panorama

El reto de almacenar energía se pone a prueba en Canarias

0
Endesa ha puesto en marcha las tres primeras plantas de almacenamiento de energía eléctrica que se integran en la red eléctrica en España en sus instalaciones de generación de las Islas Canarias. Las tres plantas forman parte del proyecto “STORE”, el más importante de Europa sobre almacenamiento de energía en entornos insulares.  Este proyecto facilitará la integración de las energías renovables al permitir ampliar su capacidad operativa durante las 24 horas del día.
El reto de almacenar energía se pone a prueba en Canarias

Hasta la fecha, almacenar energía eléctrica ha sido extremadamente complejo, y el proceso se ha solucionado generándola en sistemas autónomos, no conectados a la red. El proyecto STORE pretende demostrar la integración de tres tecnologías de almacenamiento energético en un entorno real, de forma eficiente, en ámbitos eléctricos aislados, donde su impacto es de mayor relevancia, como es el caso de los sistemas insulares, informa Endesa.

STORE facilitará, además, la integración plena de las energías renovables, ya que el almacenamiento de energía eléctrica permite ampliar su capacidad operativa durante las 24 horas del día, independientemente de las necesidades puntuales del sistema.

Tres tecnologías 
En la isla de Gran Canaria, en el municipio de La Aldea de San Nicolás, se ha instalado una planta almacenamiento electroquímico mediante baterías IonLi, de 1MW/3 MWh. Su finalidad es probar las capacidades reales para aportar servicios complementarios como una unidad de generación convencional, permitiendo gestionar la demanda, aportar inercia y potencia activa al sistema, regular tensión y participar en la regulación secundaria.

Los equipos de almacenamiento que se han instalado en el municipio de Alajeró, en La Gomera, mediante un sistema de volante de inercia de 0.5MW/18MW, aportan inercia y potencia activa para la regulación primaria, además de conseguir una estabilización continua de la frecuencia de la isla.

En Breña Alta, en La Palma, la instalación de ultracondensadores de 4MW/20MW aporta estabilidad a la frecuencia del sistema y valida su capacidad para evitar pérdidas del suministro ante averías imprevistas, dotando al sistema de mayor robustez y calidad de suministro.

Las plantas de La Gomera y de La Palma utilizan tecnologías para almacenamiento de energía con tiempos de respuesta muy rápida, explica Endesa. Por tanto, son adecuadas para evitar eventos imprevistos, que en los sistemas eléctricos de pequeño tamaño son capaces de provocar pérdidas parciales del suministro eléctrico o provocar incluso un corte general del suministro. La planta de Gran Canaria, por su parte, cuenta con una mayor capacidad de almacenamiento y puede funcionar como un grupo de generación gestionable, cuya carga y descarga se podrá programar diariamente.

Porqué Canarias
La elección de las Islas Canarias para desarrollar este proyecto ha sido clave, asegura la  eléctrica, puesto que se intenta dar respuesta a los problemas que presentan los sistemas en las islas, en las que la estabilidad de la red se ve más afectada por tecnologías de generación no gestionables, como es el caso de las renovables.

Con el proyecto STORE, se dispondrá de un mayor conocimiento sobre la integración en un entorno real de las tecnologías en estudio, bajo las condiciones inherentes a los sistemas eléctricos aislados, así como obtener una base analítica de gran interés para el futuro desarrollo y aplicación industrial de este tipo de tecnologías de almacenamiento, añade.

En la iniciativa participan también las empresas Televent, Isotrol e Ingeteam como socios industriales, y varios centros de investigación. El proyecto, de 11 millones de euros, ha contado con el apoyo del Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI), dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad, y del Fondo Tecnológico (una partida especial de fondos FEDER de la Unión Europea dedicada a la promoción de la I+D+i empresarial en España).

 

 

 

 

Añadir un comentario