biogás

El sector del biogás clama contra el PNIEC porque lo deja “casi en el olvido”

1
El sector del biogás en España se empieza a hartar de los olvidos a los que le someten los diferentes documentos estratégicos sobre transición energética que se publican. El último es el trascendental Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC). La Asociación Española de Biogás (Aebig) denuncia su “casi absoluto olvido” y que "establezca unos objetivos de crecimiento cero que suponene un grave obstáculo para el desarrollo del sector”. Hace referencia Aebig al escenario objetivo de evolución de la potencia instalada, en la que el biogás pasaría de 223 megavatios en 2015 a unos escasos 235 en 2030.
El sector del biogás clama contra el PNIEC porque lo deja “casi en el olvido”

“Es la máxima demostración del olvido de la aportación del biogás”, manifiesta Jorge Tinas, miembro de honor de Aebig, cuando repasa los objetivos de potencia reflejados en el PNIEC. “Se evidencia que en 2015 (223 MW) ya era inferior a la que en 2016 (276 MW) aportaba la Asociación Europea de Biogás en su informe anual estadístico; y ahora para 2020 se establece una potencia de 235 MW, con crecimiento cero hasta el final del periodo”, asegura Tinas.

Desde Aebig advierten que “si como dice el PNIEC, el Plan de Energías Renovables 2011-2020) está en vigor y para cumplir con lo que se entregó a Europa (Plan de Acción Nacional de Energías Renovables, PANER) se van a establecer subastas de renovables, en el mismo el objetivo establecido y justificado por el Instituto Español para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE) era de 400 MW en 2020”.

No es la primera vez que recientemente, y con documentos de futuro sobre el papel de las energías renovables, el biogás queda relegado u olvidado, ocurrió hace un año con el de la Fundación Renovables y con el del Comité de Expertos de Transición Energética. Y eso que en el propio PNIEC se reconoce su escaso desarrollo.

El PNIEC reconoce que hay un aprovechamiento por debajo del potencial, pero…
En dicho documento se afirma literalmente que “las medidas aplicadas hasta la fecha para la retribución a la generación eléctrica de las plantas de biogás no han tenido los resultados esperados, estando el aprovechamiento del biogás en España muy por debajo del potencial existente y muy alejado del obtenido en otros países de la Unión Europea”.

“Sí, se reconoce, pero sin hacer el menor análisis de las causas y presentar propuestas de solución”, responde Tinas. En el mismo apartado donde se expresa el parón del biogás (la medida 1.7. Promoción de gases renovables) se exponen mecanismos de actuación orientados principalmente al desarrollo del biometano. “Es el único punto del plan en el que se menciona la posible participación del biogás”, comenta el representante de Aebig.

… se hacen “propuestas inconcretas y sin establecer ningún objetivo”
Pero en dichos mecanismos de actuación, en los que el PNIEC habla en genérico de gases renovables (biometano, hidrógeno, gas de síntesis…), se habla de futuribles planes de impulso y de volver casi al punto de partida: a estudiar potenciales, a definir estrategias para determinar los usos más eficientes y al diseño de un sistema de certificación y regulaciones que permitan la inyección de dichos gases renovables en la red de gas natural.

“Con propuestas tan inconcretas y sin establecer ningún objetivo, parece que las pretensiones de la Asociación Española del Gas (Sedigas) de construir entre 490 y 890 plantas son irreales”, asegura Jorge Tinas. Pero lo que sorprende e indigna aún más al sector es la exclusión del biogás en las medidas para la descarbonización de los sectores difusos. Ni una palabra en la medida 1.14: Reducción de emisiones de GEI en los sectores agrícola y ganadero.

Apartado de las medidas para frenar las emisiones de la ganadería
“Se ignora directamente la biodigestión, siendo la única tecnología cuyo empleo disminuye directamente las emisiones de CO2 equivalentes (metano) de los residuos agroindustriales, vertederos y depuradoras de aguas residuales”, afirma Francisco Repullo, presidente de Aebig, quien también se sorprende de que “el PNIEC ponga escenarios de disminución de emisiones a partir de la ganadería”.

Repullo recuerda que “entre los documentos citados en el PNIEC aparece la hoja de ruta de los sectores difusos hasta 2020 del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, en donde se aportan datos del repunte de emisiones de la agricultura y la ganadería y se dice textualmente que el aumento se debe al crecimiento de la cabaña ganadera en España, que es la mayor de Europa con más de treinta millones de cabezas”.

Jorge Tinas, que fue presidente de la Asociación de Empresas para el Desimpacto Ambiental de los Purines, recuerda que “el potencial de biodigestión para abordar el problema de los purines y contribuir a la mejora ambiental fue reconocida en el PANER, en el excelente documento El biogás agroindustrial en España, elaborado en su día por el Ministerio de Medio Ambiente, y en el Plan de Biodigestión de Purines que nunca se llevó a la práctica”.

El PNIEC, que se encuentra actualmente en fase de exposición pública y aportación de alegaciones, contará con amplias y variadas procedentes del sector del biogás. Tinas considera que “deben tomarse en consideración ante las múltiples evidencias de las ventajas de desarrollar el biogás en un escenario transversal como el del PNIEC, con vertientes no exclusivamente energéticas, como son el impacto económico, el empleo y la salud, que se citan como de especial relevancia”.

Añadir un comentario
Oscar Bartomeu
Nuevamente olvidados. Más de 17.000 plantas en Europa solo unas 150 en España. Aquí parece que seguimos con el prefiero pagar por exceso de emisiones para financiar que países terceros hagan plantas de biogás y reduzcan sus emisiones, antes que permitir que en España se hagan plantas de biogás rentables, tal y como sucede en el resto de Europa. Para cuando alguien competente.....