biomasa

Repaso a la apuesta pública catalana por la biomasa

0
Infobiomassa, el canal informativo del Centre Tecnològic Forestal de Catalunya (CTFC), hace un repaso a los programas públicos de ayuda y fomento del uso de la biomasa en Cataluña dentro de una acción de difusión en el marco del proyecto Proformiomed. Planes, programas, un clúster, pero sobre la Estrategia para promover el aprovechamiento energético de biomasa forestal y agrícola, aprobada en febrero de este año, intentan relanzar el uso de la biomasa con fines térmicos en Cataluña.
Repaso a la apuesta pública catalana por la biomasa

“Se trata de una estrategia que tiene como objetivos esenciales el aprovechamiento energético de la biomasa forestal activando la cadena forestal para mejorar el estado de los bosques de Cataluña, reducir la carga de combustible que se acumula año tras año (3 millones de toneladas al año), reducir el riesgo de incendios y potenciar la resiliencia de las masas forestales, lo que favorece la mejora de la biodiversidad y la reducción de los efectos negativos del cambio climático y los riesgos naturales”.

Así presentaba la Generalitat de Catalunya el 18 de febrero de este año la Estrategia para promover el aprovechamiento energético de biomasa forestal y agrícola, que, en cuento al componente energético, aclaraba: “La estrategia prioriza el aprovechamiento de los usos energéticos de la biomasa en todos los sectores, atendiendo a criterios de eficiencia y diversificación, y apuesta por no impulsar nuevas plantas de producción eléctrica”. La apuesta va por el sector térmico, y así lo refleja Infobiomassa en un repaso a las líneas de ayudas en este campo en Catalunya.

Programa Único de Ayudas Económicas
Infobiomassa recuerda que “la estrategia propone que todas las medidas que ya se están tomando se coordinen en el marco de un Programa Único de Ayudas Económicas (PUAE) de carácter mixto (ayudas a fondo perdido y financiación de préstamos) dirigido a todos los sectores estratégicos identificados (doméstico, industrial, primario, terciario y municipal).

El repaso a todas estas medidas, que Infobiomassa integra dentro de una acción de difusión del proyecto Proforbiomed incluido en el Programa de Cooperación Territorial en el Mediterráneo (MED) de la UE, prosigue con la Diputación de Barcelona:  “A través del proyecto Elena/Erdiba (Banco Europeo de Inversiones y Comisión Europea) ha financiado proyectos de instalaciones en toda la provincia que, en muchos casos, han atraído inversión privada y han acabado en instalaciones reales; asimismo, ha convocado subvenciones para la instalación de calderas de biomasa en el ámbito de los espacios naturales protegidos”.

De las subvenciones de las diputaciones a la creación del clúster de biomasa
Infobiomassa también repasa las subvenciones de la Diputación de Girona a calderas de biomasa en edificios de ayuntamientos firmantes del Pacto de Alcaldes y las de la Diputación de Lleida a inversiones en eficiencia energética. Señalan igualmente que el CTFC ha apoyado a los diferentes departamentos de la Generalitat, a las diputaciones y a ayuntamientos en el diseño de las diferentes estrategias y líneas de trabajo de fomento del uso de la biomasa forestal. Destaca la colaboración con las diputaciones en la definición de los Planes de Acción de Sostenibilidad Energética de los municipios firmantes del Pacto de Alcaldes.

Otra de las líneas de ayudas que resalta Infobiomassa es el Pla de Calderes, promovido desde diferentes instituciones: Generalitat de Cataluña, diputaciones provinciales, la Associació d’Entitats Locals Propietàries Forestals a Catalunya (Elfocat) y el propio CTFC. “El objetivo es instalar entre 150-200 calderas de biomasa en equipos municipales en todo el territorio catalán, manteniendo así una estrecha relación con la gestión forestal sostenible local (cadenas cortas)”, apuntan desde Infobiomassa.

Por último, recuerdan que el Departament d'Agricultura, Ramaderia, Pesca, Alimentació i Medi Natural de la Generalitat, el Institut Català d’Energia (Icaen) y el CTFC trabajan en la dinamización del clúster de la biomasa de Cataluña. La apuesta nace de un estudio encargado por el CTFC sobre el sector forestal y de la madera que muestra la necesidad de la creación de un clúster específico del uso de la biomasa como recurso energético. “Actualmente el clúster está en una fase de incubación, y sus principales objetivos son mejorar la competitividad del sector, atraer inversiones, facilitar el desarrollo de nuevos negocios, nuevas líneas de investigación y mejora de la innovación tecnológica”, concluyen.

Añadir un comentario