biomasa

Asparrena se suma a las redes de calor con biomasa en Álava

0
En 2011 Okina, en Álava, se convirtió en una aldea de referencia en el País Vasco al construir una red de calor con biomasa que suministra agua caliente sanitaria y calefacción a treinta edificios. Hace unos días, el Consejo de la Diputación Foral de Álava dio otro paso para consolidar la implantación de este tipo de instalaciones en la provincia, al aprobar el convenio para la construcción y puesta en marcha en Asparrena de otra red que dará servicio a la casa de la cultura, el ambulatorio y un colegio. Como en el caso de Okina, la biomasa procederá de la limpieza de los montes del municipio.

Asparrena se suma a las redes de calor con biomasa en Álava

El 23 de diciembre el Consejo de Diputados de la Diputación Foral de Álava aprobó la suscripción de un convenio entre el Departamento de Medio Ambiente y Urbanismo de esta institución y la Central Hidroeléctrica San Pedro de Araia para la construcción, instalación y puesta en marcha de una planta de biomasa en el núcleo de Araia, perteneciente al municipio de Asparrena, que suministrará agua caliente y calefacción a tres edificios municipales: la casa de la cultura, el ambulatorio y el colegio público Araia. Desde la Diputación añaden que el proyecto es una de las líneas de actuación del Plan Mugarri de Promoción y Desarrollo de las Energías Renovables en Álava (2010-2020).

La biomasa que llegara a la caldera en Araia procederá de la limpieza, mantenimiento y conservación de los montes de utilidad pública del municipio de Asparrena, pertenecientes al Parque Natural de Aizkorri-Aratz. “Esto supondrá articular sistemas de manejo y gestión diferenciados y absolutamente novedosos en estos espacios naturales, aportando valor económico añadido a este patrimonio natural y contribuyendo a su mejor conservación y gestión”, señalan en la nota de prensa emitida tras el Consejo.

La red de calor se puede extender a otros edificios
Es el mismo tipo de biomasa que entra en la caldera de una de las redes de calor más apreciadas de las que existen en España, la de Okina, también en Álava. Esta instalación ha recibido premios tanto en Expobioenergía como a través de la Asociación Técnica para la Gestión de Residuos y Medio Ambiente (Ategrus) por su red de canalización y tuberías, que llevan calefacción y agua caliente a treinta de los cuarenta edificios de esta aldea de la Montaña Alavesa perteneciente al Ayuntamiento de Bernedo.  

Como ocurrió en Okina, la Diputación cree que la central de Araia ejercerá un “importante valor demostrativo y extrapolable a otros entornos naturales y rurales del territorio histórico de Álava”. En un artículo de octubre de este año del portal Noticias de Álava, el alcalde de Asparrena, Diego Castañares, no descartaba que si el proyecto funciona como se espera en los edificios municipales, éste se extienda a algunas viviendas y casas particulares que se encuentren cerca de la zona de calderas. A su vez, se hacía un repaso a otras localidades alavesas que tienen la intención de desarrollar iniciativas similares.

La sociedad con la que ha suscrito el convenio la Diputación Foral de Álava, Central Hidroeléctrica San Pedro de Araia, es de capital cien por cien público y participada por el Ayuntamiento de Asparrena, la propia Diputación y el Ente Vasco de la Energía. El proyecto ha sido adjudicado en concurso público a la compañía Giroa por 261.000 euros. De ellos, la Administración foral aporta 98.000 euros. Giroa es la filial de Dalkia en la zona norte de España y tiene experiencias con redes de calor con biomasa en Ascó (Huesca) y Tudela (Navarra).



Añadir un comentario