biomasa

Las partículas de la biomasa pasarán por la lupa del Ciemat

0
El proyecto Partículas es uno de los 106 aprobados por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), a través de la Fundación Biodiversidad, vinculados a actividades relacionadas con la biodiversidad, el cambio climático y la calidad ambiental. Liderado por el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat), su principal objetivo es identificar fuentes de contaminación atmosférica por material particulado. En el mismo se prestará especial atención a la biomasa.
Las partículas de la biomasa pasarán por la lupa del Ciemat

Según la ficha publicada por la Fundación Biodiversidad, el proyecto Partículas, también denominado Implementación de la directiva de calidad del aire en materia de material particulado atmosférico mediante estudios de contribución de fuentes, tiene como objetivo primordial contribuir a la implementación en España de dicha normativa en relación a la contaminación atmosférica derivada de la emisión de partículas PM 10 y PM 2,5. Para ello se identificarán las principales fuentes de emisión (naturales y/o antropogénicas) y la estimación de su contribución a la superación de los valores límites registrados en estaciones de medida de calidad del aire en un área de Andalucía.

En el proyecto, cuya entidad ejecutora es el Ciemat, “se prestará especial atención a la combustión de biomasa, cuyo impacto en los niveles de contaminantes, incluyendo material particulado, en el área de estudio será caracterizado a lo largo de los últimos cuatro años”, explican en la ficha mencionada. El análisis de las variaciones temporales de contaminantes atmosféricos se hará en una área situada en la provincia de Jaén.

Biomasa “sujeta a debate por su repercusión en la calidad del aire”.
Se considera que la combustión de la biomasa para generar energía tiene una  fuerte implantación en la zona de estudio y que, además, “está actualmente sujeta a debate por su repercusión en la calidad del aire”. Por este motivo, el proyecto pretende “caracterizar de manera inequívoca el impacto de ésta y otras fuentes industriales presentes en la zona”. A comienzos de este año, Energías Renovables se hacía eco de varias noticias que achacaban a la biomasa índices de contaminación por encima de los estimados.

El proyecto concluirá en 2015 y durante el mismo se realizarán campañas de medida específicas e intensivas, en las que, afirman, “se utilizarán las mejores técnicas instrumentales y analíticas disponibles según el estado actual del arte”. Con este apoyo técnico se elaborará, como resultado final, una propuesta de medidas específicas destinadas a la reducción de los niveles de partículas, a la eliminación/disminución del número de superaciones de los valores límite de acuerdo a la directiva de calidad del aire y a la protección de la salud humana y de los ecosistemas en el área de estudio.

 

Añadir un comentario