entrevistas

Fernando Romero, director general de EDF Solar

“La mejor batería es la red”

0
No es la primera vez que le entrevistamos, pero sigue siendo igualmente interesante su mirada sobre el sector, amplia, incisiva (léase el titular). Fernando Romero es uno de los pioneros del autoconsumo en España. Fijó valiente su residencia en Galicia, tierra con Sol... pero menos; remó contra vientos y mareas (una crisis global, impuestos sin sentido); firmó su primera instalación en 2012 (ya está amortizada); y hoy puede presumir de que EDF Solar, la empresa que fundó, tiene un 60% de cuota del mercado del autoconsumo, 11 delegaciones repartidas por toda España; y más de 1.700 obras ejecutadas a las espaldas. En fin: muchos avales por detrás y... por delante, todo lo que viene a continuación. Para no perderse una coma.
“La mejor batería es la red”

La ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, acaba de cumplir dos años en el cargo. Llegó al grito de “acabaremos con el impuesto al Sol” (lo hizo), y está a punto de aprobar todo un Plan Nacional de Energía y Clima que, entre otros, plantea como objetivo cuadruplicar la potencia fotovoltaica en España, que ronda hoy los 9.000 megavatios y que deberá alcanzar en el año 2030, según ese Plan, los 40.000. Al caso: ¿cómo valora Fernando Romero estos dos años de política energética?
Desde mi opinión, el Ministerio para la Transición Ecológica, con Teresa Ribera a la cabeza, lo está haciendo bien. Ha apostado firmemente por el impulso de las energías renovables, enmarcando sus políticas dentro de las directivas europeas en materia energética y, lo que es más importante, creen en ello. Tienen valores y convicción. Los objetivos de este Plan son ambiciosos y factibles. Viendo la evolución de la energía fotovoltaica, llegaremos a esas cifras más pronto que tarde. Cumplir los objetivos de este Plan es prioritario. Ahora bien, creo que hay que pensar en el futuro del sector, a nivel empresarial e industrial, y plantear políticas estables, consensuadas, que otorguen seguridad al sistema; y desarrollar normativas uniformes que nos den visibilidad a largo plazo.

El Gobierno está ultimando la Estrategia Nacional de Autoconsumo. Para ello, ha mantenido abierta una consulta pública hasta hace apenas tres semanas. En esa consulta, el Ministerio planteaba 18 preguntas para que todos los actores del sector tuvieran oportunidad de pronunciarse sobre ellas y, a partir de esos comentarios, enriquecer la Estrategia en cuestión. Una de las preguntas era: ¿qué mecanismos de movilización de las inversiones considera usted los más adecuados para las instalaciones de autoconsumo? (ayudas directas, ayudas a la producción, ayudas fiscales, etcétera). Bien, ¿qué mecanismos considera EDF Solar?
Las ayudas a fondo perdido, las subvenciones, deben acabar desapareciendo, porque distorsionan el mercado. Aunque... por lo que se ve que va a llegar desde Europa... tenemos fondos para unos cuantos años. Yo creo en todo caso que el sector debe funcionar por sí mismo. Lo ideal sería la promoción de exenciones fiscales al autoconsumo, con bonificaciones en el IBI [Impuesto sobre los Bienes Inmuebles], en el IAE [Impuesto Actividades Económicas] o en el ICIO [Impuesto de Instalaciones, Construcciones y Obras] en cada administración competente. A nivel autonómico, debería revisarse una bonificación en el Impuesto de Sociedades, como ya se está haciendo en Navarra, por ejemplo, donde tienen competencias tributarias. Y donde no las tienen, pues debería hacerse a nivel estatal. En fin, que yo apostaría por acabar con las subvenciones al autoconsumo y promover en su lugar las exenciones fiscales. [Bajo estas líneas, instalación solar fotovoltaica para autoconsumo en Puertas Bamar, Valladolid, de 778 kilovatios pico, puesta en marcha por EDF Solar este año].

En materia de autoconsumo, ¿queda por remover alguna barrera? O, dicho de otro modo: ¿qué es mejorable?
Todavía hay mucho margen de mejora. Estamos a un 50% del desarrollo normativo necesario en el sector, muy por detrás de países como Portugal o Alemania. El RD 244 [por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo de energía eléctrica, aprobado en abril de 2019] introdujo cambios positivos; y ha impulsado el autoconsumo; pero no ha sido más que un parche. Hay que seguir reglamentando para corregir errores y promover mejoras que beneficien a las empresas que operamos en el sector y promuevan realmente la generación distribuida. La esencia de la generación distribuida es que todos podamos beneficiarnos por cercanía entre el punto de producción y el de consumo, que las instalaciones puedan volcar sus excedentes y que esto sea un eje del cambio de modelo energético con las consecuentes ventajas para el sistema, como el evitar las pérdidas de energía en la red. Necesitamos que la modalidad con excedentes, sobre todo para instalaciones de más de cien kilovatios, sea un proceso simple y ágil.

En cuanto al autoconsumo compartido... todavía no es una realidad en España. Necesitamos esquemas de conexión más definidos y ver cómo puede instaurarse en la parte doméstica e industrial a través de una tramitación más fáctica.

Bien, ahora vamos a la rabiosa actualidad. ¿Cuánta gente trabaja ahora mismo en EDF Solar y cuánta trabajaba el 14 de marzo de 2020?
La pandemia no ha tenido afectación en el empleo. Seguimos manteniendo la misma plantilla a nivel global, cosa que nos enorgullece; e incluso hemos incorporado a más compañeros, concretamente en el departamento de Generación, Obra y Mantenimiento, debido al alto volumen de proyectos en esta área. Es más: tenemos abiertos procesos de selección para este último trimestre.

Bueno, pues, ¿cómo ha impactado hasta hoy la pandemia en EDF Solar?
En los meses más duros, marzo y abril, registramos un descenso importante en nuestra actividad en todas las áreas, y tuvimos que recurrir al ERTE [Expediente de Regulación Temporal de Empleo], manteniéndonos con servicios mínimos para poder dar respuesta a las demandas de los clientes. Desde primeros de mayo fuimos recuperando trabajadores del ERTE de forma progresiva, a medida que volvíamos a la actividad. A partir de junio, coincidiendo con la desescalada, recobramos actividad con la firma de contratos, y volvimos a estabilizar la demanda, recuperando cifras precovid desde junio. En ese mismo mes, todos nuestros trabajadores volvieron a sus funciones. Por fortuna, de momento, ningún empleado ha sufrido el contagio por Covid19. En ese sentido, agradecemos la responsabilidad de toda la plantilla, que cumple las medidas de seguridad en el día a día. Sabemos que esto será algo sistémico y que se prolongará por tiempo indefinido, así que estamos preparados para adaptarnos a cualquier futura situación que pueda darse. Hemos igualado el volumen de facturación de 2019 en septiembre y esperamos, en este último trimestre, crecer en torno al 50% respecto al ejercicio anterior en la división de autoconsumo en cuanto a obra ejecutada. Aunque, lógicamente, en volumen de contratos, si los trámites administrativos fuesen más agiles, estaríamos hablando de un crecimiento de en torno al 100%.

EDF cerró 2019 con 32 megavatios de autoconsumos instalados. ¿Cómo habrá impactado la pandemia en EDF Solar al cierre de 2020?
En el primer semestre de año, hemos conseguido formalizar 167 contratos en el área de autoconsumo fotovoltaico, que suman una potencia de veinte megavatios [20 MW]. A mayores, contamos con proyectos en curso por 10 MW en otros 32 contratos, y con pedidos por valor de 15 MW para el trimestre cuarto de este año [octubre, noviembre, diciembre]. El valor de los proyectos supera los 30 millones de euros, y alcanza los objetivos establecidos en el área comercial. Prevemos, a pesar del impacto de la pandemia, cumplir con nuestro plan de negocio, y llegar a los 30 millones de facturación, superando los 40 MW de potencia instalada en autoconsumo.

Cambio de tercio. ¿Hay mucho o hay poco autoconsumo con baterías? O, ¿hay más o menos que ayer?
El autoconsumo aislado, con baterías, sigue siendo una opción para aquellas empresas que tienen unas necesidades específicas. La dispersión geográfica y poblacional dificulta la conexión eléctrica de empresas o viviendas que se localizan en puntos aislados de la red. Esto hace que, en muchas ocasiones, tengan que recurrir al suministro a través de generadores diésel o llevar costosas líneas eléctricas a ese punto. Ante esa problemática, el autoconsumo energético aislado se presenta como la mejor solución. Si no se dan esas circunstancias, soy un firme defensor de que la mejor batería es la red. Lógicamente, habrá que analizar pros y contras; y ahí debemos ser objetivos e imparciales. Porque, si no lo somos, el “debate sin ánimo de construir” será la tónica.

¿A cuánto se está vendiendo el autoconsumo industrial? Euros vatio.
Depende del volumen total de potencia. Digamos que en torno a cero sesenta, a cero setenta euros vatio pico. De eso se queja parte del sector: hace unos años decidimos optar por el “liderazgo en coste”, adecuando nuestro proceso de compras. Ahora, la gente ha confundido “liderazgo en coste” con “competir en coste”. Repito la frase de Warren Buffet: cuando baja la marea se ve quien nada desnudo.

¿Y el doméstico?
Pues en torno a 1,30, más o menos. De todos modos, quiero recordar que nosotros ya no ejecutamos obra para clientes domésticos. Desde el año pasado estamos centrados en el sector industrial.

¿Por qué debería elegir un cliente industrial, o una pyme, a EDF Solar en lugar de a Iberdrola, Endesa, Repsol o Naturgy, empresas todas que también ofertan autoconsumo?
Las grandes eléctricas trabajan a gran escala, dejando a un lado la parte humana. Trabajan a volumen y, por eso, tienen gran capacidad de penetración en el sector del autoconsumo doméstico. Porque utilizan su propia masa de clientes para ofertar el servicio. En EDF Solar ofrecemos un trato mucho más personalizado y directo con el cliente, adaptándonos a sus necesidades y demandas. Somos más ágiles y flexibles. A ello añadimos nuestra experiencia y conocimiento en el sector: llevamos más de 12 años dedicándonos a esto y sabemos cómo funciona el sector en todos sus ámbitos (el jurídico, el administrativo…).

¿Por qué EDF Solar, pionera del autoconsumo en España, decide un buen día entrar en el negocio de los megaparques?
Sin generación no tienes valor. Simple. Podremos debatir la marca, los clientes, el plan de negocio, etcétera... pero son valoraciones que dependen del momento, de tu situación, del mercado, etc. Son activos y tienen valor, sin duda, pero fluctúan, o pueden tener variaciones. A diferencia de esto, la generación da estabilidad en cuanto a activos y recurrente en caja. Es básica para el desarrollo del modelo de negocio que vamos a cumplir. Nuestro modelo de negocio a cinco años vista, horizonte 2025, tiene como eje dos pilares fundamentales, el segundo consecuencia del primero: la generación, y una integración vertical que ya estamos llevando a cabo. Por el momento tenemos en tramitación administrativa 350 MW que irán llegando a RTB [Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión] durante el 21 y el 22, y comenzamos tramitación antes del 25 de diciembre por 200 MW, más o menos. Hemos cumplido el objetivo para este año. Hemos hecho un buen trabajo desde el Departamento de Generación de EDF Solar. Aunque en algún caso nos hemos quedado fuera de algún proyecto por movimientos especulativos de algunas empresas. Hago mención a esto porque estamos cansados de la falta de regulación y control. A modo de ejemplo: lo que nosotros tardamos en alquilar la ubicación, otros cierran el nudo [la conexión a red]. Es una vergüenza, y esperemos que se acabe de inmediato. Parece que, con la moratoria [para el otorgamiento de nuevos permisos de acceso y conexión a red], se puede reajustar el mercado, o por lo menos relajarse desde el punto de vista de las “peticiones sin viabilidad de proyecto”.

¿Cuáles son los proyectos más importantes –FV sobre suelo– en los que la empresa está ahora mismo metida?
Tenemos actualmente unos 130 proyectos con punto de conexión e IVA, y en tramitación administrativa durante este año. Hay gran variedad de potencia. Y la verdad es que algunos entrañan una cierta complejidad en cuanto al cierre del terreno, peticiones, concesión, etc. Si nos ceñimos a potencia, tenemos un proyecto de 70 MW que desarrollaremos durante este año y que se suma a otros dos, de 20 y 40 MW, respectivamente, a quince kilómetros del mismo. Con la moratoria, creo que nos hemos quedado casi solos en el nudo, por lo que veremos con cuánta potencia acabamos finalmente. Lógicamente, es una buena noticia para nosotros. Pero en realidad es una mala noticia para el sector, porque hace patente de nuevo la especulación que hay con papeles [de acceso y conexión] a precio de oro. Vergonzoso. Esto sí que es made in Spain, y no lo que se reclama desde otras partes del sector.

Una más: ¿cómo debe ser una subasta solar fotovoltaica?
Las subastas deben valorar la madurez de los proyectos y tener en cuenta aspectos como la tecnología, la ubicación, la energía generada, la eficiencia y el impacto social asociado (generación de empleo). Además, deben partir siempre de un precio mínimo para que el promotor o desarrollador del proyecto sepa a qué atenerse. Tenemos que evitar que se den situaciones complicadas como las ya experimentadas, de proyectos que se adjudican y no se desarrollan.

Y, para acabar, dos cuestiones en clave filosófico–deportiva: ¿quién gana y quién pierde con el autoconsumo?
Estamos viviendo un momento interesante, divertido. Se ven movimientos dentro del sector que van a tener resultados en muy corto plazo. Algunos compañeros han realizado cambios en su target de negocio: de industrial a doméstico. También se ha producido la entrada de grandes compañías de otros negocios, como Movistar o, dentro del propio sector, de empresas que realizan todos los servicios posibles. Todo esto va a conseguir que tengamos resultados negativos en el corto plazo, hasta que el mercado se reajuste de forma natural, con los mecanismos de los que dispone para ajustarse. Los próximos años van a ser muy movidos. El mercado ya no está en un momento incipiente; la curva ha comenzado a crecer, algo que deseamos y que creemos que tiene recorrido, por todo el camino que queda por delante.

Lo que ocurre aquí es que ese crecimiento no solo tiene como resultado un aumento de las ventas, que sin duda es así; sino que también resulta en una inversión importante para poder digerir el crecimiento. Y justamente esto, en nuestro sector, ni se ha dado, ni creo que muchos lleguen a realizarlo. Lo que pasa en nuestro sector, que como siempre es la excepción de la norma, es que la siguiente etapa, que sería la de madurez del producto/sector, una etapa en la que aún crecen las ventas pero en la que hay que ajustar los costes de producción para mantener márgenes, ya se está dando ahora. Vamos al revés. Con sinceridad, nosotros nos mantendremos como hasta la fecha, cumpliendo nuestros objetivos con realismo, y viendo desde la tribuna cómo va el sector.

Y un apunte: puede parecer inverosímil, pero en sectores en crecimiento es muy fácil dejar de estar. En todo caso quiero dejar claro que creo que, por todo esto, el cliente siempre va a ganar. Solo por la inversión, por su naturaleza, no se ha equivocado. Lo decíamos en 2012 y lo seguimos diciendo ahora, salvando las diferencias. En cambio, el que pierde es, sin duda, el sector, pues no se ha sabido crear una industria estable, y tampoco se ha sabido defender una estabilidad regulatoria. La generación, por ejemplo, en muchos casos, se ha guiado por intereses muy concretos dentro de nuestro sector.

Y dos: ¿puede ganarle una subasta la EDF Solar llave en mano a, por ejemplo, una Hanwha Q–Cells o similar?
Por supuesto. No es que podamos, es que ya lo hemos hecho en España, a empresas similares, en varios tenders. Lógicamente, en potencias en las que podemos asumir nuestros compromisos. El que crea que la FV son módulos, estructura e inversores no creo que perdure demasiado tiempo en el sector. La complejidad de un proyecto, en su unidad, es muy interesante y, en ella, las soluciones pueden ser diversas, con consecuencia directa en el EPC [engineering, procurement & construction; ingeniería, suministros y ejecución]. También le digo que las variaciones en las ofertas son mínimas. Ya sea un fabricante o ya sea una multinacional del sector energético, todas tienen sus procedimientos, al igual que nosotros, y, salvo que tengan un objetivo claro en ese proyecto para asumir un desvío que les pueda llevar a perdidas, competimos en igualdad o, en algún caso, somos más agiles nosotros.

Añadir un comentario