eólica

La Asociación Empresarial Eólica rechaza la inclusión de tecnologías no renovables en la taxonomía verde de la UE

0
La AEE recuerda que, según el marco regulatorio dispuesto en el Pacto Verde Europeo, el reglamento de la taxonomía verde tiene como propósito guiar a las empresas e inversores en sus planes de descarbonización, "identificando actividades y sectores económicos sostenibles y que contribuyan a la reducción de CO2 y otros gases causantes del cambio climático". Pues bien, la Comisión Europea ha propuesto incluir al gas y a la nuclear en su taxonomía verde; y la AEE acaba de difundir un comunicado en el que "rechaza la inclusión de tecnologías no renovables en la taxonomía verde de la UE".
La Asociación Empresarial Eólica rechaza la inclusión de tecnologías no renovables en la taxonomía verde de la UE

El objetivo de la taxonomía verde es encauzar inversiones hacia aquellos sectores esenciales para lograr la meta de la neutralidad climática en 2050. Y ahí llevan muchos años postulándose (como la solución más rápida para alcanzar el cero neto en CO2) las energías renovables, que no emiten gases de efecto invernadero (que son los desencadenantes del cambio climático). Las renovables no emiten CO2, como sí lo hacen por ejemplo el gas natural, el petróleo o el carbón. A pesar de ello, la Comisión Europea ha decidido incluir en su taxonomía verde al gas natural (y también a la nuclear), algo contra lo que ya se han pronunciado tanto la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA), como la Unión Española Fotovoltaica (UNEF). El rechazo de la Asociación Empresarial Eólica a la propuesta de la Comisión se había hecho sin embargo esperar. Hasta ayer: "el gas natural y la nuclear -sentencian desde AEE- no son energías renovables y su inclusión en la taxonomía verde puede generar confusión en los inversores, detrayendo fondos que deberían destinarse a las tecnologías renovables".

La Asociación matiza en todo caso: "si fuera necesario realizar inversiones en tecnologías no renovables para acompañar el proceso de transición energética, se debería establecer una taxonomía específica y transitoria con estrictos criterios que aseguren su minimización de impacto medioambiental y el cumplimiento efectivo de los objetivos de descarbonización europeos".

Los objetivos actuales en la UE de nueva capacidad eólica son de quince gigavatios (15 GW) por año en el periodo 2021-2025. "Sin embargo -advierten desde AEE-, para lograr el objetivo previsto de reducir en un 55% los gases de efecto invernadero, sería necesario instalar 30 GW/año hasta el año 2030".

Asociación Empresarial Eólica
«Si se permiten inversiones adicionales en Europa en infraestructuras de gas o nuclear para generación eléctrica o de hidrógeno de origen exclusivamente renovable, y aún cumpliendo éstas con los requerimientos de emisiones que les son exigidos, podemos afirmar que es previsible que las nuevas instalaciones estarán funcionando más allá de 2050, desplazando a parte de la generación renovable. Todo ello podría poner en peligro incluso el cumplimiento del objetivo de reducción de emisiones para 2030, y también el desarrollo de la industria eólica europea como uno de los pilares de la transición energética de la UE»

El sector eólico nacional considera así pues importante que la taxonomía europea "siga siendo una referencia internacional y una herramienta de coherencia que guíe las inversiones hacia la descarbonización en Europa; cualquier medida como la actual influye en adulterar su objetivo final".

El marco
España cuenta con una hoja de ruta sobre el desarrollo de las energías renovables en dos horizontes: 2030 y 2050. En ambos escenarios se contempla a la eólica como una tecnología protagonista de la transición energética. El Plan Nacional Integrado (PNI) de Energía y Clima 2021-2030 estima para 2030 una potencia eólica de 50,3 gigavatios, casi el doble de la potencia actual. Por otro lado, hay que tener en cuenta que hay una previsión para 2030 de 3 GW de eólica marina para España.

Pues bien, según la AEE los objetivos establecidos en ese Plan son realistas y coherentes para avanzar hacia la descarbonización al ritmo adecuado.

En España -recuerdan desde la Asociación- no hay planes de construir nuevas instalaciones nucleares o de gas. Y efectivamente sobre las centrales nucleares ya se ha acordado un calendario hasta 2035 de cierre paulatino entre el Gobierno y las empresas operadoras, mientras que, "respecto al gas -apuntan desde AEE-, en España hay suficientes centrales de gas e infraestructuras de importación y almacenamiento de gas para asegurar su aportación a la transición energética hasta 2050".

Pero la patronal del sector eólico alerta: "para el despliegue de las renovables en nuestro país es muy importante la aportación de fondos desde el extranjero, y, si se habilita la posibilidad de invertir en nucleares o en gas en otros países de la UE, la inversión financiera en renovables en España se podría ver afectada, condicionando el cumplimiento de los objetivos del país para la descarbonización total en 2050".

Otros sectores igualmente críticos con la propuesta de la Comisión Europea
Las objeciones a la inclusión del gas y la nuclear como tecnologías sostenibles no son en absoluto exclusivas de los sectores europeos de energías renovables. También se han puesto de manifiesto por parte, entre otros, de inversores con criterios ASG (ambientales, sociales de buena gobernanza) y los expertos independientes que asesoran a la Comisión Europea.

"Esperamos que en la tramitación del Acto Delegado complementario -apuntan desde AEE-, esas objeciones puedan tenerse en cuenta, y que el proceso pueda reorientarse hacia la taxonomía que necesitamos, con una diferenciación clara entre lo sostenible y lo que no lo es. Esto permitirá garantizar las inversiones necesarias hacia las tecnologías renovables, de tal modo que no se pongan en peligro los objetivos 2030 y 2050".

La Asociación Empresarial Eólica se define como la voz del sector eólico en España y defiende sus intereses. Con más de 260 empresas asociadas, representa a más del 90% del sector en el país, que incluye a promotores, fabricantes de aerogeneradores y componentes, asociaciones nacionales y regionales, organizaciones ligadas al sector, consultores, abogados y entidades financieras y aseguradoras, entre otros.

Artículos relacionados
La polémica propuesta de la Comisión Europea y las reacciones

Los bonos verdes soberanos de España reciben la máxima calificación medioambiental

Ribera insinúa que España podría desmarcarse de la polémica Taxonomía UE que considera verdes al gas y la nuclear

Añadir un comentario
¡Suscríbete!
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).