eólica

El brexit no asusta a Green Investment Group

El mayor parque eólico marino del mundo ya vierte electricidad a la red

1
Iberdrola ha conectado a la red eléctrica británica el parque eólico marino East Anglia One, que construye en aguas del Mar del Norte, a unos cincuenta kilómetros de la costa del condado inglés de Suffolk. De momento, el primero de sus 102 aerogeneradores, denominado WTG E19, ya ha suministrado energía eléctrica a la subestación terrestre ubicada en la localidad de Burstall. East Anglia One, cuyas obras concluirán el año que viene (2020), se convertirá entonces (con sus 714 megavatios de potencia) en el mayor parque eólico marino del mundo en operación (cubre un área de aproximadamente trescientos kilómetros cuadrados). El 12 de agosto Iberdrola suscribió un acuerdo con Green Investment Group (GIG), del grupo Macquarie, para la venta de una participación del 40% del parque por 1.630 millones de libras (unos 1.800 millones de euros). La operación quedó cerrada el pasado 2 de septiembre, tras recibir las pertinentes aprobaciones.
 
El mayor parque eólico marino del mundo ya vierte electricidad a la red

La compañía que preside José Ignacio Sánchez Galán anunció ayer que su filial ScottishPower Renewables, que ya ha instalado 25 turbinas en el emplazamiento a lo largo de este verano, irá conectándolas a la red paulatinamente. El parque eólico marino East Anglia One -informa Iberdrola- cubre un área de aproximadamente 300 kilómetros cuadrados y pasa por ser uno de los proyectos en desarrollo más relevantes de la compañía, que declara una inversión aproximada de 2.500 millones de libras. Cuando entre en operación, el año que viene, East Anglia One será el mayor parque eólico marino del mundo, al contar con una capacidad instalada de 714 megavatios (MW), con la que la empresa calcula abastecerá de energía a 630.000 hogares británicos.

Charlie Jordan, director del proyecto East Anglia One: “es un gran hito conectar la primera turbina a la red, que plasma los increíbles esfuerzos de todos, desde proveedores locales hasta empleados de los negocios nacionales e internacionales. Una vez en pleno funcionamiento, East Anglia One producirá la energía renovable que Reino Unido necesita, al mismo tiempo que proporcionará trabajos estables y oportunidades a la gente y negocios de la región"

Según Iberdrola, la construcción de East Anglia One "está impulsando la industria eólica marina en Europa, dando ocupación a más 1.300 personas en varios países -España, Reino Unido, Países Bajos, Emiratos Árabes Unidos- y siendo clave para varios sectores, como el naval". La empresa asegura que el proyecto ha tenido "un gran efecto tractor en España, ya que Iberdrola ha contado con la participación empresas locales como Navantia, Windar o Siemens-Gamesa para el desarrollo de buena parte de los componentes claves del parque".

Ed Northam, director ejecutivo en Reino Unido y Europa de Green Investment Group (GIG), empresa propietaria del 40% del parque: "la primera conexión a la red es importante para cualquier proyecto energético y felicito al equipo de ScottishPower Renewables que trabaja para East Anglia One desde Great Yarmouth. Se trata de una iniciativa importante para Suffolk y el Reino Unido y estamos deseando que llegue el día en que las 102 turbinas de última generación estén produciendo energía limpia”

Características de East Anglia One
102 aerogeneradores de Siemens Gamesa componen el parque (cada uno de ellos, de siete megavatios de potencia). Una vez instalados tendrán una altura total de 167 metros. Una subestación marina (Andalucía II), fabricada por Navantia en Puerto Real (Cádiz), será la encargada de recoger la electricidad producida por los aerogeneradores y transformar la tensión para poder trasladarla a la costa, de lo que se encargan dos cables de exportación en el fondo del mar, cada uno de cerca de 85 kilómetros. Estos cables se unen a otros seis subterráneos en tierra de unos 37 kilómetros, desde Bawdsey hasta un nuevo transformador terrestre en Burstall, que conecta el parque eólico marino a la red nacional. De las 102 cimentaciones tipo jacket, Navantia ha fabricado 42 en Fene (España) y Windar ha construido los pilotes en Avilés (Asturias). Las otras 60 cimentaciones las han fabricado Lamprell en los Emiratos Árabes Unidos y Harland & Wolff en Belfast.

Iberdrola declara una cartera de proyectos eólicos marinos superior a los 10.000 megavatios. La empresa desarrollará esa potencia "fundamentalmente, en torno a tres ejes: el Mar del Norte, el Mar Báltico y Estados Unidos". La compañía ha anunciado que va a invertir, durante el quinquenio 2018-2022, 13.260 millones de euros en su negocio renovable (que incluye no solo eólica marina, sino también terrestre y solar fotovoltaica). Actualmente, el grupo ya tiene en operación dos parques eólicos marinos: West of Duddon Sands, puesto en marcha en 2014 en el Mar de Irlanda; y Wikinger, en aguas alemanas del Mar Báltico y en funcionamiento desde diciembre de 2017.

En Estados Unidos, Iberdrola está promoviendo el mayor parque eólico marino a gran escala del país: Vineyard Wind. Situado frente a las costas del estado de Massachusetts, sus ochocientos megavatios de potencia (800 MW) serán capaces de atender las necesidades energéticas de un millón de hogares, según la compañía. En Alemania, Iberdrola se adjudicó, en abril de 2018, dos nuevas instalaciones en el Báltico con una potencia total de 486 MW: Baltic Eagle y Wikinger Süd. A estos nuevos parques se sumará Saint-Brieuc, en aguas francesas, cuya entrada en operación se prevé para 2022. Tendrá una potencia de 496 MW y estará ubicado frente a la costa de la Bretaña francesa, 20 kilómetros mar adentro.

La compañía asegura habrá instalado 2.000 MW eólicos marinos a finales de 2022, a los que se añadirán otros 1.000 más allá de ese año.

Tanto en Reino Unido como en Estados Unidos existen ambiciosos objetivos de nueva potencia eólica marina para los próximos años: 30.000 MW para 2030 en el primero y 25.000 MW en el segundo, con diferentes horizontes temporales.

Nota
El 12 de agosto de 2019 Iberdrola suscribió un acuerdo con Green Investment Group (GIG), del grupo Macquarie, para la venta de una participación del 40% en el parque East Anglia One por 1.630 millones de libras (unos 1.800 millones de euros), una operación cerrada el pasado 2 de septiembre, tras recibir las pertinentes aprobaciones.

Añadir un comentario
Enrique Zueco
Que son mucho más caros los mw eólicos marinos que los fotovoltaicos terrestres, aunque estos ocupan más hectáreas. Sin embargo en España, con mucho espacio de poco o nada aprovechamiento agrícola podría producir muchísima electricidad exportable por cable submarino de alta tensión a Inglaterra sur a menores costes.