ernesto macías

Tecnología y políticas. Y Políticos.

0
Tecnología y políticas. Y Políticos.

A finales de Noviembre se celebró, con gran éxito de asistencia, el IV Foro Solar, organizado por UNEF. Aunque he participado en innumerables conferencias de este tipo en los últimos 15 años, me confieso un escéptico en lo que se refiere a los resultados, pero aun así sigo asistiendo y participando activamente, porque sencillamente no hay más opción que seguir trabajando, debatiendo, discutiendo y aprendiendo siempre.

En todas estas conferencias y foros, en todas, suele haber grupos muy diferenciados de participantes: los que trabajan en el sector en cualquiera de sus áreas de negocio, los que están interesados y quieren conocer más y los superestrellas: los políticos. De estos, sin duda los que más interesan son los que tienen el poder. Si, el poder.

Como poderoso Secretario de Estado de Energía, el señor Navia regaló agradables calificativos a la “prometedora” tecnología fotovoltaica, que tiene un gran futuro. En el mismo tono condescendiente aseguró estar abierto a la eliminación de las trabas administrativas. ¡Muchas gracias D. Daniel! El Sr. Navia, después de su inspirada actuación, no se prestó al debate, ni tan siquiera a responder a preguntas. No es novedad.

La Directora de la Oficina Española de Cambio Climático si se prestó a contestar preguntas, y aunque no respondió a ninguna, al menos contestó. Me consta que la Sra. Ulargui es una gran profesional y mejor persona, pero el “estilo” político español pesa como una losa y arrasa por donde pasa.

En esa sesión sobresalió D. Miguel Torres, que se ganó a la audiencia con más razón que un santo. Lástima que Dª Valvanera no se quedará a ver la presentación de D. Miguel (Los políticos no suelen quedarse a escuchar) porque fue de 10. Por lo claro de la exposición de cómo el cambio climático está afectando a su industria y cómo su empresa lucha, investiga y se deja la piel peleando contra los molinos de la burocracia estatal de nuestro bendito país.

No se quedó atrás mi amigo Paolo Frankl. Primero hizo una presentación que tampoco pudo ver el Sr. Navia, cosa que no le habría venido nada mal, y en la que anunciaba lo que el llamó, no pronósticos, sino datos que sólo necesitan del paso del tiempo para que se confirmen. ¡Y vaya datos!

Pero la frase memorable, en pleno debate con Cristina Narbona y Valvanera Ulargui, fue: "Cuidado, la Tecnología va muy por delante de la política". El amable Paolo quiso ser muy cortés y no dijo “de los políticos”, pero, ¿Quién hace la política? ¿No es cierto que en España parece que somos los ciudadanos y las organizaciones empresariales las que estamos “bailando el agua” a los políticos? ¿No os da la impresión de que algunos de estos “servidores públicos” nos miran por encima del hombro? Creo que tenemos que ser más exigentes con ellos y no permitir que ni respondan a las preguntas ni dejen de dar explicaciones. Les pagamos para eso.

Cuando se apruebe definitivamente la Directiva de EERR vamos a tener la oportunidad de ponerlos a prueba.
En cualquier caso, como dice Paolo, como sigan anclados en este estilo decimonónico y trasnochado, la tecnología, y la gente, les va a pasar por la izquierda. Y por la derecha, y por arriba y por debajo.

Quizás más pronto que tarde.

Añadir un comentario