biomasa

Castilla y León se une al sector para reclamar una rebaja del IVA de la biomasa forestal

0
La Consejería de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León se une a la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom) y a la Asociación Española de Empresas Productoras de Pellets (Apropellets) en sus demandas al Gobierno central para que rebaje los impuestos que gravan la biomasa forestal con fines energéticos. Las dos asociaciones llevan años solicitándolo. El consejero Juan Carlos Suárez-Quiñones lo ha expuesto hoy en las Cortes de Castilla y León, en la presentación de los principales ejes de actuación de su departamento para los próximos cuatro años.
Castilla y León se une al sector para reclamar una rebaja del IVA de la biomasa forestal
Comparecencia del consejero de Fomento y Medio Ambiente ante las Cortes de Castilla y León

Dentro de una exposición en la que ha anunciado que el desarrollo del mundo rural y la lucha contra la despoblación serán los ejes principales de las políticas de su departamento, el consejero de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha mencionado igualmente algunas medidas que atañen tanto a políticas de gestión forestal como energéticas.

Según la nota de prensa de la consejería, otros dos grande retos que ha expuesto su titular son la la lucha contra el cambio climático y la economía circular. “Con un carácter horizontal e integrador”, anuncian, se aprobarán en esta legislatura tres estrategias: de cambio climático, de mejora de la calidad del aire y de economía circular.

En cuanto a la de cambio climático, “fijará actuaciones orientadas a la reducción de emisiones difusas de CO2 y fomentará la eficiencia energética basada en la biomasa”. Aquí especifican que “se mantendrá e incrementará el impulso de proyectos que aumenten la demanda de biomasa forestal y la promoción de la incentivación fiscal de la sustitución de sistemas de calefacción alimentada por gasóleo”.

Rebajar el IVA del 21 al 7 por ciento
En relación a este punto, Europa Press informa con más detalle que Suárez-Quiñones explicitó que la Junta de Castilla y León solicitará al Gobierno central la reducción del IVA que grava la biomasa forestal o los suministros energéticos con este combustible para colocarlo al mismo nivel que Francia o Reino Unido.

Avebiom y Apropellets llevan varios años reclamando estas rebajas, en concreto piden un IVA reducido (7 por ciento en lugar del 21) para los biocombustibles sólidos y rebajas del cincuenta por ciento en el impuesto de bienes inmuebles (IBI) para las viviendas que sustituyan los combustibles fósiles por biomasa u otras energías renovables.

En la presentación de la estrategia de economía circular, Suárez-Quiñones mencionó  la colaboración con el Instituto de Competitividad Empresarial (ICE), y el Instituto Tecnológico Agrario (Itacyl) para impulsar un programa regional de bioeconomía “que permitirá desarrollar materiales basados en los recursos naturales principalmente los renovables y con especial atención a la materia forestal”.

Nuevas medidas para la movilización de biomasa forestal
Precisamente en cuanto a la gestión forestal, tan vinculada con la bioenergía, el consejero expuso que las actuaciones girarán en torno a la generación de empleo y de actividad económica a través de los ya existentes programas de Movilización de los Recursos Forestales y de Parques Naturales “como modelo de desarrollo socioeconómico sostenible en la Red de Espacios Naturales”.

En este sentido mencionó que “en coordinación con la Consejería de Agricultura y Ganadería se elaborará un nuevo Programa de Desarrollo Rural 2020-2027 manteniendo las ayudas forestales y estableciendo nuevas medidas para la movilización de los recursos con especial atención a las agrupaciones forestales”.

Ni en la nota de prensa de la consejería ni en la información de Europa Press se menciona nada con respecto al desarrollo y cumplimiento del Plan Regional de Ámbito Sectorial de la Bioenergía de Castilla y León. Como comunidad autónoma pionera en este campo, establece unos objetivos a cumplir en 2020, como la puesta en valor de diferentes tipos de biomasa, que deberían alcanzar en dicho año 6.758.000 toneladas.

Añadir un comentario