eólica

3ª Encuesta sobre Mantenimiento de Parques Eólicos

El mantenimiento eólico gana peso

0
Las tareas de operación y mantenimiento cobran más relevancia en el día a día del negocio eólico en España. Y no solo porque la instalación de nuevos parques se haya hundido hasta tasas desconocidas –175 nuevos MW en 2013– sino porque los recortes de la reforma energética exigen garantizar la máxima disponibilidad de los aerogeneradores y, por tanto, la mayor producción posible.
El mantenimiento eólico gana peso

Las últimas jornadas técnicas de la Asociación Empresarial Eólica (AEE) celebradas en septiembre del año pasado en el marco de la feria Wind PowerExpo, en Zaragoza, giraron en torno a las estrategias de operación y mantenimiento de parques eólicos (O&M). Prueba evidente del papel clave que juegan en este momento para el sector. Los recortes en la retribución siguen estrechando el margen operativo para los propietarios así que hay que prestarle más atención, si cabe, a la O&M. La consigna es conseguir la mayor producción posible sin encarecer los costes de mantenimiento. “La disponibilidad ya no es un objetivo sino una herramienta”, apunta Alberto Ceña, director técnico de AEE.

Una herramienta que hay que aprender a manejar con precisión porque si en 2009 el porcentaje de la potencia eólica instalada en el mundo fuera de garantía era muy pequeño en relación con la potencia total, en 2015 puede ser ya del 45%, según varios estudios. La finalización del periodo de garantía es un momento delicado para los propietarios de parques eólicos porque hay que elegir bien la estrategia de mantenimiento que más conviene, y que suele estar marcada por el tamaño de esas empresas. Porque aquí “el tamaño sí importa”, incide Ceña. El potencial de una gran empresa, una utility, para reducir sus costes de O&M “es alto porque pueden internalizar el mantenimiento y optimizar los costes internos”. Ese potencial se reduce a medida que disminuye el tamaño de las empresas. “Para un propietario medio el potencial es también medio porque tienen capacidad para diversificar sus proveedores y pueden ir a un modelo de O&M mixto. En cambio para el pequeño propietario ese potencial es muy limitado y pasa por tomar acciones cooperativas con otros propietarios, como el intercambio de información, repuestos compartidos, etc”.

¿De cuánto dinero estamos hablando?
Para los principales actores del sector, el coste de explotación está en torno a los 17 €/MWh, con costes de mantenimiento que oscilan entre los 5 y los 9 €/MWh. Y según Ceferino Viescas, responsable de O&M de EDP Renováveis, el gasto total durante la vida del parque alcanza en valor actual neto entre 2 y 2,5 millones de euros por MW instalado. Una cantidad que puede convertirse en un auténtico lastre porque, tras las últimas evoluciones del marco regulatorio –entiende Viescas– “el panorama de la eólica es desolador. Se ha producido una reducción drástica de los ingresos, se ha perdido todo incentivo a la eficiencia, no existe horizonte alguno para nuevas inversiones, así que el futuro es absolutamente incierto. El sector vive en un estado de interinidad e inseguridad jurídica. Y se siente engañado”.

“Para bien y para mal, el coste de O&M es el más gestionable durante la vida del parque eólico. Aún más, una vez construido el parque, prácticamente el 60% de todo el coste está despachado y O&M es el único coste significativo reajustable durante el resto de vida del parque”, señala el responsable de O&M de EDPR. “La O&M es una de las mayores palancas para marcar diferencias y conseguir ventajas competitivas en la compañía”.

Una de las diapositivas que utilizó Viescas en su presentación en las jornadas técnicas de AEE trata sobre las diferentes estrategias seguidas en O&M por los tecnólogos y por los operadores de los parques eólicos. La ilustración que emplea habla por sí sola: dos coches que acaban de chocar. Probablemente, por las diferentes visiones de la estrategia a seguir. Y porque los intereses de unos y otros no siempre coinciden. Por ejemplo, los tecnólogos consideran el máximo de información como propiedad intelectual, por lo que se cierran en banda a toda transferencia de los equipos. En cambio para los operadores de los parques, y por tanto de los aerogeneradores, es vital disponer del máximo de información y conocimiento de los equipos que son de su propiedad. La encuesta sobre mantenimiento de parques eólicos que publicamos cada año va en esta línea de tratar de arrojar luz sobre las tareas de O&M.

Viescas cree que “los tecnólogos han evolucionando, modificando y relajando sus condiciones para poder adaptarse al cliente. Mientras tanto, los operadores han buscado otros proveedores y asumido riesgos. Los tienen que asumir si buscan ganar margen”. Su impresión es que ese margen existe. Pero si los propietarios de parques aumentan su conocimiento y sus capacidades en la tecnología tendrán que dotarse de más recursos. Y eso exige gastar más. Aunque también “podrán gestionar el coste más importante durante la vida operativa del parque y mantenerlo bajo control, contrariamente al disparo de los costes de O&M anunciado por algunos analistas”. Porque “lo que no se controla no se mejora”, concluye.

¿Cómo evoluciona la O&M?
Según Ramón Consuegra, director de proyecto en Siemens Energy, en los últimos años se ha observado “cuatro movimientos sísmicos en el mercado de los proveedores independientes de servicios (ISP) que pueden realizar tareas de O&M eólico. El primero es que en 2009–2010 surgieron alianzas entre ISP para ofrecer soluciones globales de O&M a los clientes, como la Global Wind Alliance y la North American Wind Service Alliance. En 2010 aparecieron nuevos actores en el mercado. Empresas de servicios de otras áreas del sector energético e industrial se incorporaron este negocio. Es el caso de “EMS absorbida por Broadwind,  Weir group que adquiere YES, y Tamoin, que  inicia cooperación con Iberdrola”.

En tercer lugar, entre 2011 y 2012 se producen “consolidaciones y reorganizaciones. LM extiende el alcance de sus servicios adquiriendo Encore, Windtechnics se declara en bancarrota, Wincon compra Dan Service y Availon adquiere Voith industrial services wind O&M department”. Por último, en 2012 y 2013, hay propietarios de parques que adquieren ISP como “Duke Energy, que compra Outland Energy Services, y ERG Renew, que se hace con Maluni para mantener la flota propia”.

Según Consuegra, en un “negocio tan volátil” como este, lo que se puede esperar en los próximos cinco años es un “mayor enfoque en temas de seguridad y salud , así como más presencia de otras empresas de servicios tradicionales, avances en la consolidación de los ISP más fuertes y la llegada de nuevos modelos de negocio”.

Para Sonia Muñoz,  del departamento de Ingeniería Independiente en Garrad Hassan, “la reducción de la venta de máquinas ha provocado que los fabricantes se focalicen en la actividad O&M como fuente clave de ingresos adicionales. A su vez el incremento de competencia con la entrada de los proveedores independientes de servicios (ISP) y la propia capacidad de internalización de servicios de algunos explotadores, ha hecho que los costes de O&M se reduzcan en general”.

El panorama descrito por Sonia Muñoz distingue entre mercados emergentes y maduros. En los primeros las oportunidades del sector se basan en la capacidad de crecimiento, donde principalmente son los fabricantes de turbinas (OEMs) quienes están tratando de asegurar ingresos con contratos de O&M de largo plazo (LTSA). “En Latinoamérica los OEMs están ofreciendo contratos de servicios de 15-20 años incluso, lo que deja poco margen de entrada a otros agentes. En China, con periodos de garantía típicos de 5 años para las turbinas, los propietarios (grandes empresas chinas de generación eléctrica) tienen capacidad de internalizar servicios. En Norteamérica, una tendencia es que los OEMs incrementen su mercado de O&M con la renovación de contratos, pero por otro lado los propietarios tienen gran conocimiento de la operación de los activos y posibilidades de ir a planteamientos mixtos, con más internalización”.

En los mercado maduros, “los propietarios están obligados a reducir costes de mantenimiento debido a la disminución de márgenes, con fórmulas como la internalización de servicios (sólo viable en grandes operadores), combinada con el outsourcing de servicios como los grandes correctivos”. Para estos propietarios “la solución mixta que puede ofrecer un ISP con amplia experiencia es también muy interesante ya que probablemente conducirá a una reducción de costes sin implicar costes de estructura adicionales”, argumenta Muñoz.

Conclusiones de la encuesta
Por las declaraciones de los responsables de O&M en las empresas propietarias de parques, es evidente que se echa mucho de menos cualquier información relacionada con los trabajos de mantenimiento que realizan los fabricantes de aerogeneradores u otras empresas proveedoras independientes de servicios (ISP). Y ahí es precisamente donde incide esta encuesta. Algunas de las empresas que la han respondido han insistido en la conveniencia de matizar ciertas respuestas. Pero las matizaciones están reñidas con la necesidad de simplificar la información en 14 preguntas y una valoración numérica. De lo contrario, las excepciones a tener en cuenta harían imposible cualquier conclusión.

La encuesta es la misma que la de 2012 y 2013. Se ha enviado a trece empresas que operan parques eólicos y han respondido nueve, por tanto más que en los años anteriores. Es una encuesta anónima, no aparecen los nombres de las empresas que han respondido al cuestionario. Lógicamente sí aparecen el de los fabricantes de turbinas y el de los ISP cuyo trabajo es valorado por los propietarios y operadores de los parques. A los encuestados se les ha pedido que contesten a cada pregunta con un número, de 5 a 1, siendo 5 el valor máximo y 1 el mínimo. Al final viene la puntuación media que han recibido en cada una de las preguntas. Y también la media que obtuvieron en 2012 y 2013.

La encuesta recoge las valoraciones que se hacen sobre los trabajos de mantenimiento de doce empresas, cinco fabricantes de aerogeneradores y siete ISP. En general, los propietarios y operadores de parques son críticos con el trabajo realizado por las empresas de mantenimiento. Pero especialmente con el de los fabricantes de aerogeneradores. Una tónica que se repite año tras año. Y que parece relacionada con el celo demostrado por estas empresas poco dadas a compartir información con los dueños de las máquinas. En todas las preguntas ganan los ISP que, en general, mejoran su nota respecto a años anteriores. Por el contrario, la entrada de nuevos fabricantes ha servido para bajar su nota global. Hasta el punto que, en la mitad de las preguntas, la nota media es un suspenso. Atención al 1,6 de media que consiguen cuando se les pregunta sobre la disponibilidad de información técnica.

Encuesta Mantenimiento
La encuesta se ha enviado a 13 empresas que operan parques eólicos y han respondido 9. Es una encuesta anónima, que recoge las valoraciones, de 5 a 1, que los propietarios de parques hacen de los trabajos de mantenimiento que realizan doce empresas, cinco de ellas son fabricantes de aerogeneradores y siete proveedores independientes. Al final viene la puntuación media en cada una de las preguntas. Y la media obtenida en los años 2012 y 2013.

Encuesta Mantenimiento Eólico 2014

Añadir un comentario