panorama

Este es el calendario de subastas de renovables 2020-2025

4
Lo adelantó la ministra Teresa Ribera en el Congreso Nacional de Energías Renovables el pasado miércoles: el calendario llegará “antes de que acabe el año”. Y solo han pasado tres días. El Miteco ha aprobado la orden ministerial que regula el primer mecanismo de subastas con el nuevo marco retributivo, lo que permitirá poner en marcha el calendario para los próximos cinco años. En 2020 se convocarán subastas para asignar un mínimo de 3.000 MW. Al menos 1.000 MW se destinarán a eólica; 1.000 MW a fotovoltaica, y el resto de potencia no tendrá restricción tecnológica.
Este es el calendario de subastas de renovables 2020-2025

El texto desarrolla normativamente el Real Decreto 960/2020, de 3 de noviembre, por el que se regula el régimen económico de energías renovables para instalaciones de producción de energía eléctrica.

La aprobación de esta orden y la puesta en marcha de las subastas, explica el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, responde a la “necesidad de ofrecer un marco estable que atraiga la inversión y fomente la actividad económica en toda la cadena de valor de las energías renovables del país en un escenario de recuperación tras la crisis sanitaria, al tiempo que permite que los consumidores se beneficien de manera directa de las reducciones de costes de generación de estas tecnologías”.

El nuevo Régimen Económico de Energías Renovable resulta “indispensable para cumplir con los compromisos de descarbonización que España ha adquirido en el Acuerdo de París y como Estado miembro de la Unión Europea”. Estos compromisos han sido planificados en el Plan Integrado de Energía Clima (PNIEC) 2021-2030, que prevé la instalación de en torno a 60 GW renovables en la próxima década y que incluye, entre sus medidas, el desarrollo de este tipo de subastas. Este mecanismo de subastas es, por tanto, complementario a otros instrumentos de impulso, como pueden ser las líneas de ayuda a la inversión en renovables financiadas por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), ejecutadas por el Instituto para Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), o las garantías públicas a los contratos de suministro de energía eléctrica a medio y largo plazo (PPAs).

Calendario de asignación
El texto establece un calendario indicativo para la asignación mediante subastas del régimen económico de energías renovables, indicando los volúmenes mínimos de potencia acumulada para cada tecnología en el periodo 2020-2025. El calendario se actualizará anualmente y estará orientado a la consecución de los objetivos de producción renovable establecidos en el PNIEC.

En el año 2020 se convocarán subastas para la asignación de régimen económico de energías renovables para un mínimo de 3.000 MW, de los que al menos 1.000 MW se destinarán a energía eólica; 1.000 MW a fotovoltaica, quedando el resto de potencia a subastar sin restricción tecnológica.

 

Subastas Renovables. Calendario 2020-2025



Para las tecnologías de biomasa y termosolar, la orden prevé subastas cada dos años, acumulando los objetivos anuales, con el objetivo de facilitar la viabilidad y participación de proyectos con una dimensión suficiente.

Los volúmenes de potencia renovable anteriores, de carácter indicativo, son valores acumulados, cuya consecución dependerá, entre otros factores, de los resultados de las subastas anteriores. Estos volúmenes asociados a las subastas se complementarán, en su caso, con los que se deriven de otros instrumentos de apoyo a las renovables que puedan establecerse empleando otros esquemas de financiación, justificados por las disponibilidades presupuestarias, la madurez tecnológica, la estructura de costes o cualquier otra característica específica de las tecnologías.

Ámbito de aplicación y producto subastado
La orden permitirá convocar subastas para instalaciones renovables formadas por una o varias tecnologías (hibridación) permitiendo el almacenamiento siempre que éste se destine a gestionar la energía producida por la propia instalación.

El producto a subastar será la potencia instalada y los participantes pujarán ofertando el precio que están dispuestos a cobrar por la energía que genere la instalación. Las subastas podrán incluir varios productos diferenciados dirigidos a distintas tecnologías o conjuntos de tecnologías distinguibles por sus especificidades. Dentro de cada producto podrán establecerse reservas mínimas de producto a adjudicar a una o varias tecnologías.

Con el objetivo de optimizar la integración de renovables en el sistema y maximizar el ahorro para la factura eléctrica, se puede establecer que el precio resultado de la subasta sea corregido con incentivos de participación del adjudicatario en el mercado, introduciendo cierta exposición de las instalaciones al mercado eléctrico. La orden establece el porcentaje de ajuste de mercado en un 25% para las tecnologías con capacidad de gestión de su nivel de producción y en un 5% para las que no dispongan de dicha capacidad.

Añadir un comentario
Miguel
Mire usted, Alfredo, Iberdrola este año ha tenido o tiene en construcción plantas eólicas y fotovoltaicas para una potencia de 800 MW, Repsol para una potencia de 700 MW, Endesa para 320 MW. Proyectos a los que habría que añadir los proyectos que se están desarrollando para comenzar su construcción en un futuro cercano. Tal vez a usted no le den de comer esos proyectos, pero hay muchas empresas y empleados dentro del sector que han estado y están viviendo de ello este año.
Miguel
Alfredo, igualito igualito. En 2012 había que dar fuertes subsidios a las renovables que debían salir de la factura de la electricidad, incrementando el precio a los consumidores para poder pagar a los inversores. Los consumidores se negaron a que se les siguiese incrementando el precio de la electricidad para financiar las renovables, incluso bajo amenaza de deslocalización y cierre de empresas. Por si fuera poco, en esa época el sistema eléctrico tenía déficit de ingresos que tenía que solventarse vía subida de tarifas y/o recortes y peor aún, España no tenia dinero ni nadie que le prestara dinero para esas inversiones, por mucha estabilidad política que tuviese ese gobierno. Lo mismo le pasó a Portugal, Italia y Grecia, que no invirtieron en renovables durante esa época, y allí no gobernó el PP de Rajoy. Desde el 2017 no hace falta dar subsidios a la fotovoltaica ni a la eólica, sí a la térmica con biomasa y solar termoeléctrica. Por qué no ha convocado el PSOE subastas de eólica y fotovoltaica desde el 2018 que no necesita siquiera subsidios, solamente convocarlas, y además había empresas e inversores interesados?, pues porque no le ha dado la real gana, sin más. Ya a principios de 2019 el sector de la eólica le pidió a la ministra Ribera que sacase una subasta con el anterior modelo de subastas, antes de convocar elecciones, para evitar un posible gobierno en funciones, pero hicieron oídos sordos.. Ahora viene Alfredo a justificarlos y defenderlos y poniendo como disculpa gobierno en funciones y el Covid19, vaya, vaya, cuando el sector prácticamente no ha parado de invertir este año. No sólo en España. sino en todo el mundo. Hasta Portugal convocó una subasta de renovables este mismo verano, y la demanda fue 10 veces superior a la oferta. Mire usted qué casualidad, Portugal no invirtió tampoco durante el periodo 2011-2016, por mucho gobierno de izquierdas que tuviese.
Alfredo
Tres años y medio de los cuales prácticamente uno el gobierno fue en funciones y prácticamente otro ha habido una pandemia quepaqué. El PP obtuvo la mayoría absoluta más absoluta de su historia en noviembre de 2011, gozó de una estabilidad política como nunca antes había gozado (gracias a esa hiperbólica mayoría absoluta) y no convocó ni una sola subasta hasta el año 2016. Ni una sola. Cero. Esa es la diferencia. Desde finales del 11 hasta el 16 en un marco político-social sencillamente incomparable. Ah, y menos mal que nos dan de comer todos los días Iberdrola, Repsol, Endesa, Naturgy y compañía. Si no fuera por ellas y por la virgen María y el espíritu santo, yo no sé qué sería de nosotros.
Miguel
Sólo han pasado tres años y medio desde la última subasta de renovables. Menos mal que el PSOE y Teresa Ribera iban a dar un fuerte impulso al sector renovable. Mucha autopropaganda verde, mucho medio de comunicación, mucho viajecito, y poca acción real. Menos mal que compañías como Iberdrola, Repsol, Endesa, Naturgy y alguna que otra más han estado desarrollando proyectos o instalando plantas durante este año y planificando para el que viene, sino el parón y tortazo del sector habría sido de aupa,