biomasa

Nuevos informes de Bioenergy Europe e IEA Bioenergy reiteran la necesidad de apoyo a la bioenergía

2
El informe estadístico sobre bioelectricidad en la Unión Europea (UE) en 2019 de Bioenergy Europe y el anual sobre 2020 de los trabajos que lleva a cabo la sección de Bioenergía de la Agencia Internacional de la Energía (IEA Bioenergy) ponen de relieve los avances del sector, pero también las necesidades de apoyo e inversiones públicas y privadas y de más investigación. Bioenergy Europe pide además un marco regulatorio sólido para que prosperen las tecnologías de bioenergía con captura y almacenamiento de carbono (BECCS).
Nuevos informes de Bioenergy Europe e IEA Bioenergy reiteran la necesidad de apoyo a la bioenergía
Portada del nuevo informe anual de la IEA Bioenergy

Bioelectricity. Statistical Report 2021 es el primero de los informes estadísticos que Bioenergy Europe publica anualmente. Recuerda de entrada que dos tercios de la generación de electricidad en la UE todavía provienen de fuentes no renovables y, de ellos, el 38 por ciento de combustibles fósiles intensivos en carbono. Consideran que la bioenergía resulta indispensable para el escenario cien por cien renovable que busca la UE con fuentes variadas, porque “contribuye sustancialmente a la descarbonización, la integración sectorial y la estabilidad del sistema eléctrico”.

Actualmente la bioenergía es la tercera fuente principal de electricidad renovable tras la hidráulica y la eólica, y produce el 5,3 por ciento de la electricidad en la UE27 y el 15,4 por ciento de la renovable eléctrica total. El 72 por ciento se genera en plantas de cogeneración y el 28 por ciento en centrales térmicas convencionales. El informe sostiene que “la cogeneración es una de las tecnologías más apropiadas para mejorar la eficiencia energética, apoyar la penetración de las renovables, aportar más flexibilidad e implementar la visión de integración del sector”.

Como se especificaba en el informe estadístico del pasado año, el peso del Reino Unido en la electricidad producida con biomasa es importante de cara a las estadísticas pre y post brexit. Tomando la UE27, en 2019 los mayores productores de bioelectricidad fueron Alemania (4,375 kilotoneladas equivalente de petróleo, ktep), Italia (1,647 ktep) y Finlandia (1,110 ktep).

Apoyo a tecnologías de emisiones negativas
Bioenergy Europe destaca especialmente el enorme aumento en Dinamarca y Finlandia de la participación de las energías renovables en el consumo final bruto de la electricidad, alcanzando respectivamente el 65 y el 38 por ciento. “Ambos países dependen en gran medida de la bioelectricidad, que en 2019 proporcionó, respectivamente, el 20,2 y el 19,4 por ciento de la producción bruta total de electricidad”.

A partir de esta exposición, Bioenergy Europe establece cinco recomendaciones que se centran en la necesidad de inversiones y apoyo público para el desarrollo de proyectos, en reconocer los valores de flexibilidad y disponibilidad, pero también sus costos e impulsar la investigación y el desarrollo (I+D). Citan sobre todo el apoyo a tecnologías de emisiones negativas como BECCS, con un marco regulatorio sólido y el establecimiento de un mecanismo de certificación de eliminación.

Más tiempo y recursos para las biorrefinerías
Algo similar pide la IEA Bioenergy para las biorrefinerías, uno de los tres grandes temas que aborda en su informe anual sobre bioenergía antes de abordar las doce tareas que tiene encomendadas en este campo. Consideran que “las cadenas de valor de las biorrefinerías se encuentran en desarrollo y aún ha de invertirse tiempo y recursos en mejorar su comprensión y así valorar el impacto que tienen en la sostenibilidad, la bioeconomía y la economía circular”.

Otro de los temas que aborda se centra en defender la sustitución de combustibles fósiles por biomasa procedente de bosques gestionados de forma sostenible, sobre todo después de que “en los últimos meses, reportajes y medios de comunicación han expresado preocupación por los efectos climáticos derivados del uso de biomasa forestal”.

El tercer tema, que es destacado por la Asociación Española de Biomasa (Avebiom) en su resumen del informe, defiende que “la descarbonización del sector del transporte solo podrá alcanzarse combinando movilidad eléctrica renovable con biocarburantes”. IEA Bioenergy asegura que existe suficiente biomasa disponible para promover el despliegue a gran escala de biocarburantes y que los vehículos actuales pueden adaptarse sin problema.

Doce tareas sin participación de España
A continuación el informe repasa las doce tareas de la IEA vinculadas a la bioenergía, con objetivos, presupuestos y plazos definidos. Señalan que hasta ahora se habían centrado más en la investigación, desarrollo y demostración y que  en estos momentos se enfatiza cada vez más en el despliegue a gran escala y en todo el mundo.

De cada una de las doce tareas se exponen y analizan las áreas que cubren, los países que participan, el progreso en I+D, el programa en el trabajo de despliegue y la conexión o interconexión entre ellas. España no participa en ninguna, mientras que países como Austria está en siete, Irlanda en seis, Italia en cuatro y Francia en dos. La participación incluye una inversión que de media ronda los 12.300 euros por país.

Las tareas son: combustión de biomasa (32), gasificación de biomasa y residuos (33), licuefacción termoquímica directa (34), valorización de residuos para obtener materiales y energía en una economía circular (36), biogás (37), comercialización de biocarburantes convencionales y avanzados a partir de biomasa y otras materias primas renovables (39), desarrollo de cadenas de valor de base biológica (40), análisis de sistemas de bioenergía (41), biorrefinerías (42), integración del suministro de biomasa sostenible para bioenergía dentro de la bioeconomía (43), integración flexible de bioenergía en el sistema (44) y efectos en el clima y la sostenibilidad de la bioenergía dentro de la bioeconomía (45).

Añadir un comentario
Josep Ribés
Es posible aprovechar el metano de los purines, al mismo tiempo que se desinfectan y se enriquecen en nitratos y se mejoran cómo abonos. Si es en macrogranjas es más fácil, pero hay que desarrollar tecnología para granjas más pequeñas. No todo está en criticar las maccro-granjas.
Josep Ribés
Biomasa, gestión del territorio, despoblación, bioenergía, prevención de incendios y gestión forestal son lo mismo, no existen unas sin las otras.
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).