fotovoltaica

México

Aguascalientes: La española Prodiel y la china Sinohydro construirán para Neoen el parque fotovoltaico El Llano, de 375 MW

0
Un consorcio participado por la multinacional española Prodiel y Sinohydro, filial del grupo chino Powerchina, ha sido seleccionado por la compañía francesa Neoen para construir el parque fotovoltaico El Llano, que con 375 MW de potencia se levantará en el estado de Aguascalientes.
Aguascalientes: La española Prodiel y la china Sinohydro construirán para Neoen el parque fotovoltaico El Llano, de 375 MW

Según un comunicado conjunto de las firmas seleccionadas, en las 800 hectáreas que ocupará el proyecto "se instalarán más de un millón de paneles solares, que generarán un total de 880,5 GWh de energía al año, lo que equivale a un consumo anual de 441.000 familias mexicanas". Asimismo, se estima que evitará las emisiones de "más de 500.000 toneladas de CO2 anuales".

Mientras que se estima que el inicio de las obras será este año, la entrada en operaciones ocurrirá el próximo año, de un proyecto calificado como "Full EPC (modo llave en mano) incluyendo la planta fotovoltaica, la subestación elevadora en 400kV, una línea de Alta Tensión de 3 kilómetros y una subestación de maniobra, así como el O&M (operación y mantenimiento) durante los primeros 20 años de vida de la planta".

Por otra parte, en un comunicado de Neoen de marzo pasado en el que se daba cuenta de un acuerdo de financiación para el proyecto, se especifica que está ubicado a 20 km al este de la ciudad de Aguascalientes, en el estado homónimo, en el centro del país.

También que "se conectará directamente a la red de alto voltaje de la Comisión Federal de Electricidad (CFE)". El proyecto es presentado como uno de los ganadores de la tercera subasta de energía renovable del gobierno en noviembre de 2017, que "venderá alrededor del 70 % de la electricidad producida a un precio fijo e indexado de 18,93 dólares/MWh (precio correspondiente a los certificados de electricidad más energía verde) para un consorcio formado por CFE SSB (un organismo público), Iberdrola Clientes (una empresa de servicios públicos) y Menkent (una filial de la cementera Cemex)".

El contrato de compra tendrá una duración de 15 años para la electricidad y 20 años para los certificados de energía limpia desde su fecha de activación al final del segundo trimestre de 2020. El resto de la electricidad producida se venderá directamente en el mercado mexicano de electricidad.

Añadir un comentario