entrevistas

Luz Pardo, consejera delegada de Biomasa Forestal

"Desde la declaración de estado de alarma hemos observado un pequeño repunte en las ventas de pélets"

0
Hace unos días, Apropellets y Avebiom lanzaron un mensaje conjunto para garantizar el suministro de biocombustibles sólidos durante el tiempo que dure el estado de alarma. Uno de los principales suministradores de esos combustibles es Biomasa Forestal, cuya planta de As Pontes (A Coruña) produce al año 60.000 toneladas de pélets. Su consejera delegada, Luz Pardo, confirma esa garantía del suministro a la par que han implantado un Plan Especial de Prevención y Protección ante el coronovirus. También resalta que las ventas no han bajado, todo lo contrario: “hemos observado un pequeño repunte”.
"Desde la declaración de estado de alarma hemos observado un pequeño repunte en las ventas de pélets"

Sabemos que Apropellets y Avebiom han garantizado en nombre de sus socios, entre los que se encuentra Biomasa Forestal, el suministro de pélets y astillas, pero ¿cómo se concreta en el caso de una empresa como la suya?
Nuestra manera de garantizar el suministro de pélets y astillas es que a día de hoy tenemos fabricado entre un quince y un veinte por ciento de la producción anual. La actividad sigue con normalidad, siempre siguiendo el Plan Especial de Prevención y Protección que hemos implantado en la empresa y las recomendaciones establecidas en el estado de alarma sanitaria. Contamos con varios almacenes en los que se mantiene el mayor número de producto y materia prima para la elaboración de nuestros biocombustibles sólidos, para garantizar así el suministro a todos nuestros clientes y asegurar el abastecimiento en los hogares.

¿Y el suministro de materia prima necesaria para la fabricación de los pélets?
Recibimos materia prima con normalidad, siguiendo todas las recomendaciones  y medidas establecidas por las autoridades sanitarias como prevención frente al coronavirus, por lo que la fabricación de pélets y astillas está asegurada.

¿En qué consiste ese Plan Especial de Prevención y Protección?
Lo hemos elaborado para todos los empleados, así como para garantizar la seguridad a nuestros clientes y proveedores. Conlleva varias medidas, y la primera es la desinfección de todas las zonas de producción y puestos de trabajo en cada cambio de turno laboral. También se han adecuado los horarios de los turnos para minimizar el contacto entre los miembros de la plantilla.

Imaginamos que el teletrabajo será imposible en una planta de producción de estas características
El teletrabajo afecta a todo el personal de administración y comerciales, al que se han acogido para minimizar los riesgos y cumplir con las recomendaciones de prevención.  Mantenemos una persona de administración en servicio permanente en el centro. En cuanto a la producción, se acota la presencia de de personas en lugares comunes y cerrados en cumplimiento con las directrices de higiene y seguridad marcadas por el estado de alarma. Por otro lado, se ha suministrado material de protección para el personal y se ha implantado un protocolo especial de actuación en caso de confirmarse algún positivo por coronavirus entre la plantilla.

¿Y en el caso del trabajo diario con proveedores y clientes?
Hemos establecido el envío y recepción por medio telemático de toda la documentación, como albaranes, facturas o relación de pedidos tanto a nuestros proveedores como a nuestros clientes.

¿Ha afectado en algo esta situación a la dinámica habitual de la planta?
Hemos tenido que aplazar la parada de mantenimiento de las instalaciones, prevista para principios de abril, como medida de prevención. Se ha tomado por responsabilidad, dado que estas labores se realizan tanto por los propios trabajadores de Biomasa Forestal, como por empresas y trabajadores externos, provocando que aumente considerablemente el número de personas (puede llegar a más de veinte) que estén en contacto durante la realización de estos trabajos. Para minimizar riesgos y evitar posibles contagios se aplaza hasta que se pueda garantizar la seguridad de todos los trabajadores.

¿Y el mercado en general cómo está reaccionando?
Hay que recordar que la campaña de invierno está llegando a su fin, y por lo tanto también en los hogares el uso de la calefacción y el consumo de biocombustibles sólidos disminuyen considerablemente. El cambio de estación, que conlleva a la par el aumento de temperatura y el almacenaje suficiente de materia prima y producto, permite garantizar el suministro.  

Aparte de los proveedores, el comercio de pélets y astillas depende mucho de la logística y distribución de los productos. ¿Os afecta algo en este sentido?
Los transportistas colaboran y responden positivamente para garantizar el suministro a los puntos de venta y hogares españoles. Sí cabe destacar que el sector del transporte de mercancías prima y prioriza la distribución, como es lógico, de alimentos y productos de primera necesidad. En este sentido no está habiendo problema para el transporte de los biocombustibles sólidos, y en el plazo de dos a tres días el producto se envía a todos nuestros clientes.

¿Y las ventas? ¿Ha bajado la demanda teniendo en cuenta que se han cerrado todos los centros de educación y alojamientos turísticos, especialmente hoteles, y algunas industrias?
Desde la declaración de estado de alarma hemos observado un pequeño repunte en las ventas, que además ha coincidido con la bajada de temperaturas y con nevadas en algunas zonas de la península durante la primera semana del estado de alarma. A pesar de que algunos establecimientos habituales de venta, como ferreterías, grandes distribuidores o en el sector del bricolaje, no están abiertos al público, lo cierto es que la venta de pélets ha aumentado en el sector de los supermercados.

Pero esto tiene pinta de durar una cuantas semanas más
Sí, desgraciadamente será así, pero incido en que la campaña asociada a las calefacciones llega a su fin, por lo que en la mayor parte de los hogares en menos de un mes el uso de la calefacción, y por tanto el uso de biocombustible sólido, seguirá bajando. Quiero apuntar también el notable incremento de pedidos on line de pélets y astillas en los últimos días para domicilios particulares, al igual que ha ocurrido con los productos de primera necesidad, como los alimentos.

Añadir un comentario