biocarburantes

La Verdad confirma que Repsol construirá una planta de biocarburantes con aceites usados en Cartagena

0
Tras sendas reuniones con el presidente de la Comunidad de Murcia, Fernando López, y con la alcaldesa de Cartagena (Murcia), Ana Belén Castejón, en noviembre de 2018 Antonio Brufau, presidente de Repsol, afirmó que la empresa “realizará en los próximos años una inversión de cerca de 300 millones de euros para la fabricación de biocombustibles de segunda generación” en su refinería de Cartagena. Hoy mismo, el periódico La Verdad de Murcia añade que la planta se comenzará a construir en 2020 y “utilizará como materia prima grasas y aceites usados”.
La Verdad confirma que Repsol construirá una planta de biocarburantes con aceites usados en Cartagena
La nueva planta de biocarburantes se instalará en la refinería de la compañía en Cartagena

Repsol es, junto a Cepsa, la principal productora de hidrobiodiésel en España, que se fabrica casi exclusivamente con aceite de palma. Esta alta dependencia supone un riesgo, ya que la Comisión Europea considera a los biocarburantes fabricados con aceite de palma como insostenibles, y por ello deberá decrecer su producción en Europa a partir de 2023 y se le dejará de considerar como una energía renovable para el transporte desde 2030.

Quizá esta decisión haya primado a la hora de que la compañía opte definitivamente por construir una nueva planta de biocarburantes, en este caso de segunda generación, aunque hay ejemplos como los de Neste, en Finlandia, que produce hidrobiodiésel con grasas animales y aceites de cocina usados.

Estas dos últimas materias primas serán las que se utilizarán en la planta que Repsol proyecta en su refinería de Escombreras, en Cartagena. Hoy lo ha confirmado una información de La Verdad de Murcia, que cita fuentes empresariales y que añade algunos detalles más a una información que ofreció la compañía en noviembre de 2018.

Doscientos millones de inversión
En una nota de prensa se afirmaba que Brufau anunció “la inversión de cerca de 300 millones de euros, que se realizará en los próximos años, para la fabricación de biocombustibles de segunda generación, aquellos que proceden de la economía circular y que requieren de la más alta tecnología”. Dicha inversión también incluye “el incremento de la calidad y capacidad de los productos de la planta de lubricantes”.

En la información que hoy publica Antonio López en La Verdad se asegura que “la compañía ultima ya su plan para construir, a partir del próximo año, una planta de producción de biocombustible de segunda generación”, aunque sin especificar qué tipo de biocarburante. Además se concreta que la inversión rondará los 200 millones de euros y que “se utilizará como materia prima grasas y aceites usados”.

250.000 toneladas de biocarburantes
Concreta también dicha información que “la intención es aprovechar el espacio de unas viejas instalaciones que quedaron en desuso con la ampliación de la planta de refino, en el año 2011, para levantar la nueva planta. Se trata de dos unidades de producción antiguas, cuyo espacio será ocupado a partir del año que viene por la nueva planta de biocombustible”.

Otras cuestiones que destaca La Verdad son que se ha cerrado con una compañía española de ingeniería y construcción la ejecución de los trabajos, que la previsión es lograr una producción anual de unas 250.000 toneladas de biocarburantes y que se trabaja “en la captación de socios para la recogida a lo largo y ancho del mundo de aceites que sirvan para preparar este combustible”.

Añadir un comentario