fotovoltaica

Steca Ibérica: el secreto de un fabricante europeo capaz de competir con los asiáticos

0
El 28 de marzo de 2019, apenas tres meses después de su nacimiento, Steca Ibérica inauguraba su sede en la localidad toledana de Villacañas. Una empresa joven que, sin embargo, llega con el bagaje de los 40 años de actividad de su matriz alemana. Décadas de experiencia en electrónica de potencia para multitud de sectores, que han permitido dar forma a algunos de los inversores fotovoltaicos más avanzados del mercado. Con los que Steca quiere conquistar España y Portugal. Y dar desde aquí el salto a Latinoamérica.
Steca Ibérica: el secreto de un fabricante europeo capaz de competir con los asiáticos

A finales de septiembre el sol sigue calentando con fuerza en este municipio manchego situado a poco más de cien kilómetros al sur de Madrid. La nave de Steca Ibérica reluce con su fachada de metal y cristal. Y en frente, una pérgola fotovoltaica da sombra a una docena de coches mientras recarga las baterías de los que se mueven a pilas. El futuro de la energía solar es ya presente en Villacañas. Pero de puertas adentro se trabaja para seguir avanzando, para monitorizar hasta el último detalle de cualquier instalación, para integrar fotovoltaica y clima.

Steca Ibérica surge en 2018, cuando la empresa matriz se integra en el Grupo Primepulse dispuesta a impulsar su internacionalización y apostar fuerte por el mercado solar en Latinoamérica. “Nuestro conocimiento del idioma y la cercanía cultural son claves para que Steca Ibérica se convierta en el puente entre Europa y los países latinoamericanos”, explica Bautista Peinado, responsable de Servicio Técnico y Formación de Steca Ibérica. “México es donde está más asentada la empresa, somos muy conocidos, sobre todo por los reguladores de carga. Ahora queremos lanzar los inversores”. La sede de Villacañas, hoy por hoy, está destinada a oficina comercial, soporte técnico, formación y reparación. Pero es probable que pronto tenga que hacer frente a nuevas responsabilidades.

Desde su nacimiento en 1976, Steca se ha convertido en un proveedor de electrónica de potencia para multitud de sectores. Destaca el solar y energético, que supone el 34% de las ventas de la empresa, seguido por los electrodomésticos y la electrónica de consumo (31%), la electrónica industrial (16%), la automoción (12%) o la técnica médica (7%). Son marca blanca para numerosas empresas de estos ámbitos de actividad. De hecho, muchos coches alemanes montan componentes de Steca. Y es esta capacidad industrial multisectorial una de las claves que les permite competir en precio con los fabricantes asiáticos. El principal centro de producción de la compañía está en Memmingen (Alemania), y cuenta con otra planta en Bulgaria. En total suman 720 empleados. “Uno de los movimientos estratégicos tras la entrada de Primepulse ha sido apostar no solo por la marca blanca sino por productos con marca propia”, apunta Peinado.

Inversores: el secreto está dentro y fuera
Los inversores para instalaciones de autoconsumo son el producto estrella para el sector fotovoltaico. Steca fabrica inversores para conexión a red y para instalaciones aisladas. Para monofásica y trifásica. Desde 1,5 hasta 4,6 kW, los primeros. Desde los 4 a los 10 kW, en el caso de los trifásicos. En cuanto a los inversores híbridos, son un tres en uno, ya que, además del propio inversor, funcionan como cargador de batería y regulador. Tienen potencias entre 1 y 5 kW y pueden funcionar indistintamente en aislada o con conexión a red.

“La diferencia principal entre Steca y el resto de inversores del mercado –señala Bautista Peinado– es la tensión a la que trabajan nuestros inversores de conexión a red. Hasta el de 2,5 kW pueden trabajar simplemente con 3 paneles, con 75 voltios, cuando cualquier inversor de autoconsumo necesita, como mínimo, 120–140 V. Nosotros, con 120 V ya estamos a la tensión óptima de funcionamiento. Y el Coolcept fleX® de 3 kW empieza a funcionar con 125 V. Además, hay que tener en cuenta su eficiencia. Porque desde tensiones muy bajas los inversores ya tienen un rendimiento en torno al 94%. Y a las tensiones óptimas de trabajo los rendimientos rondan el 97%”.

El responsable de Servicio Técnico de Steca Ibérica insiste en la importancia de estos detalles. “Creemos que un alto porcentaje de las viviendas que opten por el autoconsumo requerirán instalaciones pequeñas de entre 2 y 4 kW, ya sea por lo limitado del consumo que pretenden cubrir o por el espacio disponible en cubierta. Esto es una ventaja porque supone que empieza a producir a primera hora de la mañana, con las primeras luces. Y también acaba más tarde. Un detalle que es muy importante para el autoconsumo doméstico ya al final los picos de consumo en una curva de carga de una vivienda son en el desayuno y por la tarde–noche. Lo que aumenta las posibilidades de dar cobertura con autoconsumo directo”.

Steca presume de más virtudes. “La tecnología Coolcept fleX® consigue que no se recalienten los componentes electrónicos. Y lo hace hasta el punto de que si se parase el ventilador interno que tienen para mover el aire dentro de la carcasa, el inversor seguiría funcionando. El resto de inversores se pararían por sobrecalentamiento. El nuestro no, en gran medida por el desarrollo tecnológico de los componentes electrónicos, que ayudan a disipar mejor el calor de manera pasiva. Al estar mejor refrigerado no son necesarios ventiladores que saquen el calor al exterior. Por eso podemos hacer equipos totalmente estancos, más allá de los conectores de entrada y salida. Y eso hace que la vida útil sea mayor”.

Los inversores para conexión a red vienen con 2 años de garantía. Pero si el instalador o el cliente registran el equipo en la página web de Steca, automáticamente esa garantía se extiende a 5 años. Y hay posibilidad de ampliarlo hasta 10 ó 20 años.

Para asegurar las mejores eficiencias en cualquier circunstancia, Steca fabrica inversores con 2 MPPT (seguidor de punto de máxima potencia), lo que permite hacer strings –o cadenas de paneles fotovoltaicos– más pequeños. De manera que se puedan sortear fácilmente sombras o distintas inclinaciones y orientaciones en un tejado. “Al necesitar solo tres paneles para que el inversor funcione, es suficiente con cadenas cortas. Lo que hace que solo una pequeña parte de la instalación puede verse afectada por esas sombras en un momento dado, mientras que el resto de los paneles siguen produciendo con absoluta normalidad”, explica Peinado.

Hay otros aspectos destacables. Los inversores Steca son muy silenciosos. Emiten 31 decibelios (dB) cuando el nivel de ruido recomendado por la Organización Mundial de la Salud para un dormitorio por la noche no debería superar los 30 dB. Además son ligeros. Los Coolcept fleX®  pesan entre 11,7 y 13,1 kg. Mientras que los Flex XL llegan hasta 19,9 kg.

El inversor del futuro
Steca está trabajando para que sus inversores sean no solo el corazón de la instalación de autoconsumo sino de todo el entramado energético de una vivienda, incluidos el coche eléctrico, los sistemas de calefacción–refrigeración o las baterías. De hecho, ya están preparados para actuar como gestor de cargas con el coche eléctrico, y en 2020 aceptarán también la conexión de baterías. Todo ello sin necesidad de cambiar el inversor porque se podrá hacer a través de actualización de firmware (desarrollo de software). Actualmente cuentan con un gestor de cargas analógico pero ya están haciendo pruebas con un gestor digital para aprovechar aún más la producción fotovoltaica. Por ejemplo, con un sistema bidireccional con el vehículo eléctrico se podría cargar su batería durante las horas centrales del día. Y por la noche se podría utilizar la energía acumulada en la batería del coche para cubrir consumos de la casa.

Hay otros muchos desarrollos sobre la mesa. A finales de año Steca Ibérica va a lanzar un sistema de monitorización para instalaciones aisladas previo al que lanzará Steca en Alemania, que permitirá controlar la producción de la instalación solar, posibles errores del sistema, etc. “A finales de año tenemos que tener una solución provisional, aunque podría ser luego la definitiva –apunta Bautista Peinado–. En Steca tenemos muchos flancos abiertos y desde Steca Ibérica queremos aportar valor añadido desarrollando líneas de negocio complementarias a nuestros equipos. Por eso trabajamos en el sistema de monitorización, o colaboramos con fabricantes de climatización para avanzar en la integración de la fotovoltaica con los sistemas de clima. Todas estas iniciativas salen desde nuestras instalaciones.

• Ver entrevista con Bautista Peinado, responsable de Servicio Técnico y Formación de Steca Ibérica

Añadir un comentario
¡Suscríbete!
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).