entrevistas

José Carlos Díez, economista, profesor e investigador de la Universidad de Alcalá

“Con las renovables y el autoconsumo, España tiene la oportunidad de diseñar una verdadera política industrial”

6
Es una de las voces dentro del colectivo de economistas que habitualmente dan sus opiniones en los medios de comunicación masivos que más se ha significado con las energías renovables, y especialmente con el autoconsumo fotovoltaico. José Carlos Díez (Palencia, 1971), que fue economista jefe de la sociedad de valores Intermoney, considera que están dadas la condiciones para que España entre en una nueva fase industrial gracias al sol, y aporta las claves para un despegue económico del país.
“Con las renovables y el autoconsumo, España tiene la oportunidad de diseñar una verdadera política industrial”

¿Por qué se ha volcado a las renovables?
Siempre he tenido un compromiso personal muy importante con la sostenibilidad ambiental. Soy de la generación que se crió con el Rainbow Warrior, el barco de Greenpeace, en La Coruña. Lo que yo veo, especialmente con el cambio normativo (N de R: el real decreto que desarrolla el autoconsumo de electricidad en España), es toda la oportunidad que se produce. Ya hay un cambio tecnológico y hay una tecnología que es más barata que la de los combustibles fósiles, que es la fotovoltaica -también la eólica, aunque es más complicada-, y permite democratizar la energía, descentralizar, reduce la necesidad de redes de alta tensión y de las inversiones públicas, y hace que el desarrollo energético sea más barato para las familias. Eso va facilitar que la inversión y el impacto sean más rápidos en un país con alta deuda pública como España. Por eso creo que es también una oportunidad para América Latina, para África y para países menos desarrollados donde hay mucho sol.

Habla Vd de sostenibilidad ambiental ¿Estamos en la fase en la que el beneficio va de mano de la ética?
Yo creo que eso es lo que permite el cambio tecnológico, nuestra generación y todas las generaciones posteriores se han educado ya en un concepto de sostenibilidad, por lo tanto los consumidores, que es lo que le importan a las empresas, sus clientes, ya piensan en clave de sostenibilidad.
Lo que permite la revolución tecnológica y la nueva tecnología fotovoltaica es que cualquier ciudadano ya puede permitirse tener una energía más barata, de hecho las propias empresas eléctricas ya están comercializando autoconsumo fotovoltaico, y esa energía le permite ser más sostenible y hacer una aportación a la humanidad ¿Qué falta ahora? Ejecutarlo. Creo que gente como yo que tiene una presencia pública y bastante influencia en muchos medios, y todos los medios generalistas y económicos, tenemos esa responsabilidad de decirle a la gente que ya es posible y que además de hacerse un bien a sí mismo, puede hacer un bien a la sociedad y a la humanidad.

Una de las cuestiones que más se menciona es el tema del respaldo, que se asegura sólo se cumple con las planta de ciclos combinados o con las nucleares ¿Hay dos posturas al respecto entre los economistas?
El lobby petrolero maneja mucho dinero. Por lo tanto, puede haber incentivos económicos para que haya economistas que lo defiendan porque directamente estén cobrando y que haya otros que lo defiendan por convicción. A mí me da igual, yo no voy contra nadie, la posición que tengo es democrática, no estoy pidiendo que se prohíba nada ni que se limite nada. Simplemente digo que hoy la energía más barata es la fotovoltaica, si otras empresas quieren seguir promoviendo los  combustibles fósiles, bueno... Yo lo que sé es que las empresas de combustibles fósiles se están pasando al fotovoltaico: Repsol ha comprado fotovoltaica y Gas Natural va invertir en fotovoltaica. Si hay economistas que siguen defendiendo una tecnología del siglo 20, allá ellos, van a quebrar.

Hace unos pocos años, usted afirmó que el debate sobre la energía en España es muy paleto ¿Lo sigue siendo?
Desde 2015 para aquí el coste de una placa fotovoltaica se ha reducido un 40 %, ya era casi rentable entonces. Siempre fui muy crítico con el impuesto al sol y toda la regulación del Partido Popular. El nuevo decreto del Gobierno, aunque es verdad que falta el reglamento, ya es un impulso importante a las renovables y especialmente al autoconsumo fotovoltaico. Y creo que hay que dar más impulso todavía, por ejemplo, los gobiernos deberían dar ejemplo poniéndose placas en sus propios edificios.

Pues en España hay unos 8 millones y medio de edificios… ¿Se debería animar a que se instalen en ellos sistemas fotovoltaicos del mismo modo que se hizo en su momento con las antenas digitales?
No estoy pidiendo prohibir nada, ni hacer ninguna regulación en negativo, simplemente eliminar todas las trabas, la burocracia y los problemas, y las trabas que van a poner las empresas que ya están establecidas que no quieren perder cuota de mercado, como pasó con la telefonía, cuando empezaron los móviles. Telefónica, para cambiarte de número de móvil, tardaba una semana, te dejaba sin teléfono, bueno, pues habrá eléctricas que tendrán esos incentivos ahora, el Estado está para vigilar para que eso no pase y que la nueva competencia y la nueva economía de mercado compitan en condiciones de igualdad. Si es más barato poner fotovoltaica pues esa tecnología se va a imponer y con eso ayudaremos a tener ciudades y un planeta sostenible.

¿Qué incidencia puede tener a nivel macroeconómico?
España importa 40 mil millones de euros al año en gas y en petróleo... El problema lo va a tener Argelia o los países productores y Arabia Saudí, que son los que nos venden el petróleo, pero si nosotros nos ahorramos, supongamos que la mitad de eso en los próximos cinco años, eso son 20 mil millones de euros que se van a quedar en España todos los años en manos de las familias que se pongan las placas de autoconsumo, en manos de las empresas que se pongan las placas, eso harán las empresas más competitivas. Por primera vez desde el siglo XVIII de la Revolución Industrial, España está en condiciones de hacer una política industrial ofertando suelo industrial con una electricidad más barata que nuestros socios europeos con fotovoltaica. Porque producir un megavatio de electricidad en España vale 30 euros y en Francia y Alemania 40 y en el Reino Unido 60. Eso es política industrial, lo que antes nos penalizaba por una electricidad cara ahora es una ventaja competitiva porque la nueva tecnología es solar y España tiene sol.

¿Cómo convencería a una comunidad de vecinos para que se coloque un sistema de autoconsumo?
Que pida precio, que pida una oferta de cuánto le costaría hacer el autoconsumo. Por ejemplo, en un evento reciente que montamos en el Ayuntamiento de Madrid en el invernadero de Arganzuela, vino una empresa solar y presentó a una comunidad de vecinos de la ciudad que había realizado un proyecto de autoconsumo fotovoltaico mediante el cual reducían en un 70 % la factura de la luz. Y con la deducción del IBI del Ayuntamiento prácticamente en menos de tres años habían amortizado la inversión de unas placas que duran 20 o 25 años. Eso es lo que podemos aportar los economistas, decirle a la gente que empiece a mirar sus números y que además piense que encima de que se hace un bien a sí mismo está haciendo un bien a la sociedad y a la futuras generaciones.

¿Hace falta un pacto de la energía en España?
Estamos en un momento de mucha fragmentación política desde el año 2015, y hemos visto que es muy difícil sacar leyes en España. Yo me he leído los cinco programas de los cinco partidos y en lo único, de las pocas cosas en que están de acuerdo, es en desarrollar el autoconsumo fotovoltaico y las renovables. De hecho, de las pocas leyes que ha sacado el gobierno de Pedro Sánchez los 10 meses que ha estado gobernado, de las muy poquitas, ha sido el decreto de autoconsumo que ha sido votado por Ciudadanos y por el PP. Bueno, pues sigamos en esa línea.

Sería un muy buen mensaje para la ciudadanía el llegar a un consenso de ese tipo, ¿no?
Totalmente de acuerdo, sería muy bueno que se siga en esa línea y que los ciudadanos vean que, dentro de las diferencias, hay cosas donde los políticos se pueden poner de acuerdo. Eso ayudaría a recuperar la imagen de la política.

¿Las renovables pueden ayudar a impulsar la economía española entonces?
La tecnología ya está, que la inversión se haga privada, porque la tienen que hacer las empresas y las familias, y con ello van a crear miles de empleos en la instalación de placas por todo el país. Además, podemos atraer industrias europeas para producir electricidad más barata aquí, y en determinadas zonas y en determinados segmentos les permitiremos producirse ellos mismo la electricidad a un precio muy barato sin cargas anteriores. Eso podría evitar, por ejemplo, que Alcoa se vaya de España.

¿Qué pasa con las 60 mil familias familia que se volcaron a la fotovoltaica?
Habrá que llegar a un acuerdo, eso es un error conjunto, porque verdad que nadie forzó a las familias a tomar una decisión equivocada.

Pero les ofrecieron unas condiciones que después no se respetaron...
(El ex presidente de EE. UU.) Obama hizo un plan que con el tema de las hipotecas en 2008, que hizo que el Estado y los bancos asumieran una parte de la pérdida, de manera que las familias se quedaron con una renta que pueden pagar. Bueno, (con el tema de la inversión fotovoltaica de las familias) se ve dónde está el precio de la tecnología, cuánto cuesta producir de verdad y cuánto costaría reestructurar esa deuda, y se hace un acuerdo tripartito, de manera que las tres partes asumen una pérdida. Lo que no puede ser es que haya una legislación internacional que favorece a fondos internacionales que invirtieron en renovables en España y a los de tu país no se los estés aplicando. Habrá que aplicar alguna medida razonable para que estén en igualdad de condiciones.

¿Por qué apoya tanto el autoconsumo y las renovables?
Porque en España va a generar mucho empleo y de lo que tenemos que preocuparnos es que haya una política industrial y tecnología para que se paguen buenos salarios.
Que haya formación profesional, que haya escuelas de ingeniería vinculadas, que la tecnología se empiece a incorporar y no solo aquí. Que las empresas españolas se conviertan en multinacionales y se vayan por el mundo, que se hagan grandes empresas con sede aquí.
El cambio climático es un reto que afecta a todos los ciudadanos del planeta, pero para España además de un reto es una gran oportunidad, y nosotros no podemos permitirnos perder esa oportunidad.

Esta entrevista se puede leer también en el número de junio de Energías Renovables (ER182)

Añadir un comentario
Enrique
Hola. Si Vd. tiene un compromiso con la sostenibilidad ambiental, ¿porque desde su gobierno se impide la adopción del coche eléctrico con trabas para que empresas y ciudadanos no puedan comprar coches con mas de 450 Km de autonomía que puedan viajar por el territorio español sin sufrir restricciones a la carga? ¿Es más importante recaudar el IVA de todos los coches eléctricos que la salud de las personas y del medio ambiente? ¿Porque sus gobiernos restringen el acceso a las ciudades a los más pobres (coche diesel o gasolina viejos) y penalizan la compra de VE puros.? ¿Porque los Híbridos enchufables tienen los mismos beneficios que los elécricos puros si contaminan mucho más? ¿Porque no se permite a las empresas deducirse el 100 % del IVA y el 100 % del gasto independientemente del uso que se le dé, si es para uso comercial o para uso técnico? ¿Les interesa más que las empresas sigan usando coches \"ECO\" o a gas en las ciudades, pues son mucho mas baratos? Tenemos miles de furgonetas circulando en las ciudades, porque los eléctricos son caros y pagan los mismos impuestos, salvo el de circulación y las PYMES echan números y.... obviamente no pagan de su bolsillo mas porque no pueden, al igual que los particulares o los taxis. En fin. Por un puñado de votos.... o... por 40 monedas de plata. Obras son amores y no buenas razones.
Enrique
Hola, El Sr. Jose Carlos Diez es una persona que busca votos. Sólo eso. Si hay que faltar a la verdad, se hará en favor de esos votos necesarios para tener un hueco en el gobierno y que sus vástagos y los hijos de sus vástagos tengan las lentejas aseguradas. Si la memoria no me falla, fue el P.P. en su anterior gobierno, el que al menos estableció la rentabilidad razonable (aunque es muy escasa para los inversores Españoles.), que ahora este Sr. se quiera anotar ese tanto es ...., mejor no lo califico. Y si el anterior gobierno del PP no favoreció la instalación de mas de 10KW de fotovoltáica, quitándole el \"impuesto al Sol\" a las instalaciones de mas de 10 KW, supongo que fue para compensar a las eléctricas que se \"comieran\" una parte del déficit de tarifa acumulado por gobiernos anteriores, y además para evitar que fondos buitre construyan campos solares en nuestro pais beneficiándose ellos, porque nosotros no tenemos dinero para invertir en esta tecnología al estar una una crisis profunda. Con el anterior gobierno, no había trabas para realizar autoconsumo sin inyección a red, ni ningún impuesto. Ahora que las familias y empresas disponen en general mas renta, es cuando aprovecha este Sr. para anotarse todos los tantos que pueda, faltando a la verdad....... En su gobierno anterior, ya hay algún fondo buitre que se ha adjudicado bastantes megawatios fotovoltáicos en nuestro suelo... en fin. Hablo de fondos buitre porque a este economista le encanta esa frase. Yo me lo pensaría dos veces.
Pedro32
Mal ejemplo el de los funcionarios públicos. No se congelaron las primas sino que hubo una quita retroativa propia de casi el 50 por ciento.
Pedro32
Este pollo es un tontorron. Nadie obliga a comprar bonos del Estado y si hubiese una quita del 50 por ciento en los bonos, comprados con un rating excelente, nadie se atrevería a echarle la co-culpa a los inversores sino al Estado que es moroso. Tanto los ingresos fotovoltaicos como la deuda del Estado tenían la garantía del Estado. Los tribunales internacionales así lo dicen en sus sentencias. En España, el poder legislativo depende del politico y este último del oligopolio eléctrico a través de las puertas giratorias.
José Carlos Díez
Con los funcionarios públicos también incumplieron el contrato con el recorte de sueldo. Las crisis de deuda son duras.
Serranillos
Coincido en general con los planteamientos y forma de pensar de José Carlos Díez, respecto a la fotovoltaica. Dado que la redacción del artículo es confusa, me gustaría preguntarle qué quiso decir con la frase “… porque verdad que nadie forzó a las familias a tomar una decisión equivocada” En mi caso tome la decisión de invertir en el 2008 por tres motivos: 1.- Las condiciones ofrecidas por el Gobierno del PSOE, publicada en el BOE y firmadas por el Rey, suponían una cierta seguridad de obtener un retorno a la invesión, moderado para los pequeños inversores, frente al riesgo de una tecnología no totalmente puesta a prueba. La tecnología salió adelante entregando lo que prometía, el estado español no. Nos estafó. 2.- Conciencia medioambiental. Ante el deterioro producido en el planeta por otras fuentes de generación, quería poner mi granito de arena, generando limpiamente más de la energía que consumía toda mi familia. 3.- Contribuir al desarrollo de la fotovoltaica, una forma de generación de energía económica y medioambientalmente muy positiva para el mundo y especialmente para España. Mis estudios de Ingeniería, con el catedrático de semiconductores D. Antonio Luque, me enseñaron que la tecnología estaba ya disponible desde los años 70. Cuando invertí llevaba más de 35 años en “la pescadilla que se muerde la cola” esperando su desarrollo industrial. Era cara porque no se producía en volumen y no se producía en volumen porque era cara. La publicación en el BOE de las condiciones de inversión que financiarían el desarrollo de la fotovoltaica me parecieron una excelente ocasión de romper ese bucle. Y así fue, con el esfuerzo de España junto con el de Alemania. Era consciente de que invertíamos en una tecnología de generación mucho más cara que otras, pero con potencial de convertirse en la más barata … si alguien invertía en su desarrollo cuando ni el gobierno ni las eléctricas querían hacerlo. Nada me hacia sospechar que nosotros arriesgaríamos y financiaríamos el desarrollo y, una vez desarrollada la tecnología, a nosotros nos estafarían y los grandes la aprovecharían. Ahora lo están haciendo con la tecnología libre ya de los costes de desarrollo y sin que nadie les obligue a contribuir a los mismos, para al menos poder recuperar algo para los que invirtieron y que , después de 11 años, no han recuperado aún ni el principal de lo invertido. Por eso le pregunto, Sr. José Carlos Díez: Si realmente ha querido decir que nos equivocamos al hacer la inversión ¿En qué exactamente nos equivocamos?