayuntamiento iba a utilizar una plataforma de crowdlending para financiarse con sus propios vecinos.

La comunidad de inversores de ECrowd!, que conoce bien los proyectos de autoconsumo solar –ha financiado instalaciones como la del ecohotel “Mar de Fulles”, en Castellón, recientemente premiada– vio desde el primer momento que el proyecto de Viladamat encajaba perfectamente con todos los requisitos de ECrowd! y que era una fantástica oportunidad para involucrar a la población local en el tema de la energía limpia, que era el objetivo inicial del Ayuntamiento. 



Así, se acordó que durante los primeros 10 días, la inversión estaría reservada a los propios vecinos de Viladamat. Y, si pasado ese plazo el proyecto no hubiera llegado al 100%, entonces se abriría a todos los inversores registrados en ECrowd! Así nació la primera verdadera campaña de crowdlending de kilómetro cero en España: un proyecto 100% financiado por personas del mismo municipio.



Transparente y abierto a todos
Además de hacer historia con esta actuación, el Ayuntamiento de Viladamat quiso también asegurarse de que el proceso sería lo más transparente, inclusivo y democrático posible.

Así, para garantizar la máxima participación de los habitantes de Viladamat, el Ayuntamiento puso en marcha tres iniciativas. En primer lugar, el consistorio y ECrowd! realizaron una sesión informativa abierta a toda la población para explicar el proyecto y todos los detalles de la financiación colectiva de “Km 0”.


En segundo lugar, y durante el primer día que se podía invertir, el Ayuntamiento organizó una sesión de inversión participativa con el director de Girona de ECrowd!, que estuvo disponible durante varias horas para ayudar a quien quisiera invertir en el proyecto y tuviera alguna duda. Esto propició que incluso personas sin acceso a internet pudiesen invertir también en el proyecto.

Y en tercer lugar, se limitó el importe máximo por inversor. Aparte de la cantidad mínima habitual de 50 € para las inversiones en ECrowd!, que hace que invertir sea muy accesible, se introdujo en este caso un límite máximo de 500 € por inversor para que el importe a recaudar estuviera lo más repartido posible.



Finalmente, el proyecto se abrió para inversión el pasado lunes 6 de marzo en ECrowd! Cuatro días más tarde, el viernes 10 de marzo, los 8.800 € requeridos ya habían sido recogidos, gracias a 22 vecinos de la localidad que habían prestado entre 100 € y 500 € cada uno al proyecto. De esta inversión, recibirán mensualmente cuotas al 3,5% anual durante un plazo de 3 años. Pero lo más importante para ellos es que son conscientes de que están contribuyendo a lograr un modelo energético de bajas emisiones de carbono en su mismo pueblo.

Las obras ya han comenzado y muy pronto esta instalación de autoconsumo en el Ayuntamiento de Viladamat será una realidad.



Añadir un comentario
manuel roda
interesante iniciativa a seguir por los ayuntamientos mas pequeños
Alfredo
Lahace la fuerza y en este caso tambien la energia Unidos somos mas fuertes Unidos pasamos d sumar personas a multiplicar ilusiones para conseguir objetivos Enhorabuena a todas las personas q como en Viladamat se unen para construir alternativas que mejoraran el medio ambiente y el aire que respiramos todas
sylvie
Bel ejemplo a seguir! No importa quien y cuantas personas, importa lograrlo. felicitaciones