almacenamiento

 Norvento presenta nGM, un convertidor ideado para el almacenamiento energético industrial

0
La compañía tecnológica gallega ha lanzado un convertidor electrónico de potencia –Norvento Gridmaster Converter (nGM)–  orientado a sistemas de almacenamiento energético de escala industrial. El nGM permite gestionar el intercambio de energía entre la red y un sistema de baterías, siendo capaz de operar tanto en instalaciones conectadas a la red eléctrica principal como desconectadas de ésta.
 Norvento presenta nGM, un convertidor ideado para el almacenamiento energético industrial

Norvento refuerza con este convertidor sus capacidades en el campo del almacenamiento energético, que cada vez tendrá mayor protagonismo en el sector debido a su papel complementario en proyectos de energías renovables. Las previsiones son que el almacenamiento crecerá tanto en grandes instalaciones de generación como en el ámbito del autoconsumo, la energía distribuida, los proyectos de microrredes y en sistemas aislados en lugares en los que no resulta sencillo acceder a la red eléctrica, como explotaciones ganaderas remotas, sistemas de bombeo para regadío, o electrificación rural en países en vías de desarrollo. 


Desde Norvento afirman que el  "nGM es altamente versátil, disponiendo de las funcionalidades que le permiten adaptarse tanto a instalaciones en red como desconectadas de ella, al integrar un sistema que puede asumir el control de diversos elementos dentro de una microrred, como otras fuentes de generación renovable o la interconexión con la red". Además, "es capaz de cubrir un muy amplio rango de potencias gracias a su concepción modular, algo que le permite integrar sistemas de almacenamiento desde 50 kW hasta 2 MW". Señalan, asimismo, que el convertidor "ha sido concebido para una operación autónoma con supervisión remota en tiempo real a través de tecnología de internet de las cosas o IoT, lo que simplifica notablemente su mantenimiento".



Un “cerebro” para sistemas desconectados de la red
El producto no solo sirve de interfaz entre la red eléctrica y el sistema de almacenamiento, sino que además permite gestionar de manera inteligente otros equipos, como solar fotovoltaica, eólica, grupos diésel, o el interruptor de conexión a red. Para ello, incorpora un controlador que monitoriza en todo momento dichos elementos y les comanda para optimizar la operación de éstos y asegurar la calidad de la energía suministrada por la red en todo momento. 


Como ejemplos de uso, la compañía cita granjas, minas, industrias aisladas, sistemas híbridos de autoconsumo con baterías y fotovoltaica, estaciones de recarga de vehículos eléctricos, o instalaciones que requieran de un suministro fiable y de alta calidad, como fábricas con procesos críticos, hospitales y centros de procesamiento de datos.


El nGM  ha sido diseñado y será fabricado íntegramente en Galicia en la factoría de Norvento en Villalba (Lugo), esperando servir tanto al mercado nacional como extranjero.  

Añadir un comentario