biomasa

Arizona, nuevo destino de la bioenergía para Abengoa

0
En menos de una semana, la multinacional española ha generado tres buenas noticias para sus intereses en el ámbito de la bioenergía. Por un lado, a pesar de que el área de producción industrial en que se incluye la bioenergía redujo sus ventas un 10 % en el primer trimestre, anuncia que todas las plantas vuelven a funcionar “gracias a una mejora de sus márgenes”. Por otro, recuerda que las de etanol de Brasil siguen activas (se rumoreó que las iba a vender). Y, por último, anuncia la construcción de una planta de biomasa en Arizona (Estados Unidos) a partir de la gasificación de residuos sólidos urbanos.
Arizona, nuevo destino de la bioenergía para Abengoa

Las buenas nuevas de Abengoa comenzaron realmente hace un mes, cuando anunció el inicio de la producción de bioetanol a partir de residuos sólidos urbanos (RSU) con la tecnología denominada waste to biofuels (W2B) en la planta de demostración que tiene la compañía en Babilafuente (Salamanca). Sin salir de los RSU, hoy mismo informa en una nota de prensa que ha sido seleccionada por Vieste Energy LLC, entidad de Chicago con base en Illinois dedicada al desarrollo de energías renovables, para construir una planta de producción de energía eléctrica a partir de la gasificación de dichos residuos en la ciudad de Glendale, en Arizona (Estados Unidos).

El proyecto de Arizona supondrá una inversión aproximada de 110 millones de dólares y Abengoa acometerá el diseño y la construcción, así como su operación y mantenimiento, por un periodo de treinta años. Según detalla la compañía, las obras se prolongarán durante unos veinte meses, tiempo en el que se crearán unos cincuenta puestos de trabajo, entre directos e indirectos. Añaden que el proyecto contempla la recepción, clasificación y el reciclado de hasta 180.000 toneladas de RSU, de la que se aprovechará la fracción orgánica mediante un proceso de gasificación que producirá hasta 350 toneladas de gas al día en una planta de 15 MW.

Esperando a Arizona y Hugoton, se mantienen las de Brasil
Días atrás, la misma compañía dio a conocer su resultado operativo del primer trimestre de 2013. Abengoa obtuvo unas ventas de 1.850 millones de euros (M€), con un crecimiento del 19 % con respecto al año anterior, y un Eebitda (acrónimo inglés derivado de los términos beneficios antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) de 270 M€, un 20 % más que en 2012. Sin embargo, como ocurre desde 2012,  el área de producción industrial, que incluye el negocio de bioenergía, redujo sus ventas un 10 %, hasta los 406 M€.

A partir de aquí, Abengoa hace una lectura positiva de este segmento, ya que afirma que “a lo largo del mes de abril todas las plantas han vuelto a funcionar gracias a una mejora en los márgenes” y la apertura de las mismas “ayudará a recuperar un volumen más normalizado”. Recuerda además que la de bioetanol de segunda generación que construye en Kansas (EE.UU.) se encuentra completada en un 70 % y se espera su entrada en operación en el primer trimestre de 2014.

Entre medias de ambas informaciones, Abengoa anunció también la venta de su filial brasileña, Bargoa, dedicada a la fabricación de componentes de telecomunicaciones, a la empresa americana Corning Incorporated. En la misma nota de prensa recordaba que tiene presencia permanente en Brasil desde hace más de treinta años, donde ha desarrollado “un gran número de proyectos para las principales compañías brasileñas”. Entre ellas están plantas de etanol que la prensa brasileña dio en su día como prácticamente vendidas por la escasa rentabilidad que ofrecían. Sin embargo, Abengoa asegura que “mantendrá en el país una cartera de activos de transmisión de más de 7.000 km y tres plantas de producción de bioetanol”.

Añadir un comentario