biomasa

El Gobierno "confía" en que As Pontes podrá quemar biomasa en lugar de carbón

0
Endesa presentó el pasado viernes la "solicitud formal de cierre de las centrales térmicas de carbón importado de As Pontes (A Coruña) y Carboneras (Almería)". La compañía italiana (Endesa es propiedad del Grupo Enel) lleva estudiando desde septiembre la posibilidad de quemar biomasa en lugar de carbón para seguir produciendo electricidad en ambas centrales. Las pruebas, sin embargo, "no han resultado satisfactorias", según la propia empresa (de ahí la solicitud formal de cierre). Sin embargo, el Gobierno asegura que "confía" en que Endesa pueda mantener activos al menos dos de los cuatro grupos de la planta "con co-combustión de biomasa". [Foto: Endesa].
El Gobierno "confía" en que As Pontes podrá quemar biomasa en lugar de carbón

Endesa dice que no, pero el Gobierno dice que sí. Endesa (Grupo Enel) anunció a finales de septiembre (poco antes de las últimas elecciones generales) su intención de cerrar As Pontes y Carboneras; pero no ha presentado la "solicitud formal de cierre" hasta este viernes, 27 de diciembre, o sea, tres meses después de anunciada la decisión. El caso es que la compañía difundió el viernes un comunicado en el que asegura que ha analizado durante todo este tiempo "alternativas de funcionamiento de las plantas", alternativas mediante el empleo de biomasa, que, "sin embargo, no han resultado satisfactorias, tanto desde un punto de vista técnico y medioambiental, como económico, lo que las hace inviables". Ello -concluye el comunicado de Endesa- ha llevado a la presentación de la solicitud de cierre, si bien la compañía "se reserva el derecho de desistimiento de esta petición, en su conjunto o parcialmente, en el supuesto de que, como consecuencia de las pruebas adicionales de combustión con distintas mezclas de combustible, tanto en la central de As Pontes como en la de Carboneras, que se realizarán en los próximos meses, pudieran variar los resultados y garantizar la viabilidad de las plantas".

Y a eso se agarra el Gobierno, que difundió -también el viernes- un comunicado en el que, por una parte, asegura "velará activamente por asegurar el empleo y garantizar la generación de actividad económica en las zonas donde se ubican las centrales"; y, por otra, explica que, en el caso de la planta coruñesa, "confía en el resultado positivo de las pruebas para mantener activos dos grupos de la central de As Pontes con co-combustión de biomasa". El Ministerio para la Transición Ecológica recuerda por otro lado en su nota que está trabajando, "desde el pasado mes de abril", junto a las autoridades locales y autonómicas correspondientes, "para coordinar la acción institucional en estos dos territorios, de acuerdo con las competencias de cada administración". Se da la circunstancia de que Endesa inició en esas fechas (marzo) la reforma de la central de As Pontes para reducir hasta en un 80% sus emisiones y poder así seguir operando, "hasta el año 2030", en el nuevo marco regulatorio europeo, más exigente en materia de emisiones de gases contaminantes. Endesa anunció en marzo inversiones en As Pontes por valor de más de 200 millones de euros, pero anunció el cierre, inesperadamente, seis meses después, en septiembre.

As Pontes tiene cuatro grupos generadores de electricidad (1.469 megavatios).

Añadir un comentario