almacenamiento


Las rocas marinas podrían almacenar la energía que consume Reino Unido durante todo el invierno

1
Ingenieros y geólogos de las Universidades de Edimburgo y Strathclyde sugieren que las formaciones rocosas porosas del lecho marino del Mar del Norte podrían proporcionar lugares de almacenamiento energético a largo plazo, combinando aire presurizado y renovables. Los investigadores dicen que usando esta técnica a gran escala se podría cubrir la demanda de electricidad del Reino Unido durante todo el invierno, cuando la demanda es mayor.


Las rocas marinas podrían almacenar la energía que consume Reino Unido durante todo el invierno

Los científicos proponen, en concreto, utilizar electricidad de origen renovable para alimentar un motor que genere aire comprimido, almacenar ese aire a alta presión en los poros de la arenisca, excavando un pozo profundo en la roca, y luego liberar el aire presurizado para que impulse una turbina y así producir grandes cantidades de electricidad que se inyectaría a la red.

Este enfoque, explican,  permitiría proporcionar un suministro constante y fiable de energía proveniente de fuentes renovables, como la eólica y la energía de las mareas, y ayudar de manera significativa en los esfuerzos para mitigar el cambio climático. Eso sí, los investigadores advierten que dado que la cantidad de energía producida por muchas tecnologías renovables varía dependiendo de las condiciones climáticas, se necesitan nuevos procesos que permitan almacenar la energía de forma barata y fiable durante muchos meses.

Para realizar el estudio, los ingenieros y geólogos de las dos universidades utilizaron modelos matemáticos de evaluación del potencial del proceso de almacenamiento de energía en aire comprimido (CAES). Luego, el equipo calculó la capacidad de almacenamiento que habría en Reino Unido, combinando estas estimaciones con una base de datos de formaciones geológicas en el Mar del Norte.

Este análisis les llevó a localizar formaciones adecuadas en el lecho marino que podrían almacenar alrededor de una vez y media toda la demanda eléctrica del país durante los meses de enero y febrero. 

Según el equipo, la ubicación de los pozos cerca de fuentes de energía renovable, como las turbinas eólicas marinas, haría que el proceso fuera más eficiente y barato y redujera la cantidad de cables submarinos requeridos. Añaden que una mayor investigación permitiría refinar el proceso y reducir los costes.



El estudio, que se ha publicado en la revista Nature Energy, ha contado con financiación del Engineering and Physical Science Research Council, Scottish Funding Council y the Energy Technology Partnership. (Consejo de Investigación de Ingeniería y Ciencias Físicas, Consejo de Financiación de Escocia y la Asociación de Tecnología de Energía, respectivamente).

Añadir un comentario
Miguel
El proceso de almacenar aire a presión, y después convertirlo en electricidad, suele tener unas pérdidas energéticas que rondan el 50%.A eso hay que sumarle otras pérdidas por la permeabilidad de la roca y el coste de la inversión, que se puede perder toda si la roca se rompe o si se producen movimientos sísmicos (como el caso del proyecto Castor). Hoy por hoy es mucho más efectivo gastar el dinero en centrales hidráulicas de bombeo. Aunque en el caso del Reino Unido tienen serios problemas para hacerlas dado que la isla es casi plana.