biomasa

Podas de viñas que calientan la bodega que produce el vino

0
El proyecto LIFE+ Viñas por calor tiene como principal objetivo desarrollar un “círculo virtuoso de las viñas” (VVC) como estrategia local para mitigar el cambio climático, aprovechando la poda de este tipo de cultivos para generar calor y frío en las bodegas. En abril de este año, Caves Vilarnau, en Sant Sadurní d’Anoia (Barcelona), ponía en marcha la primera caldera del proyecto que aprovecha estos residuos, cuya inauguración oficial tuvo lugar el viernes. De esta manera se dejan de consumir 25.000 litros al año de gasoil y se cubre el 22% del consumo de energía con biomasa.   
Podas de viñas que calientan la bodega que produce el vino

Con la asistencia del consejero de Agricultura de la Generalitat de Catalunya, Jordi Ciuraneta, y el presidente de González Byass (propietario de Caves Vilarnau), Mauricio González-Gordon, se inauguró la caldera de biomasa que se puso en marcha el pasado 29 de abril dentro del proyecto LIFE+ Viñas por calor. Ya entonces se advertía que la instalación era pionera en la Unión Europea, al utilizar como biomasa los restos de poda generadas en los viñedos de proximidad procedentes de los viticultores asociados a Covides, socio a su vez de Viñas por calor junto al Ayuntamiento de Vilafranca del Penedès (Barcelona), Nou Verd y el Clúster Vitivinícola Catalàn (Innovi).

En la nota de prensa difundida por González Byass aseguran que la caldera “permitirá eliminar el consumo de combustibles fósiles (25.000 litros al año de gasoil) empleados en la generación de energía calorífica, que supone el 22% del consumo total de esta cava”. También precisan que para la obtención de la biomasa, Vilarnau emplea máquinas "prepoda" que cortan los sarmientos sobrantes del viñedo, los trituran y depositan en silos. “En función de la necesidad energética, esa biomasa se consumirá por combustión en la caldera instalada en la cava”, añaden.

Energía para esterilizar, limpiar y calentar
La energía térmica procedente de la combustión de las podas de viñedos se dirige a los circuitos de agua destinados a la esterilización de materiales y líneas de embotellado, que emplea agua que alcanza los 80ºC y que supone un gran consumo energético; a la limpieza de filtros, barricas o estabilizadores de los vinos base; y a los circuitos de calefacción de las instalaciones de la bodega.

En cuanto al resto de iniciativas enmarcadas en el proyecto LIFE+, este informaba también en la primavera pasada que el Ayuntamiento de Vilafranca aprobó el expediente de contratación de las obras e instalaciones de desarrollo, suministro y actuaciones posteriores de una red de calor en los equipamientos del barrio de La Girada. Las previsiones iniciales son que esté en marcha este mismo invierno. También se afirmaba que la empresa Codorniu, que participa igualmente en Viñas por calor, había hecho varias pruebas en esos días con biomasa de la vid en las instalaciones que tiene en Raimat (Lleida), “con resultados muy positivos”.

Añadir un comentario