fotovoltaica

El autoconsumo puede ahorrarle a una empresa hasta un 16% de su factura de la luz

0
Eso dice el Clúster para la Internacionalización y la Innovación de las Empresas Españolas de Energía Solar (Solartys), que emprendió ayer la campaña The Powering Project, "una iniciativa dirigida a concienciar sobre los beneficios del autoconsumo eléctrico y promover su uso entre particulares y empresas". La campaña cuenta con un sitio (autoconsumopositivo.weebly.com) que recoge "vídeos [no te pierdas este], infografías, casos de éxito, guías y documentación de diverso tipo acerca de la autogeneración de energía eléctrica".
El autoconsumo puede ahorrarle a una empresa hasta un 16% de su factura de la luz

La campaña The Powering Project -que lanzó ayer Solartys- es una de las iniciativas que está llevando a cabo el Grupo de Trabajo de Autogeneración y Balance Neto impulsado por este Clúster, iniciativas cuyo objetivo genérico no es otro que "sensibilizar acerca de los beneficios que conlleva la autogeneración y promover una regulación que la respalde". Según el presidente de Solartys, Xavier Pastor, "es trascendental que los diferente estamentos sociales trabajemos conjuntamente para concienciar, aún más, de los beneficios que aporta el aprovechamiento de la energía solar, generarla y autoconsumirla". Pastor se refiere a los beneficios económicos, "porque [el autoconsumo] supone un ahorro directo en la factura eléctrica y permite crear empleo de calidad y sostenible en el tiempo", pero no olvida los beneficios medioambientales, porque la autogeneración solar "permite reducir la emisión de gases de efecto invernadero y facilitar la transición energética a una sociedad 0 emisiones". Por todos esos beneficios, el presidente de Solartys considera "absolutamente necesario" derogar el Real Decreto de Autoconsumo que aprobó el pasado mes de octubre el Ejecutivo Rajoy: "ninguno de esos beneficios es posible -sostiene Pastor- sin un marco regulador no agresivo, facilitador y estable".

Rechazo unánime
El RD de Autoconsumo (RD 900/2015) que ha aprobado el Ejecutivo Rajoy ha sido rechazado por la inmensa mayoría de los actores del escenario energético nacional. Así, se han pronunciado explícitamente en su contra las cinco grandes organizaciones ecologistas (Greenpeace, WWF, Amigos de la Tierra, SEO/BirdLife y Ecologistas en Acción), las asociaciones de consumidores más importantes del país (Facua, OCU, Asgeco, etcétera), la Fundación Renovables, el Green Building Council España, la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, la Fundación Desarrollo Sostenible, los sindicatos Comisiones Obreras y UGT y todos los partidos políticos del nuevo arco parlamentario (todos, menos el PP, lógicamente). El rechazo parlamentario, además, se ha traducido en un Manifiesto -Compromiso de la sociedad a favor del derecho cívico al autoconsumo de energía- que firmaron 18 partidos políticos el pasado mes de julio y que ratificaron el 25 de febrero, en las dependencias del Congreso de los Diputados. Ese día, once formaciones políticas (que suman 227 diputados) presentaron el Acuerdo de Compromiso para el Desarrollo del Autoconsumo Eléctrico, un acuerdo que implica, para empezar, la aprobación -"en los primeros cien días de Gobierno"- de un Real Decreto Ley que acabará con el impuesto al sol.

Qué dice el RD
El Acuerdo de Compromiso de los 37 firmantes (11 partidos más 26 organizaciones sociales) prevé, como primera medida, "el reconocimiento del derecho al autoconsumo sin ningún tipo de cargo" (o sea, No al Impuesto al Sol), ya que el autoconsumidor en ningún momento hace uso de la red eléctrica. Los firmantes pretenden pues equiparar el autoconsumo a cualquier otra medida de ahorro o eficiencia energética. Ahora mismo, y tal y como está redactado el RD 900, los autoconsumidores tendrían que pagar una tasa (impuesto al sol) por cada kilovatio que generen con sus placas solares (aunque ese kilovatio sea autoconsumido instantáneamente) y otra tasa por la potencia que tenga la instalación solar de autoconsumo eléctrico en cuestión.

Lo que demandan la mayoría de los actores del escenario energético nacional, empezando por todas las asociaciones empresariales del sector de las energías renovables, es no gravar los kilovatios hora que genere la instalación si estos kilovatios solo recorren el cableado del propietario de la instalación (el cableado de su domicilio o de su empresa), es decir, no gravar aquellos kilovatios que genero en mi tejado o cubierta, recorren el cableado de mi propiedad y consume mi propio frigorífico o el horno de mi cocina (en fin, kilovatios que no utilizan la red de distribución en ningún momento, pues llegan directamente del sol a mi cocina).

Solartys ha hecho números y explica que un pequeño empresario, por ejemplo, que decida poner sobre la cubierta de su nave una instalación solar fotovoltaica de entre 50 y 100 kilovatios puede llegar a ahorrarse hasta un 16,76% en la factura. Según las estimaciones del clúster, la inversión necesaria para ejecutar esa instalación rondaría los 68.500 euros (si es de 50 kilovatios pico); y estaría en torno al doble si la cubierta FV tiene 100 kilovatios pico de potencia. Abajo, Solartys detalla ese y otros ejemplos.

Añadir un comentario