fotovoltaica

Alten Energías Renovables se posiciona con fuerza en África y Latinoamérica

0
Alten Energías Renovables, uno de los más destacados Independent Power Producer (IPP) en el panorama internacional, especializado en el desarrollo, financiación, construcción y explotación de centrales solares fotovoltaicas, irrumpe con fuerza en el mercado fotovoltaico en el África Subsahariana y Latinoamérica, a través de sus filiales Alten África y Alten América.
Alten Energías Renovables se posiciona con fuerza en África y Latinoamérica
Planta fotovoltaica de Alten en España

Alten África acaba de alcanzar el cierre financiero y ha iniciado la construcción de una planta en Namibia de 45 MWp. Por su parte, Alten América construye desde agosto del año pasado, una central fotovoltaica en México de 350 MWp. Alten Energías Renovables, que inició su actividad internacional en 2013, se encuentra en proceso de cierre financiero de otros 52 MWp en Kenia. Cuenta con un proyecto en Nigeria de 120 MWp con un PPA firmado con la eléctrica mayorista del país NBET–Nigerian Bulk Electricity Trader. Además, dispone de un amplio pipeline con más de 800 MW en diferentes fases de desarrollo en África Subsahariana y Latinoamérica.

El grupo cuenta con oficinas en Holanda, España, Kenia, Nigeria, México y Namibia, y dispone de un equipo multinacional experto en el desarrollo, financiación, construcción y explotación de plantas solares fotovoltaicas en entornos competitivos a través de sus dos filiales Alten África y Alten América. Los proyectos en marcha de ambas filiales se encuentran cofinanciados por entidades bancarias de primer orden como son el sudafricano Standard Bank y Proparco, filial de la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD), en el caso de la central de Namibia que desarrolla Alten África. Ambos han cofinanciado el proyecto por un importe superior a 50 millones de dólares para una inversión total de 70 millones.

En el caso de Alten América, cuya central denominada Solem requerirá una inversión de 335 millones de dólares, el proyecto cuenta con la aportación de fondos propios de Alten América y de Cubico Sustainable Investments y la cofinanciación de los bancos de desarrollo mexicanos Bancomext y Banobras, las entidades multilaterales Corporación Interamericana de Inversiones (IIC), miembro del Banco Interamericano de Desarrollo, el IFC, miembro del Grupo Banco Mundial y por Bank of Tokyo-Mitsubishi UFJ.

Ambas filiales han visto reforzada su actividad, en los últimos meses, con la entrada en sus accionariados de nuevos socios financieros. Se trata del fondo sudafricano Inspired Evolución cuyo fondo Evolution II coinvertirá inicialmente 36 millones de dólares en Alten África para impulsar el desarrollo del productor independiente de energía (IPP), en el África Subsahariana. En el caso de Alten América su nuevo socio financiero es el grupo japonés Sojitz Corporation, que junto a Cubico Sustainable Investments financian la construcción de la central mexicana Solem, en el estado de Aguascalientes.

Alten África ha alcanzado, este mes de marzo, el cierre financiero de la que será la mayor central solar fotovoltaica en Namibia y en el África Subsahariana (a excepción de Sudáfrica), con un campo solar de 45,5 MWp para una potencia de 37 MWac, una inversión prevista de 70 millones y una vida útil superior a 25 años. La central fue adjudicada en el concurso promovido por NamPower, la compañía eléctrica estatal namibia, que participa también como inversor, con un 19% de la misma. La energía producida por la nueva central, que supone un 8% de la capacidad instalada, será capaz de satisfacer un 3% de las necesidades energéticas de país. El vehículo inversor (Alten Hardap) está participado mayoritariamente por Alten África (51%), por la eléctrica del país Nampower (19%) y por un grupo de inversores locales: First Place, Mangrove, Talyeni (30%) liderado por 8 mujeres namibias. Se trata de profesionales y empresarias, de entre 35 y 55 años, que han visto en este proyecto una oportunidad de adquirir know-how y de invertir en tecnologías punteras que permitirán impulsar el crecimiento económico de su país.

La nueva central fotovoltaica ocupará una superficie de 100 hectáreas. Está localizada en la región de Hardap, en el municipio de Mariental, a 230 km al sur de la capital, Windhoek. Será una de las más productivas del mundo al encontrarse en una zona de máxima radiación. A partir de su entrada en operación comercial, prevista para septiembre de 2018, unos 112 GWh de electricidad limpia serán inyectados anualmente a la red de Namibia, suficientes para satisfacer el consumo energético anual de más de 70.000 namibios. La planta evitará además la emisión 33.000 toneladas equivalentes de dióxido de carbono a la atmósfera, cada año de vida de la planta.

Por su parte, Alten América inició el pasado mes de agosto la construcción de la central solar fotovoltaica, Solem, en el municipio de El Llano, en el estado de Aguascalientes, con una capacidad de 350 MWp. La finalización de las obras, que están siendo ejecutadas por la empresa española Grupo Ortiz, está prevista para septiembre de 2018. La central, que ocupará una superficie superior a 1.000 hectáreas, generará energía limpia equivalente al suministro aproximado de electricidad a una población de más de 400.000 mexicanos y cuenta con contratos de compraventa de potencia, energía y certificados de energía limpia (CEL) con CFE Suministro Básico otorgados en la segunda Subasta Eléctrica de Largo Plazo, que se llevó a cabo en México en septiembre de 2016.

Añadir un comentario