entrevistas

Frederic Godemel, vicepresidente ejecutivo de la Unidad de Negocio Power System and Services de Schneider Electric

"El 65% de la electricidad que consumimos en septiembre era renovable. Llegaremos al 80% a finales de año y al 100% en 2030"

0
Asumió el cargo en julio de 2020. Pero Frederic Godemel es de la casa. Lleva trabajando en Schneider Electric desde 1990, siempre ligado a temas energéticos, baja y media tensión, automatización, infraestructuras y servicios. En estas tres décadas ha ocupado varios cargos ejecutivos en China, Emiratos Árabes Unidos y Francia. En su puesto actual lidera una parte del negocio de Schneider que representó unos 3.000 millones de euros en 2018, y que no para de crecer. Frederic Godemel es licenciado en ingeniería por la Ecole Centrale de Nantes y tiene un MBA por ESSEC (Francia).
"El 65% de la electricidad que consumimos en septiembre era renovable. Llegaremos al 80% a finales de año y al 100% en 2030"

– Las noticias sobre el clima son cada vez más preocupantes. Año tras año parece consolidarse ese aumento de la temperatura global sobre el que alertan los científicos. Con la experiencia acumulada en torno a la energía, ¿cree que vamos tarde con la transición energética? ¿piensa que aún podemos revertir la situación?
El clima está, en efecto, en la trayectoria equivocada. Los objetivos de desarrollo sostenible de Naciones Unidas (ODS) son tan necesarios como ambiciosos, y si queremos alcanzarlos, debemos comprometernos y hacer todo lo posible ahora mismo, sin dejar a nadie atrás. Todo gira en torno a las emisiones de carbono: el 80% de esas emisiones están relacionadas con el sector energético. El consumo de energía se ha multiplicado por 10 en el último siglo y va a multiplicarse por 40 en este siglo. Empresas de todo tipo están priorizando la sostenibilidad y reconociéndola como un factor clave para el éxito a largo plazo. Los organismos reguladores también tienen un papel que desempeñar, estableciendo los objetivos que deben cumplir las empresas para trabajar en pro de un mundo sostenible. Los próximos 10 años –los denominados por Naciones Unidas “Decade of Action”– serán cruciales en este sentido. Además, en el contexto actual, existe también una oportunidad única de utilizar nuestra crisis sanitaria y económica mundial como catalizador para la acción, aumentando la capacidad de resistencia contra las perturbaciones de todo tipo en nuestras estrategias empresariales y cadenas de valor.

– ¿En qué líneas trabaja Schneider Electric para poder ofrecer a las empresas tecnologías y herramientas que ayuden a optimizar el uso eficiente de la energía y a incrementar la participación de renovables en el mix energético?
En Schneider unimos lo eléctrico y lo digital de la forma más acorde con la sostenibilidad y el éxito empresarial de nuestros clientes; no sólo ofrecemos las soluciones digitales más vanguardistas en la gestión de la energía y la automatización industrial, sino que las complementamos con una amplia gama de servicios de valor añadido y asesoramiento profesional. Tenemos varias formas de ayudar a nuestros clientes en su viaje hacia la sostenibilidad:
• Descarbonización de la red: permitiendo que las redes actuales puedan incorporar más energías renovables, lo que a menudo es un desafío técnico. Los sistemas de software como ADMS, por ejemplo, ayudan a gestionar esta complejidad.
• Descarbonización de la distribución: mediante la distribución de electricidad de una manera más ecológica. Un ejemplo es con equipos de conmutación ecológicos que utilizan aire puro en lugar del gas de efecto invernadero SF6 (hexafluoruro de azufre). Otro ejemplo podría ser el aumento de la eficiencia de la red, lo que ayuda a limitar los viajes de los equipos de mantenimiento-
• Mejora de la eficiencia energética: por ejemplo, mediante servicios de valor añadido que agilicen las operaciones, o mediante tecnologías que permitan el mantenimiento predictivo y la optimización de la planificación.

También asesoramos a miles de compañías en sus estrategias de sostenibilidad, desde el establecimiento de objetivos de descarbonización basados en la tecnología hasta la adquisición de energía renovable. Ayudamos a nuestros clientes a aprovechar todas las tecnologías disponibles, a reducir su huella medioambiental, a invertir en energía limpia y distribuida y a cumplir con todas las normativas.

– ¿Cómo responden las empresas a la hora de implementar estas nuevas tecnologías? ¿Son receptivas?
Nuestro propósito es muy simple: consiste en ayudar a todos a sacar el máximo provecho de nuestra energía y recursos. Aquí enumero algunos ejemplos de cómo la tecnología nos permite unir progreso y sostenibilidad para nuestros clientes.

Estamos ayudando a E.ON en Suecia a hacer su red más sostenible utilizando nuestra nueva tecnología de aire puro de media tensión. Evita completamente el uso del gas de efecto invernadero SF6, común en los equipos de media tensión instalados en redes de distribución, fábricas y edificios comerciales e industriales. Los equipos ecológicos como éste son un componente importante en la estrategia de descarbonización de la red. Esta tecnología está disponible en la actualidad, es innovadora, fiable y fácil de intercambiar con el actual porque tiene el mismo tamaño compacto que el equipo de SF6. Dado que no depende de ningún gas alternativo, creemos que el aire puro es la forma de mitigar los riesgos de la exposición regulatoria. Este es un gran ejemplo de tecnología que es a la vez ecológica y digital. Tiene la capacidad de comunicarse con otros sistemas de monitorización y control.

También apoyamos a nuestros clientes en calidad de asesores, por ejemplo, sobre los acuerdos de compraventa de energía renovable a largo plazo (PPA), que están aumentando en Europa como medio para ayudar a las empresas a alcanzar los objetivos de descarbonización a mayor escala. Recientemente, apoyamos a Ball Corporation y DSM para realizar transacciones sobre PPA de energía eólica y solar en España, que es uno de los mercados más activos para PPA corporativos en Europa.

– Hablando de PPA, hace poco más de un mes, Schneider Electric y la compañía de distribución Walmart anunciaban un proyecto conjunto, el Programa Gigaton PPA (GPPA), diseñado para formar a los proveedores de Walmart en el consumo de renovables través de PPA. ¿Qué respuesta están teniendo?
Walmart tiene el ambicioso objetivo de ahorrar mil millones de toneladas –una gigatonelada– de emisiones en su cadena de valor mundial para el año 2030. El programa GPPA respalda este objetivo directamente acelerando el acceso y la adopción de energía renovable por parte de los proveedores de Walmart. El programa permitirá que estos proveedores se unan a un modelo de contratación colectiva de renovables a gran escala, comercializándose juntos, como un grupo. Como socio de Walmart en este proyecto, desde Schneider Electric aprovecharemos nuestra experiencia, conocimientos y soluciones digitales para ayudar a los proveedores que participen a tener éxito. Juntos, nuestras empresas están ayudando a innovar y a construir un futuro más sostenible. Estamos entusiasmados con las oportunidades que este programa crea tanto para nosotros como para Walmart, y también para inspirar y fomentar que otras empresas implementen programas de energía renovable en sus cadenas de suministro.

– En línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, Schneider se ha comprometido a alcanzar la neutralidad en carbono para el año 2040 en toda su cadena de valor. ¿Qué medidas están tomando para lograrlo?
Alcanzar la neutralidad en carbono es una de nuestras prioridades. En este contexto, en la Climate Week celebrada en septiembre del año pasado en Nueva York, reiteramos nuestros objetivos de lograr operaciones neutras en carbono compensando las emisiones restantes no más tarde de 2025; alcanzar el objetivo de neutralidad en carbono formulado por la COP21 en todo nuestro ecosistema ampliado para 2025, cinco años antes de lo propuesto; lograr cero emisiones operacionales netas y reducir las emisiones en un 35% para 2030; y comprometer a nuestros proveedores a tener una cadena de suministro neto cero para 2050.

Con este fin, hemos desarrollado una estrategia que se apoya en cuatro ejes. El primero es nuestro proceso de diseño, ecoDesign Way, que crea soluciones que cumplen con la circularidad e incluyen información transparente sobre su impacto ecológico. El segundo es nuestra arquitectura EcoStruxure, que permite a nuestros clientes mejorar sus emisiones, algunas de las cuales incluso han hecho que sus operaciones sean carbono-negativas. El tercer eje, nuestros Servicios de Energía y Sostenibilidad EcoStruxure ayudan a las empresas a gestionar de forma proactiva la huella de energía, carbono y recursos de miles de instalaciones en todo el mundo, como he mencionado anteriormente. Por último, aplicamos principios de economía circular a nuestras soluciones, con servicios de eliminación, reparación y actualización que ayudan a reducir el coste total de propiedad y el impacto ecológico de nuestros clientes.

La innovación es una vía para lograr la neutralidad de carbono. En este sentido, en Schneider Electric somos pioneros en la tecnología de vacío y aire puro sin SF6. La primera gama de celdas de media tensión sostenibles, SM AirSeT, ya ha sido reconocida por los expertos de la industria con los Premios Industrial Efficiency Awards en la categoría de "Energy Economy", en la feria Hannover Messe 2020 y ha recibido el prestigioso premio iF Design Award a principios de este año. Hace poco fue reconocida por el Innovation for Cool Earth Forum (ICEF) entre las 10 principales iniciativas de innovación para ayudar a afrontar los desafíos ambientales y climáticos del siglo XXI.

– Otro de los compromisos adquiridos es consumir el 100% de electricidad renovable para 2030, con un objetivo intermedio de llegar al 80% en 2020. ¿Alcanzarán este objetivo a finales de este año?
Sin duda, estamos en camino de cumplir nuestro objetivo de obtener el 80% de nuestra electricidad a través de fuentes renovables: a 30 de septiembre, el porcentaje es del 65%. Como resultado, hemos reducido nuestras emisiones operacionales de CO2 en más de 250.000 toneladas en los últimos dos años. Esto ha contribuido a que recientemente hayamos sido reconocidos por la iniciativa RE100 de The Climate Group como “First Clean Energy Trailblazer”, que reconoce a las empresas que van más allá para acelerar la transición mundial hacia un futuro más sostenible.

– ¿Y producir su propia energía renovable? ¿Tiene Schneider Electric algún plan para hacer, por ejemplo, instalaciones de autoconsumo fotovoltaico en sus edificios?
Efectivamente, vamos a potenciar el uso de energía renovable, junto con la eficiencia energética, la electrificación de los procesos basados en combustibles fósiles y los vehículos eléctricos para cumplir con nuestro objetivo de neutralidad de carbono como empresa. Las instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo están presentes en todos nuestros emplazamientos, incluso en Technopole, el edificio inteligente en el que trabajo en Grenoble (Francia).

– ¿Hay alguna manera de implicar a sus proveedores y clientes en estos mismos objetivos de descarbonización?
Involucrar a los proveedores es clave para lograr muchas de los ODS y, por lo tanto, como he mencionado antes, uno de nuestros objetivos es tener toda nuestra cadena de suministro totalmente neutra para el 2050. En lo que respecta a los clientes, ellos mismos están exigiendo y demandando un enfoque más sostenible de los productos, tanto en el B2C como en el B2B.

– Como ha dicho, Schneider ha lanzado recientemente la nueva gama SM Air SeT de celdas de media tensión, que utiliza aire puro y tecnología de vacío, en lugar del gas SF6. ¿Por qué?
Durante muchos años, el SF6 ha demostrado ser muy fiable y eficiente, y por eso se ha utilizado tanto en el sector eléctrico. Sin embargo, es el gas de efecto invernadero más potente: un kilo de gas SF6 tiene el mismo impacto en el medio ambiente que 23.500 kg de CO2. Si tenemos en cuenta que en el mundo hay instalados más de 30 millones de unidades de aparamenta eléctrica de media tensión y que un interruptor-seccionador típico contiene un promedio de un kilo de este gas, vemos la necesidad de encontrar alternativas más sostenibles para las redes de distribución, las plantas y los edificios. Sobre todo, porque su producción, uso y emisiones están creciendo. Desde que comenzó a medirse en 1973, su concentración atmosférica se ha multiplicado por diez y la mayor parte de su mercado (80%) corresponde a las compañías eléctricas.

Muchos gobiernos ya son conscientes de esto y lo están regulando. En España, por ejemplo, el PNIEC 2021-2030, en su apartado de descarbonización, pide una reducción de las emisiones de GEI relacionadas con los gases fluorados, como el SF6, mediante la sustitución de las instalaciones que lo utilizan por otras. También incluye la recuperación y el control de estos gases al final de la vida útil del equipo.

La gama SM AirSeT no sólo permite a las compañías eléctricas ahorrar hasta 2,4 kg de SF6 en las subestaciones de media tensión, sino que también evita los costes de tratamiento y reciclaje de los gases y mitiga los futuros riesgos normativos. Todo ello ofreciendo las mismas o incluso mayores ventajas en comparación con los equipos rellenos de SF6.

Añadir un comentario