ahorro

0
La multinacional francesa, especializada en "transformación digital de la gestión energética", ha anunciado hoy que se ha comprometido "a que en 2030 el 100% de su consumo de electricidad sea de fuentes renovables y a doblar su productividad energética". Schneider Electric considera los compromisos que ha adoptado "un paso más en la conversión de Schneider Electric hacia un emisor neutral de carbono antes de 2030".
Schneider se compromete a consumir electricidad 100% renovable en 2030

La compañía "cree firmemente que para conseguir una transición total hacia las renovables, necesita primero conseguir niveles sin precedentes de optimización de sus consumos energéticos". Así, y en línea con estos compromisos, la multinacional francesa ha decidido sumarse a dos iniciativas colaborativas globales lideradas por The Climate Group, que aglomeran diferentes compañías influyentes implicadas en acciones contra el cambio climático:

• RE100: usar electricidad 100% renovable antes de 2030 con un objetivo intermedio de 80% en 2020.
• EP100: doblar la productividad energética antes 2030, fijando el objetivo de doblar rédito económico por unidad de energía consumida.

Con el fin de hacer realidad sus nuevos compromisos y el aumento de su objetivo en eficiencia energética, Schneider Electric ha decidido potenciar sus propias soluciones tecnológicas: EcoStruxure power, EcoStruxure Grid. La empresa explica que, "a través de estas soluciones, hemos podido reducir ya en un 10% nuestro consumo energético cada 3 años durante los últimos 10 años, además de haber reducido el consumo a una sexta parte entre 2008 y 2017 de la sede central en Francia, The Hive (foto)".

Schneider Electric aplicará estos compromisos en más de 1.000 puntos de consumo eléctrico alrededor del mundo, incluyendo 200 fábricas, sirviéndose de un amplio rango de fuentes de energía renovable, incluyendo la solar, eólica, geotérmica y de biomasa.

La compañía explica que llevará a cabo su transición a la energía 100% renovable en tres etapas
• Proyectos in-situ en instalaciones propias en todo el mundo: a través de iniciativas de energías renovables ya en marcha, como un techo fotovoltaico en sus instalaciones de Vadodara (India) y Bangpoo (Tailandia), o el uso de energía geotérmica y un techo fotovoltaico en su sede central, The Hive, Francia, entre muchos otros.

Schneider Electric llevará a cabo "en el corto y medio plazo" distintos proyectos de energías renovables en sus centros. Aunque prevé que los proyectos in-situ solo provean una parte de su compromiso con el objetivo para 2030, Schneider asegura que "permitirán aumentar las capacidades en renovables de la empresa y actuar como escaparate para otras organizaciones que contemplen tales opciones junto con otras tecnologías de eficiencia energética";

• Acuerdos de Compra de Energía a largo plazo (Power Purchase Agreement): un PPA -define Schneider- es un contrato a largo plazo (12-20 años) entre un distribuidor de energía renovable y un cliente dedicado y solvente. Los PPA permiten al distribuidor asegurar su financiación para nuevos proyectos de electricidad eólica, solar o de otro tipo, y hacen que el cliente disfrute de precios predecibles para electricidad de fuentes renovables.

• Certificado de Atributo Energético (EACs) y tarifas verdes: un EAC es un instrumento de mercado libre que verifica que un megavatio hora de electricidad renovable se ha generado y ha sido añadido a la red desde una fuente de energía verde. Schneider Electric ha anunciado que usará las EAC como forma flexible y rápida de adquirir y registrar electricidad renovable.

Según el jefe de estrategia corporativa y vicepresidente ejecutivo de Schneider Electric, Emmanuel Lagarrigue, “estamos en un nuevo mundo energético que se vuelve más eléctrico, más descarbonizado, más descentralizado y más digital. Nuestra misión desde Schneider Electric es proveer la tecnología que lidere, catalice y haga posible la transición hacia ese mundo".

Otras iniciativas emprendidas por Schneider Electric para convertirse en una empresa neutral de emisiones de carbono en 2030
• Consejo de Liderazgo Climático: a principios de 2017, la compañía se convirtió en miembro fundador del Consejo de Liderazgo Climático de Estados Unidos, "con el fin de apoyar una nueva solución climática basada en el mercado, que sea tanto pro-crecimiento como pro-medio ambiente".

• Global Footprint Network: en verano de 2017, Schneider Electric firmó un acuerdo con Global Footprint Network (Red de Huella Ecológica Global), organización benéfica internacional, para hacer posible un futuro sostenible donde todo el mundo tenga la oportunidad de progresar dentro de los recursos del planeta.

• Lanzamiento de EcoStruxure: hace 12 meses, en noviembre de 2016, Schneider Electric lanzó la nueva generación de EcoStruxure, su arquitectura abierta, adaptado al IoT (internet de las cosas) y de pago por uso, que proporciona soluciones integrales en seis ámbitos distintos -Energía, IT, Construcción, Maquinaria, Planta y Red- para cuatro mercados: Construcción, Data Centers, Industria e Infraestructuras.

• Livelihoods Carbon Fund: junto con Crédit Agricole, Danone, Firmenich, Hermès, Michelin, SAP y Voyageurs du Monde, Schneider Electric ha lanzado una nuevo fondo de inversión con un objetivo de 100 millones de euros. El fondo aspira a mejorar la calidad de vida de 2 millones de personas y evitar las emisiones de hasta 25 millones de toneladas de CO2 en un margen de 20 años.

Añadir un comentario