panorama

Cataluña: o disparamos las renovables, o habrá que prorrogar la vida útil de las nucleares

1
El Observatori de les Energies Renovables a Catalunya ha organizado esta semana una jornada para explicar su primer informe sobre la situación de las energías renovables en esa comunidad. El estudio, que incluye "un mapa del estado actual de la implantación de las energías renovables en Cataluña", alerta explícitamente: o se empieza a implementar "mucha más capacidad de generación renovable", o Cataluña "deberá prolongar la vida de las nucleares y/o construir más líneas de alta tensión para importar electricidad renovable del Estado o nuclear de Francia". [En la imagen, el único aerogenerador que ha sido instalado en Cataluña en los últimos cinco años; se trata de una iniciativa colectiva -el aero es de propiedad compartida- que han impulsado 565 personas y entidades. La iniciativa se denomina Eolpop].
Cataluña: o disparamos las renovables, o habrá que prorrogar la vida útil de las nucleares

El informe del Observatori aporta muchos datos muy concretos. Para empezar, la fotografía de la demanda en 2017: la energía nuclear satisfizo el año pasado en Cataluña más de la mitad de la demanda eléctrica; los combustibles fósiles, casi el 28%; y las energías renovables, apenas el 15,4. Malos números que denotan una dependencia energética brutal (ni en Cataluña ni en España hay minas de uranio -además, aquí no podemos enriquecerlo- y la península tampoco cuenta con yacimientos de gas o petróleo, es decir, que todas esas materias primas tenemos que importarlas desde otras naciones). Como alternativa a esas fuentes, alóctonas, la única vía de acceso a la independencia energética -las fuentes renovables (que son autóctonas)- ha estado cegada durante los últimos años. "Desde hace prácticamente seis años en Cataluña no avanzamos con la implementación de energías renovables: ha habido proyectos, pero es necesario que haya un cambio en la normativa vigente", ha dicho durante la jornada Víctor Cusí, presidente de EolicCat (la 'Associació Eòlica de Catalunya) y miembro del 'Observatori.

Proyectos, sí, pero empantanados...
Efectivamente, los últimos ejercicios han estado presididos por la parálisis, según el Observatori, que señala explícito que 2017 "ha sido un año en blanco para las energías renovables en Cataluña". Las consecuencias son diversas. La perpetuación de la dependencia es una de ellas (consecuencia muy cara, además; ahí está la última escalada de precios del gas y del petróleo). La otra consecuencia clave afectaría a lo ambiental (y ahí no hay parálisis; ahí Cataluña va, sencillamente, a peor): "las emisiones de CO2 del sector eléctrico catalán han aumentado en 2017 un 13,4% respecto a 2016", ha apuntado Manel Romero, representante en Cataluña de la Unión Española Fotovoltaica y también miembro del Observatori. El año 2018 no ha sido mucho mejor que el anterior: en febrero se puso en marcha un aerogenerador de 2,35 megavatios (proyecto Eolpop), rompiendo más de 5 años sin nueva generación eólica en Cataluña, y en agosto se autorizaron tres parques eólicos en la Terra Alta, que suman noventa megavatios (90 MW). Toda esta nueva potencia llega más de 8 años después de que fuera adjudicada. Según Cusí, "aunque representan avances, se evidencia que a este ritmo será imposible lograr los objetivos de Gobierno" (que, en el año 2030, al menos el 50% de la electricidad proceda de fuentes renovables de energía).

El informe alerta
Todo ello -apuntan desde el Observatori- hace que el escenario previsto por el Govern de la Generalitat -en línea con los objetivos de la UE para 2030-, con la expectativa de que el 50% del consumo eléctrico provenga de las energías renovables, sea "poco posible". En ese sentido, el informe alerta: "o se empieza a implementar mucha más capacidad de generación renovable o Cataluña deberá prolongar la vida de las nucleares y/o construir más líneas de alta tensión para importar electricidad renovable del Estado o nuclear de Francia". El Observatori considera que las herramientas para revertir la situación actual son el Pacte Nacional per a la Transició Energètica, que está pendiente de aprobación por el Parlament, una Llei d'Energies Renovables catalana y la puesta en marcha de "procedimientos de tramitación abreviados que permitan la implementación de proyectos de gran y mediana capacidad" (el Observatori denuncia en ese sentido que "la implantación de nuevos proyectos es lenta" y reclama "un cambio de la normativa vigente"). La conclusión, en cualquier caso, es muy concreta: "las renovables -apuntan desde el Observatori- reclaman acciones urgentes a Govern y políticos para que Cataluña no pierda el tren de la transición energética".

Los políticos
El Observatori de les Energies Renovables a Catalunya ha invitado a su jornada a representantes de los grupos del Parlament de Catalunya. En concreto, ha habido una mesa redonda, moderada por la geógrafa y periodista Míriam Santamaria, en la que han participado diputados de Ciutadans, Junts per Catalunya, Esquerra Republicana de Catalunya y Socialistes- Units per Avançar. El Observatori destaca a continuación "las ideas principales de los representantes".

Antonio Espinosa Cerrato, diputado del grupo parlamentario de Ciutadans
"Hay un gran acuerdo en el Parlament de Catalunya, y ahora falta implementar las cosas y desde Ciutadans tenemos la plena voluntad para hacerlo. La energía del futuro viene de las energías renovables. La dependencia energética que tenemos del resto del mundo se tiene que replantear."

"Nosotros, igual que todo el Parlament de Catalunya, planteamos que se puedan desarrollar parques eólicos de más de 5 o 10 MW. Tampoco hay una ley que permita establecer nuevas instalaciones en el territorio catalán. Hay una ley urbanística y medioambiental que está suponiendo un 'cierre' a todas estas leyes".

"Si estamos apostando por las energías renovables es también por las externalidades que tienen las nucleares. Apostamos por su cierre, pero se tiene que hacer de una forma razonable y cuando realmente se pueda hacer, de forma gradual. Las renovables comienzan a ser competitivas."

"Lo primero que debemos dar es seguridad jurídica, una de las cosas que el gobierno central no ha dado y que ha repercutido de una forma muy negativa en el desarrollo de las energías renovables."

Teresa Pallarès i Piqué, diputada del grupo parlamentario Junts per Catalunya
"Hay un amplio consenso en el Parlament de Catalunya porque se trata de un tema de país y de subsistir".

"Cuando hablamos de democratización de la energía hablamos de empresas al servicio de los ciudadanos".

"Estamos en la línea que se ha aprobado en el Parlament. Se deben empezar a cumplir los retos, e ir sustituyendo los vatios de forma gradual. A nivel de distribución de competencias debemos tener un ente que sepa cómo conseguir los objetivos de 2027".

Ferran Civit i Martí, diputado del grupo parlamentario Esquerra Republicana de Catalunya
"El modelo que estamos sufriendo ahora mismo debe acabar. Cualquier parte de la línea de consumidor-productor debe seguir adelante, por la soberanía energética. Hace falta una revolución energética y democrática".

"Cerrar las nucleares lo antes posible. Pero tenemos muy claro que tampoco queremos seguir adelante con los ciclos combinados" (las centrales de ciclo combinado queman gas natural para generar electricidad).

"El modelo centralizado a favor de las empresas y en detrimento de la sociedad no es posible".

Jordi Terrades i Santacreu, diputado del grupo parlamentario Socialistes- Units per Avançar
"El diagnóstico está hecho y hay un consenso amplio y con objetivos fijados por la Unión Europea para 2030. Si no empezamos a trabajar no cumpliremos estos objetivos."

"Llegar a los objetivos presentados por la UE y los del Gobierno de España implicaría sustituir algunas de las fuentes tradicionales. Es decir, que de aquí a 2030 deberíamos ser capaces de instalar unos 8.000 MW nuevos de energías renovables. Teniendo en cuenta que en la última subasta Cataluña no presentó proyectos, implica que el Gobierno y todos juntos tenemos que hacer un esfuerzo importante."

"Le plantearemos al Gobierno que cambie la ley catalana para facilitar la transición".

"O el Govern de Catalunya es valiente para implementar normativas para flexibilizar el modelo o no lo conseguiremos. Se necesitan 8 años para todo el procedimiento y eso no puede ser así."

Comisión
Durante la jornada, Pep Salas i Prat, consultor en Smartgrid.cat, ha presentado los resultados del estudio elaborado por la Comisión de Expertos de Transición Energética*. Las tres grandes tendencias globales que destaca son "la alta penetración de renovables que deberán competir en precios; la eficiencia energética en la industria y el sector residencial y la electrificación de la economía y de aquellos sectores que tradicionalmente no han sido eléctricos".

Salas ha afirmado que "si nos atrasamos como sociedad, atrasaremos los objetivos globales de la transición", y ha destacado la necesidad de "desarrollar la red de distribución para lograr los retos técnicos de la transición energética". El acto también ha contado con la presencia de Ferran Tarradellas, director de la representación de la Comisión Europea en Barcelona, que ha hecho un repaso histórico a nivel europeo de los retos marcados por la Comisión para los próximos años, finalizando con los Objetivos 2030 que acaba de aprobar.

Sobre el Observatori de les Energies Renovables a Catalunya
El Observatori de les Energies Renovables a Catalunya está formado por APPA Renovables, Associació Eòlica de Catalunya (EolicCAT), Asociación Solar de la Industria Térmica (ASIT), Associació de Productors i Usuaris d'Energia Elèctrica (APUEE), CECOT, Clúster de la Biomassa de Catalunya, Clúster de l’Energia Eficient de Catalunya, Clúster Solar Solartys, Institut de Recerca d’Energia de Catalunya (IREC), PIMEC i Unión Española Fotovoltaica-Catalunya (UNEF-Catalunya).

El objetivo del Observatori es facilitar a la opinión pública y a la ciudadanía de Cataluña información sobre los avances y los déficits en el logro de los Objetivos del Govern y del Parlament, y de la Unión Europea: que en el año 2030 el 50% de la generación eléctrica del país provenga de fuentes renovables y que se reduzca un 30% el consumo de energía.

Nota *El Informe fue aprobado por la Comisión, en su vigésima séptima reunión, el 19 de marzo de 2018. Lo fue por 11 votos a favor y tres abstenciones: las de Jorge Aragón Medina (experto integrante de la Comisión a propuesta de Comisiones Obreras), Cristóbal José Gallego Castillo (a propuesta de Podemos) y Josep Salas i Prat (a propuesta de Esquerra Republicana de Catalunya).

Añadir un comentario
Miguel
\"Cataluña deberá importar electricidad renovable del Estado\". Estos del Observatori se piensan que están en un Estado diferente. Quins collons!