biocarburantes

40.000 vuelos con biocarburantes y la ONU apuesta por que sean muchos más

0
La compañía química y biotecnológica Gevo acaba de anunciar el acuerdo con ocho aerolíneas de varios países para suministrarles biocarburantes (isobutanol) para sus aviones. Es uno de los últimos avances en un campo que ya cuenta con 40.000 vuelos y que vuelve a recibir el apoyo de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), organismo de la ONU. En su última conferencia incidió en que la reducción de emisiones de la aviación no se conseguirá sin una mayor participación de los biocarburantes, siempre que se ajusten a unos criterios de sostenibilidad que prepara la OACI.
40.000 vuelos con biocarburantes y la ONU apuesta por que sean muchos más

“El avance en la reducción de las emisiones de la aviación, que actualmente se logra por medio de la innovación tecnológica y la simplificación de las operaciones, será insuficiente para lograr los objetivos de la OACI de 2020 para el sector”. Así se expresaba Olumuyiwa Benard Aliu, presidente de este organismo, durante la conferencia sobre aviación y combustibles alternativos celebrada hace un mes en Ciudad de México.

Esencialmente, dichos objetivos se centran en frenar en 2020 el incremento de las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de la aviación comercial a través de tasas al CO2, comercio de emisiones y subsidios a combustibles renovables. Aliu piensa que “los combustibles alternativos sostenibles son fundamentales” para superar la insuficiencia que ofrecen el resto de alternativas de reducción.

“Lograr un porcentaje importante de sustitución de combustibles fósiles”
Por este motivo, se hizo “un llamamiento para lograr un porcentaje importante de sustitución de los actuales combustibles convencionales de aviación por combustibles alternativos sostenibles para 2050”. Esta postura forma parte de la Visión para 2050 sobre combustibles alternativos sostenibles acordada en la conferencia.

Los biocarburantes llevan más de diez años empleándose en motores de cientos de aviones como alternativa a los combustibles fósiles y, como se expuso en la cita que tuvo lugar en México, son más de 40.000 vuelos los que se han logrado realizar con ellos.

En la conferencia también se recordó que “todo uso de combustibles alternativos debe ajustarse a los criterios de sostenibilidad que actualmente prepara un equipo especial de la OACI integrado por Estados, organizaciones internacionales y ONG de medio ambiente”.

Gevo logra una mayor eficiencia en el suministro
Poco después de la reunión de la OACI se conoció otro de los avances que van en la línea de los objetivos planteados por dicho organismo. La compañía química y biotecnológica Gevo, conocida por su tecnología de producción de isobutanol para diferentes usos, incluido biocarburantes de aviación, daba a conocer nuevos avances que facilitan y agilizan el suministro de su combustible en los aeropuertos.  

El acuerdo alcanzado con Lufthansa, United Airlines, Etihad, Cathay Pacific Airways, Emirates, Japan Airlines, Korean Air y Atlas Air permite “aprovechar la infraestructura de suministro existente en los aeropuertos, lo que reduce el coste total de atención a nuestros clientes finales”, señalan desde Gevo.

Prioridad: reducir el crecimiento de la aviación comercial
No obstante, hay voces que ponen el énfasis en que si no se reduce drásticamente el crecimiento de los vuelos comerciales, ninguna de las medidas propuestas por la OACI o desarrolladas por las compañías aéreas serán efectivas en la reducción de emisiones.

El último ha sido un estudiante de la Universidad Técnica de Delft, en los Países Bajos, que ha completado su doctorado en sostenibilidad en el sector de la aviación concluyendo que los objetivos climáticos del sector no se alcanzarán sin una "reducción severa" de su crecimiento. Y es que está previsto que la población mundial vuele nueve veces más kilómetros en 2100 que en 2015, duplicando la distancia media de cada viaje.

Añadir un comentario